Red de sobornos de Seguros Sucre se extendió al Ministerio de Defensa

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

6 May 2021 - 0:05

Una imagen de las instalaciones de Seguros Sucre, en 2019 - Foto: Seguros Sucre/Página

Red de sobornos de Seguros Sucre se extendió al Ministerio de Defensa

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

6 May 2021 - 8:02

Documentos de una corte estadounidense revelan el esquema de operación de la red para ganar y mantener contratos a cambio de sobornos.

El Ministerio de Defensa fue uno de los ‘clientes’ de la red de sobornos. Este esquema involucró a Juan Ribas Domenech, exdirector ejecutivo de Seguros Sucre, durante el gobierno de Rafael Correa.

El esquema de coimas que involucra a la Cartera de Estado fue descifrado en Estados Unidos. Los nombres de los involucrados, los montos y los movimientos forman parte de los documentos del Departamento de Justicia de ese país.

Estos hechos se ventilaron en el juicio en contra del colombiano Felipe Moncaleano, exdirector ejecutivo de la reaseguradora JLT Re Colombia.

Moncaleano se declaró culpable de conspiración para violar la Ley estadounidense de Prácticas de Corrupción en el Extranjero (FCPA) y conspiración para lavar dinero.

El colombiano fue sentenciado a seis años de prisión, a pagar USD 50.000 de multa y se le embargaron USD 3,1 millones.

Además de Moncaleano y Ribas, en el juicio en Estados Unidos, fueron mencionados José Gómez y Roberto Heinert.

Gómez y Heinert son copropietarios de una empresa registrada en Panamá que operaba desde Miami, Florida. Esta empresa intermediaria ayudó a obtener y mantener contratos con Seguros Sucre

Entre 2013 y 2018, Moncaleano y otras personas, incluidos Gómez y Heniert, prometieron pagar sobornos. La cifra ascendía USD 3,1 millones e iba dirigida a funcionarios del gobierno de Ecuador.

El reaseguro de Defensa

En junio de 2013, la empresa de Moncaleano, que era una filial de la reaseguradora británica Jardine Lloyd Thompson, recibió de Seguros Sucre un contrato como reaseguradora del Ministerio de Defensa.

El convenio era para el período 2013-2014.

Sin embargo, a finales de 2013, Seguros Sucre informó a Moncaleano que no renovaría esa póliza.

Semanas después, ya entrado el 2014, Moncaleano entró en contacto Gómez y Heinert. El objetivo era que su empresa sirva como intermediaria y ayudara a mantener el contrato con el Ministerio de Defensa.

Gómez y Heinert arreglaron reuniones entre los representantes de la aseguradora de Moncaleano y los funcionarios de Seguros Sucre, comandados por Ribas Domenech.

Después de esta cita, Seguros Sucre acordó mantener la póliza de reaseguros del Ministerio de defensa con Moncaleano.

Para lograr este acuerdo, Moncaleano y sus co-conspiradores (Gómez y Heinert) acordaron pagar sobornos a Ribas y otros funcionarios de Seguros Sucre.

Para completar la transacción, en mayo de 2014, Moncaleano aprobó incluir a la compañía de Gómez y Heinert como un tercer socio en el negocio con Seguros Sucre y el Ministerio de Defensa.

Los pagos

Moncaleano accedió a que el pago de todas las comisiones o sobornos referentes a este negocio se acrediten a la cuenta de la compañía de Gómez y Heinert, en Panamá.

En septiembre de 2014, la empresa de Moncaleano acordó pagar a la empresa panameña una comisión de USD 1,8 millones por el contrato 2013-2014. Y una comisión del 8% por el contrato del período 2014-2015.

Pese al pedido inicial de que los pagos se hicieran en un banco en Panamá, finalmente, Moncaleano pagó las comisiones a través de cuentas en Estados Unidos, Panamá y Suiza.

Una de esas cuentas, específicamente la de Suiza, fue abierta por Gómez el 4 de junio de 2014. Para esta operación, contó con la ayuda de un asesor financiero que también formaba parte del esquema de sobornos y del lavado del dinero.

Otro ejemplo que recoge el expediente es que entre el 2 y el 28 de octubre de 2014, Moncaleano ordenó 11 transferencias desde una cuenta bancaria de su compañía por USD 6,5 millones.

Además, Moncaleano y sus socios en Panamá acordaron pasar parte de esas comisiones a Ribas como su pago por asegurar que Sucre diera los contratos a la firma del colombiano.

El sistema de lavado

Entre junio de 2014 y junio de 2016, Moncaleano, Gómez, Heinert y Ribas se involucraron en un sistema de lavado de dinero.

Gómez y Heinert, por ejemplo, crearon una cuenta corriente en Suiza, que se fundó exclusivamente con el dinero que Moncaleano pagó por los sobornos. Cerca de USD 682.000 en efectivo.

Moncaleano también pagó USD 1,9 millones a una cuenta en Suiza. Esta cuenta era manejada por una compañía que había sido designada por Ribas para su beneficio.

La mayoría de esas transferencias se hicieron desde cuentas basadas en Estados Unidos, manejadas por una compañía radicada en las Islas Caimán.

A través de la cuenta en Suiza, Gómez y Heinert lavaron una parte de los USD 2,6 millones que recibieron de las cuentas estadounidenses controladas por Ribas.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas