Chérrez, ‘El Mago’ que hizo desaparecer el dinero del Isspol, se fue del país

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

23 Sep 2020 - 0:05

Jorge Oswaldo Chérrez Miño, alias 'El Mago', junto a José Serrano, entonces presidente de la Asamblea Nacional, 26 de agosto de 2017. - Foto: José Serrano/Twitter

Chérrez, ‘El Mago’ que hizo desaparecer el dinero del Isspol, se fue del país

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

23 Sep 2020 - 17:30

La estafa al Instituto de Seguridad Social de la Policía fue de al menos USD 800 millones. La Ministra de Gobierno, María Paula Romo, reitera que están garantizados los fondos de los jubilados.

El quiteño Jorge Oswaldo Chérrez Miño cumplió 46 años el pasado 8 de agosto de 2020. No registra ningún título profesional ante la Secretaría de Educación Superior (Senescyt), pero ha manejado cientos de millones de dólares en inversiones.

La justicia le sigue la pista desde marzo de 2020 por ser uno de los artífices, según el Ministerio de Gobierno, de una estafa de proporciones todavía desconocidas en varios fondos de pensiones.

Una de las movidas más avezadas de Chérrez es el desfalco al Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol), que ha perdido unos USD 800 millones en operaciones sin respaldo.

‘El Mago’ Chérrez salió de Ecuador desde el aeropuerto de Quito, el 6 de marzo de 2020, rumbo a Cali, Colombia, declaró que se iba de turismo, ha confirmado PRIMICIAS en los registros de Migración.

Pero desde entonces no ha regresado.

Desde 2017 -señala Migración- tiene un promedio de 50 viajes al exterior. Sus destinos más recurrentes son Miami, por turismo y negocios, Panamá por residencia; y Bogotá y Medellín por negocios.

La Ministra de Gobierno, María Paula Romo, aseguró el 22 de septiembre en el Palacio de Carondelet que, pese a la estafa, las pensiones de los miembros de la Policía jubilados están garantizadas.

“Existe una ley que obliga al Estado a garantizar el pago de todo lo que se adeude por estos conceptos”, aseguró Romo.

Un escándalo de tres niveles

La ministra dijo que se investigan tres niveles de responsabilidad en este escándalo financiero:

  • A funcionarios uniformados y civiles del Isspol, los cuales ya están identificados, como lo informó PRIMICIAS.
  • Empresas privadas, del mercado de valores (Decevale, casas de valores y bolsas de valores de Guayaquil y Quito) y estructuradores de las inversiones, como Jorge Chérrez Miño. “Quienes vendieron estos documentos y ofrecieron ser la contraparte”, según Romo.
  • A las autoridades de regulación y control, como la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros; la Superintendencia de Bancos e incluso a los mismos funcionarios del Ministerio de Gobierno durante la administración del expresidente Rafael Correa, que permitieron consumar la gran estafa (ver gráfico).

De hecho, la primera acción se concretó recién el 18 de septiembre de 2020, cuando la Superintendencia de Compañía demandó ante la Fiscalía de Guayas e intervino al Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores (Decevale).

El Decevale, cuya matriz está en el centro de Guayaquil, es el único depósito de valores autorizado por la Superintendencia de Compañías y su mayor accionista es la Bolsa de Valores de Guayaquil.

 

Magia en Panamá

La estafa al Isspol representa más de la mitad de la cartera de inversiones de la institución, que es de USD 1.500 millones.

“Si ese dinero no se recupera, el Estado va a tener que obtener los recursos necesarios para recuperar estas inversiones. No solamente se puede haber perjudicado a la Policía, sino a toda la sociedad ecuatoriana, el momento en que nos corresponda compensar ese dinero”, reconoció Romo.

De los 800 millones invertidos por el Isspol, cuya recuperación será compleja o casi imposible de ejecutar, las autoridades se centran en las operaciones que suman USD 532 millones y cuyo estructurador es Jorge Chérrez Miño, a través de dos empresas que él dirigía y estaban domiciliadas en Panamá, país donde es residente:

  • Ibcorp (Investments and Business Group S.A.)
  • HYBF ( High Yield Bond Funding Corp)

El Decevale era custodio de estas operaciones, que fueron realizadas en 2014, 2015 y 2016.

Para la cúpula policial es clave determinar la participación de Chérrez en el entramado. Él dirigía varias compañías de inversiones desde Panamá, con una serie de conexiones (ver gráficos).

El del cuadrón blanco

Las investigaciones preliminares realizadas por la Policía dan pocas pistas sobre la dimensión del personaje. Jorge Chérrez Miño.

De su vida se sabe poco. De hecho, la única foto pública de él aparece en la cuenta de Twitter del actual legislador, exministro de Gobierno y expresidente de la Asamblea, José Serrano, cuando condecoró a Chérrez, en agosto de 2017, por ser parte de un club de motociclismo.

La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) reporta que solo existe un vehículo a nombre de Chérrez Miño y es justamente un cuadrón, color blanco, modelo Rocket 250.

El mismo año que recibió la condecoración de manos de José Serrano se divorció. En octubre de 2017 liquidó la sociedad conyugal con su esposa, con quien tiene dos hijos.

En el ojo del SRI y sin visa 

El Registro Único de Contribuyente (RUC) de Chérrez ha sido suspendido por el Servicio de Rentas Internas (SRI). También, registra una serie de transferencias al exterior.

El ecuatoriano está en la mira de los Estados Unidos, que el 15 de septiembre revocó su visa. Las investigaciones de inteligencia policial de Ecuador determinan que, desde Cali, Jorge Chérrez viajó a Panamá, donde tiene estatus de residente.

Relaciones de alto nivel

El Comandante General de la Policía, Patricio Carrillo, es parte del comité de investigación del caso Isspol. Según él, Jorge Chérrez tenía relaciones de alto nivel con las autoridades de control, particularmente con funcionarios de la Superintendencia de Bancos y la Superintendencia de Compañías.

La Ministra Romo asegura que analizan los nexos de Chérrez con el ex Superintendente de Bancos, Christian Cruz, cesado en funciones el 18 de julio de 2018 por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio.

No es lo único. Jorge Oswaldo Chérrez Miño estaba enquistado dentro del Isspol, según Romo. Al extremo que, además de inversiones, ‘El Mago’ consiguió un contrato de USD 100 mil para dar asesoría en “tecnología interna”, al hoy asaltado Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional.

Un servicio de las mismas características le ofreció a la Bolsa de Valores de Guayaquil, otro eslabón que, según la Ministra, están investigando.

Noticias relacionadas