Gobierno termina otro contrato con empresa vinculada a caso Sobornos

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

26 Ago 2020 - 0:03

Uno de los viaductos que contempla la vía Manta - Colisa y que está a medio término. - Foto: API

Gobierno termina otro contrato con empresa vinculada a caso Sobornos

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

26 Ago 2020 - 7:09

La vía Manta – Colisa, de apenas 21 kilómetros debía entregarse en marzo de 2019. Hoy está abandonada. La obra de USD 100 millones fue adjudicada de forma directa a Consermin, involucrada en caso Sobornos.

La vía Manta – Colisa tiene apenas 21 kilómetros: bordea la ciudad y cuesta al Estado casi USD 100 millones. Es decir, un promedio de USD 5 millones por kilómetro, lo que la convierte en el eje vial más caro de la historia de Ecuador.

Su entrega estaba programada para marzo de 2019. La obra suma 17 meses de atraso y una serie de irregularidades: no solo porque la Contraloría emitió un informe con indicios de responsabilidad penal, sino porque la empresa ejecutora, Consermin, es una de las sentenciadas del caso Sobornos 2012-2016.

Los trabajos formalmente se paralizaron el 8 de agosto de 2019. Tuvo que pasar casi un año para que, en mayo de 2020, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) declare la terminación unilateral del contrato.

El MTOP da el contrato por terminado en medio de la pandemia y que sin todavía pueda ejecutarse.

La constructora ha instaurado varias acciones legales para evitar esa medida y, luego, ser declarada contratista incumplida. Eso trae consigo una serie de sanciones, entre ellas, la prohibición de contratar con el Estado por, al menos, cinco años.

Tras el término del contrato de forma unilateral, viene un largo proceso legal-administrativo. La vía de los USD 100 millones está a medio hacer. PRIMICIAS realizó un recorrido el lunes 24 de agosto, a lo largo de esos 21 kilómetros, y encontró todo abandonado.

Obra de la era Correa

La historia comienza el 30 de marzo de 2017, cuando apenas le quedaban dos meses al gobierno de Rafael Correa. Ese día la empresa pública Ecuador Estratégico firmó el contrato para la construcción de la carretera, vía emergencia, es decir, no hubo concurso público; se adjudicó directamente a Consermin.

En un inicio el presupuesto era de USD 83,6 millones, pero por obras complementarias el monto aumentó a USD 99,8 millones.

Su elevado costo obedece a que la vía contempló las siguientes características:

  • Rampas de empalme
  • Carriles de aceleración y desaceleración de enlace en 12 puntos
  • Tres intersecciones
  • Seis kilómetros de ciclovía
  • 7,2 kilómetros de carriles de servicio
  • 500 metros de camino afirmado
  • Siete intercambiadores o distribuidores de tráfico

La construcción inicia en el cantón Jaramijó y cruza Manta, hasta llegar a la carretera E15, que a su vez se empata con la Ruta del Spondylus. Además, está a cinco kilómetros del puerto de Manta.

Glas, Bernal y compañía

Era la época cuando el exvicepresidente Jorge Glas estaba al frente del Comité de Reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril de 2016. El secretario general de la Reconstrucción era Carlos Bernal.

El primero guarda prisión en Latacunga por una pena de seis años de prisión en el caso Odebrecht y el segundo enfrenta una investigación en la Fiscalía por manejos irregulares de fondos públicos en un proceso que lleva más de un año estancado.

Contraloría interviene

“En 2017, a 48 horas de posesionarse, Glas convoca con Bernal a una reunión en el hotel Oro Verde de Manta y legalizan casi 600 contratos por un monto de USD 2.900 millones, entre ellos está la Manta – Colisa”, cuenta Patricio García, actual miembro de la Comisión Anticorrupción en Manabí y quien fue Director Regional de la Contraloría en esa provincia.

Desde ese cargo elaboró un informe sobre las principales obras de la reconstrucción, entre ellas, la vía de Manta-Colisa.

