Aumentar la producción de crudo, una tarea difícil y costosa

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Abr 2021 - 0:04

La plataforma Tambococha, en el bloque ITT. - Foto: Cortesía Petroecuador.

Aumentar la producción de crudo, una tarea difícil y costosa

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

22 Abr 2021 - 15:45

El presidente electo Guillermo Lasso se comprometió a duplicar la producción petrolera, para llegar a un millón de barriles diarios hacia el final de su mandato.

Guillermo Lasso ha anunciado que en el segundo día de su gobierno, el próximo 25 de mayo, empezarán las tareas para duplicar la producción petrolera ecuatoriana actual de 500.000 barriles al día a un millón de barriles diarios.

La meta del millón de barriles sería alcanzada hacia el final de su mandato y una de las opciones para llegar a ella es con inversión privada.

El presidente saliente, Lenín Moreno, se había propuesto subir la producción petrolera de Ecuador a 700.000 barriles, pero termina su mandato rondando apenas los 500.000 barriles diarios.

Una de las apuestas del Gobierno de Lasso es que los ingresos petroleros permitan reemplazar ingresos que dejen de percibirse si hay una reducción de impuestos, otra de las propuestas de la campaña de Lasso.

El próximo Presidente de Ecuador no ve con buenos ojos la existencia del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) del 5%, que ya es la tercera fuente de recaudación tributaria, y busca reducir aranceles para la importación de insumos para el sector productivo.

Subir la producción petrolera será una oferta difícil de cumplir porque implicaría al menos dos grandes retos:

  • Expandir la frontera petrolera a otras zonas de la Amazonía ecuatoriana, con más exploración y perforando más pozos petroleros.
  • Aplicar técnicas de recuperación mejorada de petróleo en campos que ya están en producción.

El asesor del Ministerio de Energía, Fernando Santos Alvite, dijo a PRIMICIAS que para aumentar la producción se requiere de una inversión millonaria porque será necesario duplicar el número de pozos petroleros de unos 2.500 a por lo menos 5.000.

Santos señaló que perforar cada pozo tiene un costo promedio de USD 10 millones, incluyendo la movilización de los talados, los días de perforación, los químicos usados en el proceso, la desmovilización del taladro y la instalación de las facilidades de producción de crudo.

“Se necesitan USD 25.000 millones que el Estado no tiene, por eso hay que atraer a compañías de gran solvencia financiera y técnica que confíen en el país”, agrega Santos.

El suroriente

Santos y el vicepresidente del Colegio de Ingeniería en Geología, Minas y Petróleos, Fernando Reyes Cisneros, coinciden en que las nuevas reservas petroleras podrían explorarse en el suroriente del país.

“El suroriente es más rico que el Bloque 43 o ITT“, según Santos.

Mientras que Reyes afirma que el principal reto para aumentar la producción de crudo es la oposición de las comunidades indígenas y de los grupos ambientalistas, que no están de acuerdo con la ampliación de la frontera petrolera hacia el suroriente de la Amazonía.

En 2016, el expresidente Rafael Correa lanzó la XI Ronda Suroriente para la licitación de 13 bloques mediante la modalidad de contratos de prestación de servicios, que no resultaron atractivos para realizar actividades de exploración.

Como resultado, solo hubo ofertas para dos bloques por parte de la empresa estatal Petroamazonas (ahora absorbida por Petroecuador).

Pero la oposición no solo ocurre en el suroriente.

Según el Ministerio de Energía, en marzo de 2021 comunidades indígenas bloquearon parcialmente el Bloque 10, en la provincia amazónica de Pastaza, como protesta contra las actividades de la empresa Pluspetrol.

Y el segundo evento ocurrió en el campo Armadillo, del bloque 55, en la provincia de Orellana, el 14 de abril de 2021.

Varios trabajadores e indígenas de la zona paralizaron 11 pozos petroleros en el bloque 55 debido a que la empresa Ecuaservoil, que opera en la zona, no entregó las utilidades de 2020 a sus trabajadores porque no tuvo ganancias.

“Hay malestar en las comunidades amazónicas que sienten que el petróleo no las beneficia”, afirmó Santos Alvite, quien señala que el incremento de la producción de crudo debe estar acompañado por una mejor política de inversión de las regalías petroleras.

Reto inmediato

Aunque el objetivo a mediano plazo es aumentar la producción de crudo, el nuevo Gobierno debe centrarse primero en sostener la producción actual de 500.000 barriles diarios.

Al respecto, Petroecuador, que extrae el 80% del petróleo del país, informó que perforará ocho pozos en el área Tambococha en 2021 para mantener el perfil de producción en el Bloque 43-ITT en 60.000 barriles diarios.

Y, para 2022, Petroecuador tiene previsto aumentar la producción del ITT con la entrada de las plataformas Ishpingo A y B desde las que planea perforar 72 pozos. 

Reyes considera que el nuevo Gobierno debe aumentar también la producción de Sacha (Bloque 60), un campo que produce 67.700 barriles diarios. Una de las alternativas para lograrlo sería a través de la concesión.

“Si existen las condiciones socioambientales adecuadas y si se impulsan nuevos proyectos, la producción de Ecuador podría aumentar a un techo de 650.000 barriles diarios luego de varios años”, dice Reyes.

Noticias relacionadas