Daniel Salcedo, su hermano y un contador, centro de cuatro juicios

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

17 Sep 2020 - 0:03

Daniel Salcedo, investigado por la Fiscalía por el presunto delito de peculado en el hospital de Ceibos, sufrió un accidente de avioneta, el 8 de junio. - Foto: PRIMICIAS

Daniel Salcedo, su hermano y un contador, centro de cuatro juicios

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

17 Sep 2020 - 0:03

La Fiscalía procesa a 30 personas por integrar la red de corrupción en los hospitales del IESS de Guayaquil. Daniel y Noé Salcedo Bonilla y el contador Jorge San Lucas Vanegas son el centro de la investigación.

La investigación de la Fiscalía por la corrupción en los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Guayaquil se ha concretado en cuatro procesos penales paralelos. Todos por diferentes delitos.

El elemento común es Daniel Salcedo Bonilla, el dueño de empresas que guarda prisión en Quito.

Salcedo es el centro de la red que operó en los hospitales Teodoro Maldonado Carbo, al sur y Los Ceibos, al norte.

Hasta el 16 de septiembre de 2020, la Fiscalía ha procesado a 30 personas, en cuatro casos diferentes:

  • Lavado de activos
  • Asociación ilícita
  • Peculado
  • Fraude procesal

Este último proceso, el de fraude procesal, surge a raíz del fallido intento de fuga de Daniel Salcedo y que terminó en un accidente aéreo en Perú. La Fiscalía investiga la falsificación de documentos para lograr la huida.

Un allanamiento, punto de partida

El escándalo en los hospitales del IESS tiene su origen el 3 de junio de 2020 cuando la Fuerza de Tarea de la Fiscalía, creada para investigar la corrupción en plena pandemia, allanó la casa del expresidente Abdalá Bucaram Ortiz, en la ciudadela Kennedy, norte de Guayaquil.

Allí se encontraron pruebas rápidas; el exmandatario dijo que eran donaciones. Y aunque la Fiscal General, Diana Salazar, aseguró que Bucaram sería procesado por delitos de corrupción, «porque había todos los elementos necesarios», eso nunca ocurrió.

El exmandatario no está implicado en ninguno de los cuatro casos de corrupción en el IESS. Él enfrenta otros procesos.

Las 30 personas actualmente investigadas por asociación ilícita, peculado, lavado de activos y fraude procesal se conectan a través de los hermanos Salcedo Bonilla y el contador particular Jorge San Lucas (ver gráfico).

15 procesados por asociación ilícita

El caso más importante para la Fiscalía es el de asociación ilícita. En él hay a 15 involucrados, entre ellos los hijos del expresidente Bucaram: Jacobo, Michel y Dalo, además de la esposa de este último Gabriela Pazmiño. Todos con orden de prisión preventiva.

Allí también constan los hermanos Noé y Daniel Salcedo y exdirectivos del hospital Teodoro Maldonado Carbo, como Luis Jairala Zunino y el roldosista Jorge Henriques. Este último fue asambleísta alterno de Gabriela Pazmiño.

Además, están involucrados conocidos empresarios de Guayaquil, como Federico Zenck y Karina Cadena.

Pero la mayor pena de cárcel que está en juego, hasta 13 años, es por el caso de peculado, el delito más grave de los cuatro.

Las investigaciones se centran en el hospital Los Ceibos, por la compra de insumos médicos. En este caso la principal acusada es la exgerenta Susana Mera, así como funcionarios vinculados a las compras y proveedores. De hecho, el escándalo de Salcedo se destapó por una compra con sobreprecios de bolsas de cadáveres.

Seis empresas investigadas

El tercer proceso es el lavado de activos que tiene como sede la provincia de El Oro, porque en Huaquillas se capturó a Noé Salcedo, hermano de Daniel, cuando intentaba cruzar la frontera con Perú.

En este caso hay cinco personas involucradas. Además de ellas, se investiga a seis empresas vinculadas a Daniel Salcedo, entre ellas HDC Producciones, que tuvo contratos en el actual Gobierno de Lenín Moreno y en el anterior, de Rafael Correa.

HDC Producciones recibió contratos con varias entidades públicas, el más costoso con la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT EP): superaba los USD dos millones, para promoción e imagen institucional.

Producto de ello la justicia ordenó el embargo de bienes y cuentas bancarias de las personas naturales y jurídicas señaladas.

CNT reaccionó el 2 de septiembre de 2020 en un comunicado. Reconoció la vigencia del contrato con HDC Producciones, aunque luego, ante el escándalo de Daniel Salcedo, la CNT decidió liquidarlo.

Noticias relacionadas