Un edificio del siglo XVIII se convierte en el símbolo de la resistencia italiana

Cultura

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

30 May 2021 - 0:05

Vista de la fachada del barroco Palazzo Ardinghelli, convertido en el Museo Nacional de las Artes del Siglo XXI, el 29 de mayo de 2021. - Foto: EFE

Un edificio del siglo XVIII se convierte en el símbolo de la resistencia italiana

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

30 May 2021 - 7:17

El Palazzo Ardinghelli sufrió graves daños en el terremoto de 2009. Ya restaurado acoge al Museo Nacional de las Artes del Siglo XXI en Italia.

El barroco Palazzo Ardinghelli sufrió graves daños en el terremoto que asoló L’Aquila (centro de Italia) en 2009. El sismo ocasionó 300 muertos.

Pero 11 años después el edificio se erige como símbolo del renacimiento de L’Aquila que ahora alberga el Museo Nacional de las Artes del Siglo XXI (MAXXI).

El edificio mantiene marcas del terremoto como señal de resistencia. También se transforma “en un espacio útil para acoger obras” de arte contemporáneo, explicó la directora de arquitectura del MAXXI, Margherita Guccione.

El museo abre sus puertas al público desde este 30 de mayo de 2021. Lo hace con la exposición “Punto de equilibrio”, que contiene los trabajos de ocho artistas contemporáneos.

“La unión entre antiguo y contemporáneo funciona muy bien. Este edificio del siglo XVIII ahora se ha convertido en supercontemporáneo”, señaló el director del MAXXI, Bartolomeo Pietrarchi.

Las obras de arte contemporáneo conviven con los frescos restaurados tras el terremoto.

Una obra póstuma

Entre los artistas que exponen destaca Ettore Spalletti, fallecido en 2019. Ahora, en el MAXXI su expone su última obra.

La obra se denomina “Una columna en el vacío”. Consiste en una columna bajo una cúpula que obliga al espectador a mirar hacia el cielo, lo que representa una “idea de luz, de pensamiento, de espacio”, describe Pietrarchi.

Spalleti fue al Palazzo Ardinghelli durante su restauración y escogió el espacio donde quería colocar su obra. Incluso dio sus instrucciones sobre cómo construir la columna y murió antes de ver finalizado el trabajo.

El Palazzo Ardinghelli se comenzó a restaurar en 2014. Fue el ministro de Cultura, Dario Franceschini, quien tuvo la idea de destinar el edificio a un uso museístico.

“Era importante no olvidar L’Aquila después del terremoto”, reivindica el ministro.

Noticias relacionadas