Sábado, 13 de abril de 2024

Juicio político: la suerte de Fausto Murillo en manos de la bancada de gobierno

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

27 Feb 2024 - 17:51

Correístas y socialcristianos están dispuestos a votar por la censura y destitución de Fausto Murillo. La bancada del gobierno podría inclinar la balanza a favor del funcionario.

Fausto Murillo, presidente del Consejo de la Judicatura. Guayaquil, 28 de diciembre de 2022.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

27 Feb 2024 - 17:51

Fausto Murillo fue presidente temporal del Consejo de la Judicatura. Ahora se lo acusa de arrogarse funciones. - Foto: Consejo de la Judicatura

Correístas y socialcristianos están dispuestos a votar por la censura y destitución de Fausto Murillo. La bancada del gobierno podría inclinar la balanza a favor del funcionario.

La Asamblea llega nuevamente sin certezas a la votación de un tema álgido: el juicio político al vocal y exvocal del Consejo de la Judicatura (CJ), Fausto Murillo y Juan José Morillo, respectivamente.

La presidenta encargada del Legislativo, Viviana Veloz, de la Revolución Ciudadana, convocó para el miércoles 28 de febrero de 2024 al pleno para la interpelación, pero hasta la tarde del martes 27 de febrero, no había los 92 votos para censurar a Morillo y censurar y destituir a Murillo.

Eso, pese a que en la Comisión de Fiscalización se aprobó recomendar la censura y destitución de ambos, con los votos de la alianza conformada por Revolución Ciudadana, Partido Social Cristiano (PSC) y el bloque gobiernista de Acción Democrática Nacional (ADN).

El PSC se ratifica. Carlos Vera, que es el asambleísta que sustenta este caso, asegura que durante el proceso se han presentado las pruebas suficientes para que los legisladores voten a favor de la interpelación.

Las acusaciones contra Murillo y Morillo son:

  • Tráfico de influencias.
  • No entregar el Palacio de Justicia de Portoviejo.
  • Incumplimiento de la homologación salarial en la Judicatura.
  • Arrogación de funciones, en el caso de Fausto Murillo.

El correísmo, por su parte, se empeña en aclarar que no ha sido nunca proponente de este juicio político. Sin embargo, votará a favor de la censura y destitución, coincidiendo, una vez más, con sus aliados del PSC.

La incertidumbre llega desde la bancada oficialista. ADN se reúne la tarde del 27 de febrero para revisar los documentos que sustentan el juicio político y llegar a la votación con una postura definitiva.

Sin embargo, la jefa (e) de la bancada, Inés Alarcón, dio algunas pistas: "Murillo debería quedarse y quien ya está afuera (Morillo) debería ser censurado, pero de inicio no encontramos los elementos suficientes para un juicio político", señaló.

No debemos hacerlo, en este caso, simplemente por riñas. Más bien, debería ser completamente técnico el informe que emita Fiscalización y sobre eso hacer o no un juicio político.

Inés Alarcón, ADN

La reacción del PSC

Tanto en filas correístas como socialcristianas hay incertidumbre por el giro del oficialismo que pese a votar a favor del juicio político en la Comisión de Fiscalización, podría tomar otro rumbo en el pleno.

Vicente Taiano, del PSC, hizo un llamado a la "coherencia" entre lo que se votó en la comisión y lo que suceda en el pleno el 28 de febrero. Según su criterio, PSC, RC y ADN deberían ratificar con sus votos por la censura y destitución.

Taiano, también calificó como "calumnias y falacias" las afirmaciones de otros asambleístas en el sentido de que el PSC es el más interesado en la salida de Murillo, porque quien lo reemplazaría en el Consejo de la Judicatura es cercana a esa organización política.

"La posición de ADN es fundamental. Esos votos son necesarios para poder llegar a los 92 que establece la ley. Habrá que esperar, hay especulaciones, pero seremos responsables y esperaremos la votación para pronunciarnos", dijo Taiano.

Otras posturas legislativas

El legislador de Sociedad Patriótica, Lucio Gutiérrez, dijo que el bloque de independientes, que aglutina a unos 15 legisladores, votará en contra de la censura y destitución, sobre todo, de Murillo.

"Hay detrás de eso una aparente maniobra política para apoderarse de la Judicatura en vista de que está próxima la elección de nuevos jueces y se huele a metedura de mano en la justicia. Es una maniobra del Partido Social Cristiano, eso está clarísimo", señaló Gutiérrez.

Por su parte, la bancada de Construye tenía previsto reunirse el 27 de febrero para tomar una postura.