Estos son los fondos que aceptaron la propuesta de deuda de Ecuador

Economía

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

7 Jul 2020 - 12:02

El ministro Richard Martínez el 6 de julio de 2020 en el Palacio de Carondelet, en Quito. - Foto: Ministerio de Finanzas

Estos son los fondos que aceptaron la propuesta de deuda de Ecuador

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

7 Jul 2020 - 15:46

Ecuador planteó la reducción de USD 1.500 millones en el capital total de la deuda en bonos global. La negociación de Argentina, en cambio, se complica.

El 6 de julio, el Ministerio de Finanzas anunció que Ecuador llegó a un acuerdo con los principales acreedores de su deuda externa, que son fondos de inversión internacionales en cuyos portafolios tienen bonos globales del país.

Los acreedores de quienes Ecuador logró el respaldo para su propuesta de reestructuración de la deuda “representan casi la mitad de los tenedores de los bonos globales ecuatorianos”, según el ministro de Finanzas, Richard Martínez.

Entre quienes aceptaron el acuerdo se encuentran varios fondos administrados o asesorados por:

  • Alliance Bernstein. Una firma estadounidense de gestión de activos que brinda servicios de investigación y gestión de inversiones a inversores institucionales. 
  • Ashmore Investment Management Limited y Ashmore Investment Advisors Limited. El grupo es un gestor de inversiones británico dedicado a mercados emergentes.
  • BlackRock Financial Management Inc. y sus filiales. Es una empresa de gestión de inversiones estadounidense, cuya sede se encuentra en Nueva York.
  • BlueBay Asset Management LLP. Es uno de los mayores gestores europeos de crédito de renta fija y de estrategias de inversión alternativas.
  • Wellington Management Company LLP. Es una empresa estadounidense que invierte en capital riesgo y en papeles de mercados alternativos, como Ecuador.

Las negociaciones continúan con otros grupos de tenedores de bonos. Los términos contemplan un proceso de solicitud de consentimiento para modificar la serie de bonos anterior, que son 10, y una oferta de intercambio de esos bonos por tres nuevos bonos.

En la primera parte del siguiente gráfico se muestran los 10 bonos que están actualmente en el mercado, en la segunda parte se muestran las características de los tres nuevos bonos, que reemplazarían a los anteriores:

Se espera que la solicitud y el intercambio de consentimiento constituyan el segundo y último paso en un proceso que comenzó el 24 de marzo de 2020.

La deuda externa en bonos globales, antes de la renegociación, suma USD 17.375 millones en capital y USD 1.060 millones en intereses no pagados y acumulados, entre marzo y agosto, conocidos como PDIs.

Como parte de las negociaciones, Ecuador planteó la reducción de USD 1.500 millones en el capital total de la deuda en bonos global y de 14% en los pagos de intereses acumulados y vencidos o PDIs, que se rebajarán de USD 1.060 millones a USD 911 millones.

Argentina: cuesta abajo es la rodada

A diferencia del caso de Ecuador, que prefirió el camino de una negociación amigable con los acreedores de la deuda, Argentina ahora está en aprietos con su estrategia más agresiva.

Argentina espera que un grupo de acreedores rechace su última propuesta para reestructurar cerca de USD 65.000 millones en deuda externa, según Martín Guzmán, ministro de Economía de ese país.

Argentina, que arrastra una larga crisis económica, formalizó su oferta para reestructurar su deuda ante la Comisión de Valores​​ de Estados Unidos (SEC) y todas las miradas están puestas ahora sobre el grupo de acreedores que no están contentos y que incluye a los fondos BlackRock y Fidelity.

La nueva propuesta argentina incluye la emisión de un bono en dólares con vencimiento en 2030 con cupón de 1% (interés) o de un título en euros con vencimiento en el mismo año y cupón de 0,5% que se entregará por intereses devengados impagos de ciertos bonos elegibles.

Si los acreedores rechazan su oferta, Argentina considera posible cerrar un acuerdo con solo una parte de los bonistas.

Las negociaciones venían registrando avances, pero se empantanaron a mediados de junio, sobre todo por diferencias con los inversionistas Ad Hoc y Exchange, quienes acusaron al Gobierno argentino de mostrar poco compromiso.

Los grupos Ad Hoc y Exchange, que en conjunto poseen deuda argentina por USD 21.000 millones y en teoría podrían obstruir cualquier acuerdo, hasta el momento no se han expresado ni a favor o en contra de la propuesta argentina.

Un acuerdo es clave para Argentina, porque evitaría un enfrentamiento legal que bloquearía al país el acceso a los mercados internacionales de crédito.

“No se les está pidiendo a los acreedores que pierdan, se les está pidiendo que ganen menos”, señaló Guzmán en una entrevista con la local Radio Con Vos.

Guzmán dijo que espera que, después del rechazo inicial, los acreedores se tomen un tiempo para llegar a una decisión. “Nuestra intención es tener un acuerdo con ellos”, manifestó el ministro.

En medio de estos anuncios tanto el mercado de valores y el peso argentino caían mientras que el riesgo país estaba al alza.

Por su parte, el riesgo país de Ecuador se redujo 15% el 6 de julio, tras el anuncio del acuerdo con los fondos de inversión.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas