El voto nulo tiende a ser mayor en la segunda vuelta electoral

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

24 Mar 2021 - 0:05

Una ciudadana recibe las papeletas electorales en un recinto de Cuenca, durante las elecciones presidenciales y legislativas del 7 de febrero de 2021. - Foto: API

El voto nulo tiende a ser mayor en la segunda vuelta electoral

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

24 Mar 2021 - 0:05

La opción de anular el sufragio el 11 de abril de 2021 vuelve a tomar fuerza después de la decisión del movimiento indígena. Los votos nulos, al igual que los blancos, no cuentan como válidos, es decir que reducen el universo en el que se calcula los ganadores.

La decisión de Pachakutik de promover el voto nulo para la segunda vuelta levanta, nuevamente, el perfil de esta opción electoral, que ya se promovió en la primera vuelta.

Aunque nunca han llegado a ser tan altos como para anular una elección, los seguidores de Yaku Pérez promueven el voto nulo para no respaldar a ninguna de las opciones: Andrés Arauz, del correísmo, o Guillermo Lasso, de la alianza Creo-PSC.

El movimiento indígena incluso llamó, en un video, a dibujar en la papeleta electoral presidencial la figura de Pérez, escribir “Yaku presidente” o “Yo voté por Yaku”.

Los datos históricos muestran que, sin embargo, las segundas vueltas generalmente tienen más votos nulos que las primeras. Un análisis de los resultados electorales desde 1978 evidencia que los ecuatorianos tienen más preferencia por el nulo en los balotajes.

Pero no se puede decir que esta sea la regla en Ecuador, pues en cinco ocasiones hubo más nulos en el balotaje, y en cuatro, en la primera vuelta. Por lo tanto, no es posible decir que los votantes se comportan siempre de una misma manera.

Además, en 2009 y 2013 no hubo segundas vuelta electorales; en ambas elecciones, Rafael Correa triunfó en una sola vuelta.

Las elecciones de 2017, sin embargo, marcan un panorama similar al de polarización que en este 2021 vive el país. En esa ocasión, al decidir entre Guillermo Lasso y el actual presidente Lenín Moreno -promovido por el exmandatario Rafael Correa- el voto nulo fue menor en la segunda vuelta electoral.

Las consecuencias del voto nulo

Una papeleta se considera anulada cuando el ciudadano marca a candidatos de diferentes listas, o cuando tacha, raya, escribe o hace dibujos en la papeleta.

Cualquier signo que atraviese la papeleta o no tenga la intención de favorecer a determinado candidato o lista también hace que la papeleta sea anulada en el escrutinio.

Un voto nulo es una opción válida de sufragio: demuestra el rechazo a todos los candidatos que se presentan en esa elección. Sin embargo, los nulos -al igual que los blancos- no son considerados votos válidos, los que se usan para computar y declarar ganadores.

En esta segunda vuelta del 11 de abril de 2021, los votos válidos serán sólo aquellos que muestren su apoyo a Arauz o a Lasso. Por tanto, los votos nulos tendrán un efecto de reducción del universo con el que se puede declarar ganadores.

Si los nulos llegaran a ser más del 50% del total de los votos (válidos y no válidos), se podría llegar a anular la elección. En la primera vuelta sufragaron 10,61 millones de personas; por lo que para que se llegue a la anulación, deberían haber habido al menos 5,3 millones de votos nulos.

Ese es un escenario poco probable, pues en Ecuador el voto nulo nunca ha superado el 12% en las elecciones presidenciales (en las parlamentarias sí hay un porcentaje más elevado). Y en la primera vuelta electoral, esta opción se ubicó en el 9,55%.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas