Pruebas rápidas adquiridas en Internet pueden arrojar resultados imprecisos

Tecnología

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

13 Jun 2020 - 0:05

Toma de test rápido a los Cuerpo de Vigilancia de la Comisión de Tránsito, el 8 de junio de 2020. - Foto: Comisión de Tránsito

Pruebas rápidas adquiridas en Internet pueden arrojar resultados imprecisos

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

13 Jun 2020 - 0:05

Los usuarios se arriesgan a comprar productos sin verificar sus características, calidad e incluso sin conocer el sistema de almacenamiento lo que no garantiza los resultados.

Conseguir estos test, ahora, es tan fácil como ingresar a las redes sociales y escribir en el motor de búsqueda: pruebas para covid-19 o coronavirus.

Pero ¿qué tan seguro es el resultado de estas pruebas?

Lo primero que hay que considerar es que no todas las pruebas rápidas tienen las mismas características de sensibilidad y de especificidad para determinar la carga de anticuerpos de un individuo.

Por eso, Marco Coral, epidemiólogo y profesor de la Universidad de las Américas (UDLA), dice que es un riesgo adquirir las pruebas mediante Internet porque, por esa vía, no se puede conocer sus características y calidad.

Santiago Guerrero, biotecnólogo y docente de la Universidad UTE, menciona otras dos razones por las que no se recomienda comprar estas pruebas en lugares no autorizados:

  • No se sabe si cuentan con los registros necesarios para la venta.
  • La sensibilidad de la prueba puede ser baja y no mostrar resultados reales.

Guerrero recuerda que “la prueba rápida no detecta una infección actual del virus. Lo que dice este test es si una persona tuvo coronavirus y si ha creado anticuerpos”.

Y advierte, además, que estas pruebas no siempre arrojan resultados confiables: “pueden derivar en falsos positivos y falsos negativos“, dice.

“Las pruebas que se venden por Internet no son recomendables: la sensibilidad para detectar los anticuerpos es baja”.

Santiago Guerrero, profesor UTE.

Coral añade un cuarto motivo de advertencia: el almacenamiento de las pruebas es un factor que determina la efectividad de los resultados por los reactivos que poseen. Al comprar en las redes sociales, los usuarios tampoco pueden verificar las condiciones de almacenamiento o las fechas de validez.

Riesgo estadístico

Marco Coral también, advierte que la venta masiva de estas pruebas, sin el pedido de un médico, puede desembocar en la alteración de las cifras oficiales de contagios en el país.

El epidemiólogo de la UDLA cree que las autoridades de control deberían emitir un reglamento para que se prohíba la venta de los test mediante redes sociales e insistir en que “las pruebas rápidas deben hacerse bajo el pedido de un médico”.

Al inicio de la pandemia las pruebas para detectar el coronavirus eran escasas en el mercado. Pero, en tan solo tres meses las empresas farmacéuticas masificaron su producción debido a la alta demanda.

Y así terminaron en las redes sociales:

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) dijo que sí cuenta con equipos de verificación para redes sociales. Y, asegura que, de ser necesario, se puede suspender temporalmente el registro sanitario a productos que se ofertan en Internet.

ARCSA, al igual que los expertos, recomienda no comprar pruebas rápidas en redes sociales porque no se puede constatar su origen y asegurar su calidad y eficacia.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas