Lenín Moreno reorganizó el servicio exterior con 21 movimientos

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

11 Ene 2021 - 0:01

El 22 de mayo de 2019 los miembros del Servicio Exterior conmemoraron el Día del Diplomático en la Cancillería. - Foto: @CancilleriaEc

Lenín Moreno reorganizó el servicio exterior con 21 movimientos

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

11 Ene 2021 - 0:01

Desde 2017, el Ejecutivo ordenó el cierre de 14 sedes diplomáticas ecuatorianas. Seis de esas decisiones se ejecutaron por la austeridad durante la pandemia.

La reorganización del servicio exterior por parte del presidente Lenín Moreno empezó con la reapertura de la Embajada en Países Bajos, en mayo de 2018. En total, las modificaciones hechas en la diplomacia suman 21.

También en 2018 se reabrió la embajada en Bélgica y se reorganizó la de Austria. Además se cerraron tres sedes diplomáticas (Angola, Argelia y Bielorrusia) y dos consulados (Minneapolis en Estados Unidos y Alicante en España).

En 2019, le siguieron los cierres de las embajadas en Nigeria y Etiopía y el consulado en Bombay (India). Ese mismo año se fusionó la representación ante la Unión Europea con la Embajada en Bruselas.

Pero la mayoría de cambios se dieron en 2020, durante el clímax de la ‘coronacrisis’. El 19 de mayo, el presidente Moreno anunció medidas para “evitar el derrumbe de la economía nacional”.

En ese momento, el Primer Mandatario ordenó el cierre de las embajadas en Malasia, Irán y Nicaragua. Lo mismo se aplicó con la representación ante la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y los consulados en Tapachula y de Valencia, en Venezuela.

En esa ocasión, Moreno mencionó también a la Secretaría del Parlamento Andino. Y agregó que 10 embajadores regresarían al país, así como otros 70 funcionarios del Servicio Exterior.

En diciembre pasado, el canciller Luis Gallegos confirmó a PRIMICIAS que el 96% de esas disposiciones se cumplieron. “Lo que no se ha cumplido ha sido debido a la pandemia”, dijo.

Explicó que, en algunos casos, se demoró el traslado del personal al país por las medidas de restricción en cada Estado.

Además, el jefe de la diplomacia ecuatoriana contó que no se concretó el cierre del Consulado en Hamburgo en Alemania. “Se hizo una reevaluación de la importancia por el sector bananero(…) y el Presidente aceptó que se mantenga”.

Hubo un análisis cuidadoso de cada uno de los casos, tampoco se trata de romper relaciones tradicionales de hermandad y de necesidad.

Luis Gallegos, Canciller

Sobre la terminación de contrataciones de personal en otros países, Gallegos dijo que es un tema en el que se avanza porque se evalúan asesores legales en cada locación.

A estos cambios, se suma el viraje en la política exterior y la reapertura de la Academia Diplomática, para retomar la formación de los funcionarios de carrera en el servicio exterior.

Noticias relacionadas