Domingo, 16 de junio de 2024

Jorge Glas, detenido en La Roca, se habría descompensado por no comer, dice el SNAI

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

8 Abr 2024 - 17:29

Según un reporte policial, el exvicepresidente Jorge Glas habría ingerido medicamentos ansiolíticos, antidepresivos y sedantes y se intoxicó.

El exvicepresidente Jorge Glas siendo escoltado por miembros de la Policía antes de su traslado a la prisión La Roca en Guayaquil, en el Aeropuerto de Quito, el 6 de abril de 2024.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

8 Abr 2024 - 17:29

El exvicepresidente Jorge Glas siendo escoltado por miembros de la Policía antes de su traslado a la prisión La Roca en Guayaquil, en el Aeropuerto de Quito, el 6 de abril de 2024. - Foto: AFP y Policía de Ecuador

Según un reporte policial, el exvicepresidente Jorge Glas habría ingerido medicamentos ansiolíticos, antidepresivos y sedantes y se intoxicó.

Cerca del mediodía del 8 de abril de 2024, la Policía Nacional reportó una alerta relacionada con el exvicepresidente del correísmo, Jorge Glas, en la Cárcel de La Roca, en Guayaquil. El político habría ingerido medicamentos.

"Se presume el diagnóstico de coma profundo autoinducido provocado por la ingesta de medicamentos ansiolíticos, antidepresivos y sedantes", se lee en un parte policial al que PRIMICIAS tuvo acceso.

Según ese reporte, la Directora Distrital de Salud de Pascuales, norte de Guayaquil, revisó la primera evaluación de Glas, quien "no responde a los estímulos". Los medicamentos habrían ingresado a la prisión con autorización del centro penitenciario.

Tras esta revisión, Glas fue trasladado desde la cárcel de La Roca hacia el Hospital Militar, para una valoración con especialista de neurología, medicina interna y cardiaca.

Tres horas después del incidente, que ocurrió a las 12:00, fuentes oficiales informaron que Glas se mantiene en el Hospital Naval de Guayaquil y que sus signos vitales son estables.

La versión oficial

Luego de varias horas de silencio, la tarde del 8 de abril de 2024, el Servicio de Atención a Privados de Libertad (SNAI) emitió un comunicado oficial sobre la situación de Jorge Glas.

La entidad indicó quem tras el conteo de rutina, Glas no contestó a los llamados de los agentes de la prisión por lo que se activaron los protocolos de seguridad y atención de salud.

"Se determinó que la persona privada de la libertad, Jorge Glas, sufrió una posible descompensación por su negativa a consumir los alimentos provistos por este Servicio de Estado, durante las últimas 24 horas", reportó el SNAI.

Este organismo no incluyó ninguna información respecto a la ingesta de medicinas, ni sobre el supuesto coma inducido que constaba en el parte policial sobre el traslado de Glas al hospital.

Al final, el SNAI indicó que Glas está estable y que permanecerá en observación durante las próximas horas, hasta su retorno a la Cárcel La Roca.

Las reacciones

Tras conocer sobre el incidente médico de Jorge Glas, una de las primeras reacciones fue del expresidente Rafael Correa.

Además, a través de un comunicado, la defensa jurídica de Glas denunció "a la comunidad nacional e internacional los atropellos y violaciones a los Derechos Humanos a los que ha sido sometido el ex segundo mandatario". Los abogados reiteraron que la vida de Glas corre peligro.

El abogado Andrés Villegas Pico relató que fue a ver a Glas a las 13:30, en la Cárcel La Roca. Pero el Director de esa prisión le habría contado que, en la mañana, tras el conteo habitual de los presos, el exvicepresidente no apareció.

Y que a las 08:30 fue encontrado en su celda "sin despertar". Por lo que luego del medio lo trasladaron al Hospital Militar.

El traslado a La Roca

El exvicepresidente Jorge Glas fue detenido la noche del viernes, 5 de abril de 2024, en la Embajada de México, en Quito. El político se había refugiado en ese sitio desde diciembre de 2023.

Horas antes de su captura, México había anunciado su intención de conceder un asilo a Glas. Pero, antes de que esto se concrete, equipos policiales ingresaron a la legación diplomática y arrestaron a Glas.

Tras una breve estancia en la Unidad de Flagrancia, en Quito donde fue sometido a una evaluación médica, el exfuncionario fue trasladado a la Cárcel de Máxima Seguridad de La Roca.

Glas tiene pendiente cumplir más de dos años de la condena de ocho años por los casos Odebrecht y Sobornos. Además, tiene una orden de prisión preventiva por la reconstrucción de Manabí.