Ecuador incluye canje de bonos globales en reestructuración de deuda externa

Economía

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

6 Jul 2020 - 14:26

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, y el secretario del Gabinete, Juan Sebastián Roldán, durante una rueda de prensa el 6 de julio de 2020 en el Salón Azul de Carondelet. - Foto: Ministerio de Finanzas

Ecuador incluye canje de bonos globales en reestructuración de deuda externa

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

6 Jul 2020 - 18:53

Tras el anuncio de que se abrió el camino para un acuerdo con los acreedores de la deuda externa expresada en bonos, el riesgo país cayó 15% o 496 puntos en un solo día, para cerrar en 2.783 unidades.

El Ministerio de Finanzas anunció el 6 de julio de 2020 que Ecuador ha llegado a un acuerdo con los principales acreedores de su deuda externa, que son fondos de inversión internacionales en cuyos portafolios tienen bonos globales del país.

Apenas se supo la noticia el riesgo país de Ecuador, que entre más alto es peor, bajó 496 puntos para cerrar en 2.873 unidades, su nivel más bajo desde inicios de marzo de 2020.

Los acreedores de quienes Ecuador logró el respaldo para su propuesta de reeestructuración de la deuda “representan casi la mitad de los tenedores de los bonos globales ecuatorianos”, agregó el ministro de Finanzas, Richard Martínez.

La deuda externa en bonos globales, antes de la renegociación, suma USD 17.375 millones en capital y USD 1.060 millones en intereses no pagados y acumulados, entre marzo y agosto, conocidos como PDIs.

Como parte de las negociaciones, Ecuador ha puesto sobre la mesa una reducción de USD 1.500 millones en el capital total de la deuda en bonos global y de 14% en los pagos de intereses acumulados y vencidos, que pasarían a ser de USD 911 millones.

Además, el acuerdo plantea periodos de gracia tanto para los pagos de capital como de intereses, para aliviar la carga del servicio de la deuda del país.

Lo propuesto son cinco años de gracia para el pago de capital, es decir Ecuador no tendría que pagar el capital durante ese lapso, y dos años de gracia para el pago de intereses.

Martínez reconoció que Ecuador está “en un proceso, todavía falta, hay que enviar señales positivas para lograr el consentimiento de la mayoría de los acreedores, que es de 66%, para formalizar el acuerdo”.

Solamente en el caso de los bonos 2024 Ecuador necesita un 75% de aceptación de los tenedores de estos papeles.

El plazo para que la mayor parte de los acreedores acepte la propuesta de Ecuador y el acuerdo actualmente logrado con un grupo importante de tenedores vence el 15 de agosto.

“Dimos un paso positivo con el grupo más grande de acreedores. Esperamos que el resto de los tenedores acepte el acuerdo”, dijo Martínez y agregó que la negociación no incluye ninguna cláusula petrolera.

Ecuador espera enviar la solicitud de consentimiento en las próximas dos semanas, pero ya iniciamos con una aprobación de la propuesta y eso es positivo”, dijo Martínez.

¿Cómo queda la deuda si hay acuerdo?

La operación implica que el país reemplazará 10 emisiones diferentes de bonos globales, que actualmente están en el mercado, con vencimientos que van desde 2022 a 2030, por tres grandes bonos con vencimiento en 2030, 2035 y 2040.

Los USD 911 millones en intereses atrasados y por pagar se liquidarán en cinco cuotas. Para pagar este monto Ecuador emitirá un bono a cinco años de plazo y con cero interés. “Para evitar que se paguen intereses sobre intereses”, dijo Martínez.

El bono a 2030 se emitirá por USD 3.768 millones a una tasa promedio de interés de 5,5% y el capital se pagará a lo largo de cinco años, a partir de 2026.

Mientras que el bono a 2035 se emitirá por USD 8.606 millones a una tasa de interés promedio ponderada de 5,2% y el capital se pagará entre 2031 y 2035.

El bono con vencimiento a 2040 se emitirá por USD 3.460 millones, con una tasa promedio de 5,3% y el capital se pagará entre 2036 y 2040.

La gran diferencia es que el capital no se pagará en su totalidad a la fecha del vencimiento del bono como ocurre con los actuales bonos globales de Ecuador.

Esto implica que se alarga el plazo de la deuda externa en 10 años, ya que el último de los bonos actuales vence en 2030 y el último de los nuevos bonos vencerá en 2040.

¿De qué tamaño es el alivio?

La operación traería un alivio temporal de USD 16.500 millones para Ecuador en los pagos de la deuda durante los próximos 10 años, mientras que para 2025 el alivio sería de mas de 11.000 millones, de acuerdo con Martínez.

“Este año no se paga más (por el servicio de la deuda externa en bonos) y nos ahorramos USD 1.360 millones, agregó Martínez.

Para el próximo año el “alivio sería USD 1.514 millones”, según el ministro.

No se incluyen en la negociación de los bonos sociales emitidos por Ecuador con el aval del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y los bonos de la petrolera estatal Petroamazonas.

Martínez advirtió que “todavía Ecuador tiene reformas estructurales pendientes y debe reducir el tamaño del Estado en aquellas áreas que no son prioritarias“, porque la disciplina fiscal es lo que le permitirá al país honrar el nuevo acuerdo propuesto.

De lo contrario, el país estaría elevando el riesgo de un default (impago de la deuda) en el futuro.

“Tenemos que ser muy rigurosos en transparencia para lograr el buen uso de los recursos públicos”, agregó Richard Martínez.

En Valor Presente Neto el descuento obtenido es de 52,4% para el capital de la deuda, incluyendo los intereses no pagados que se convierten el descuento en capital, el coeficiente baja a 49,8%.

En términos nominales, el descuento es de 9% para el capital y de 14% para los intereses, considerando que la rebaja de capital e intereses es de unos 1.700 millones, la quita llega a 9,2% en términos nominales, de acuerdo con los cálculos de Finanzas.

El Presidente Lenín Moreno, y el Fondo Monetario Internacional, con el que Ecuador negocia un nuevo acuerdo de crédito, felicitaron la propuesta y su parcial aprobación.

Noticias relacionadas