La Contraloría concluye que la obra incumple la Ley Orgánica de Solidaridad que se promulgó luego del terremoto con el objetivo de crear impuestos y financiar la reconstrucción.

De hecho, el 60% del financiamiento de la vía Manta-Colisa (casi USD 60 millones) provino de la Ley Orgánica de Solidaridad (ver gráfico).

“La norma ordenaba que los fondos eran para reconstrucción y rehabilitación económica, existía una carretera en buenas condiciones que no fue afectada por el terremoto”, denuncia García.

¿Por qué se hizo la vía? La Secretaría de Reconstrucción no tiene una respuesta clara, pese a los requerimientos de PRIMICIAS.

El proyecto vial no sufrió afectaciones post terremoto, pues se encontraba transitable”, precisa el informe de Contraloría.

La millonaria Consermin

La vía Manta - Colisa durante un recorrido realizado por PRIMICIAS el pasado 24 de agosto de 2020.

La vía Manta – Colisa durante un recorrido realizado por PRIMICIAS el pasado 24 de agosto de 2020. API

Consermin son las siglas de Construcciones y Servicios de Minería S.A. Según el portal de la Superintendencia de Compañías se fundó en 1990 y se dedica a la “construcción de obras civiles y de toda clase de infraestructura”. Tiene un capital suscrito de USD 12,5 millones.

Su gerente general es Ramiro Galarza, quien a su vez es el accionista mayoritario de la empresa.

Galarza es uno de los 10 empresarios que fueron encontrados culpables en el caso Sobornos 2012 – 2016, una trama de corrupción que funcionó en el gobierno anterior.

Esa red consistía en financiar las campañas electorales de Alianza PAIS a cambio de contratos con el Estado. Los recursos sirvieron para las campañas de 2013 y 2014.

Por ello, Galarza enfrenta una condena de ocho años de prisión, que ya fue ratificada en segunda instancia y actualmente el proceso está en la Corte Nacional de Justicia, por un recurso de casación.

Galarza afrontó el proceso en libertad. El 5 de septiembre próximo está convocada la audiencia de casación para conocer si su sentencia queda o no en firme.

Según la Fiscalía, Consermin desembolsó USD 428.385 en cruce de facturas y entregas en efectivo por USD 70.000 entre noviembre de 2012 y enero de 2014.

La beneficiaria -según la sentencia- fue María de los Ángeles Duarte, quien era Ministra de Transporte y está refugiada en la embajada de Argentina en Quito desde el 12 de agosto de 2020.

Consermin una serie de contratos con el Estado. durante la década de gobierno de Rafael Correa. En esa época la constructora tuvo ingresos por USD 539 millones.

En ese periodo obtuvo al menos 20 contratos con el Estado que ascienden a USD 338 millones, según investigaciones judiciales.

Respuesta de Consermin

En respuestas enviadas a PRIMICIAS, Ramiro Galarza echa la culpa a Ecuador Estratégico por los atrasos de la vía. “Hay tramos enteros que no han podido ser intervenidos porque el contratante nunca logró hacer las expropiaciones”, señala el empresario.

Asegura que los incumplimiento de Ecuador Estratégico fueron permanentes, por eso no se pudo entregar la vía el 30 de marzo de 2019, como estaba previsto.

Ahora el asunto está en manos del Ministerio de Transporte y Obras Públicas que absorbió a Ecuador Estratégico el pasado 17 de agosto, que fue eliminada dentro del plan de austeridad del Gobierno de Lenín Moreno.

La empresa pública Ecuador Estratégico era la ejecutora de las obras de la reconstrucción.

Según el portal de la Superintendencia de Compañías, Consermin es proveedora de servicios del Estado. Pero si la terminación unilateral del contrato con la extinta Ecuador Estratégico queda en firma no podrá hacer negocios con el Estado por los próximo 5 años.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas