Viernes, 14 de junio de 2024

Juicio político: las verdades por detrás de los balances de Flopec

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

17 Abr 2023 - 5:28

La empresa pública Flopec, que lleva al presidente Lasso a un juicio político, tiene estados financieros auditados sólo hasta 2020. Aun así, el impacto de su acuerdo con Amazonas Tanker Pool se puede evidenciar en sus estados financieros.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

17 Abr 2023 - 5:28

La empresa pública Flopec, que lleva al presidente Lasso a un juicio político, tiene estados financieros auditados sólo hasta 2020. Aun así, el impacto de su acuerdo con Amazonas Tanker Pool se puede evidenciar en sus estados financieros.

La Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec) está en el centro del debate. Uno de los acuerdos comerciales que firmó, con Amazonas Tanker Pool, es el fundamento de la causal que da origen a la investigación por peculado en la Asamblea contra el presidente Guillermo Lasso.

Un proceso de juicio político que podría llevar a la destitución y censura del Presidente.

Los cuestionamientos a las cuentas de Flopec no son nuevos. La empresa pública tiene unas finanzas opacas, que muchas veces no cuadran y que, por lo tanto, levantan dudas sobre su situación financiera real.

Los asambleístas que acusan a Lasso de peculado argumentan que el acuerdo con Amazonas Tanker fue perjudicial para el Estado.

El Gobierno se defiende alegando que, bajo su administración, Flopec generó utilidades por USD 180 millones en 2022. Es decir que, a pesar de lo lesivo del acuerdo con Amazonas Tanker, se logró un buen resultado.

El problema es que las cuentas de Flopec son, por lo menos, cuestionables. De hecho, tiene sus estados financieros auditados sólo hasta 2020.

La auditoría de 2021 está en los últimos pasos, y la de 2022 todavía no comienza. La Contraloría sólo ha revisado los estados financieros auditados hasta 2017.

Qué pasa en Flopec

Los estados financieros de las empresas públicas están llenos de vacíos y Flopec no es la excepción. De momento, no es posible conocer con certeza la situación de la empresa.

No hay todavía un informe de auditoría de los estados financieros de la empresa en 2021. Kreston Audit está a cargo del trabajo, pero aún no se ha puesto en conocimiento del Directorio de Flopec el informe final.

En cuanto a 2022, Flopec recién está cerrando el ejercicio fiscal y, según una revisión de PRIMICIAS en Compras Públicas, aún no ha contratado la auditoría.

Esto quiere decir que las cifras de 2021 y 2022 no pueden aún ser consideradas como fiables.

El último estado financiero auditado de Flopec y, por lo tanto, con información confiable, corresponde al ejercicio fiscal 2020. Aquí, la empresa recibió una opinión calificada o con salvedades de la auditora externa Deloitte.

Lo anterior significa que no existen suficientes respaldos y documentos para sostener parte de la información del balance. En pocas palabras, hay opacidad.

En 2020, Flopec registró pérdidas de USD 11,8 millones. Ese fue el primer año de funcionamiento del polémico acuerdo con Amazonas Tanker Pool, pero también fue el año de la pandemia de Covid-19.

¿Un año de recuperación?

Aunque los estados financieros de Flopec en 2021 y 2022 no están auditados, muestran una fuerte recuperación de la empresa pública en el último año. Y esto se da a pesar de que el acuerdo con Amazonas Tanker Pool sigue vigente y no ha sido renegociado.

PRIMICIAS conoció que Flopec está actualmente evaluando su permanencia en el pool, dado que la cláusula que impedía terminar el contrato antes de dos años de su firma venció en diciembre de 2022.

Según los resultados consolidados de 2022, a los que PRIMICIAS accedió, Flopec generó una utilidad de USD 180 millones ese año.

Pero eso no responde a que Flopec haya transportado más petróleo en sus buques. De hecho, las exportaciones petroleras de Petroecuador cayeron 6% en 2022 frente al año previo, según datos del Banco Central.

Más bien, la recuperación se relaciona con el aumento en la tarifa del flete en 2022, debido a la invasión de Rusia a Ucrania, que interrumpió las cadenas de suministro de petróleo y combustibles, y a la recuperación tras la pandemia de Covid-19.

Por esta razón, el de 2022 sería uno de los mejores resultados de la Flota Petrolera Ecuatoriana desde 2015.

Pero es algo que responde a factores netamente externos. Otras empresas de transporte internacional de crudo también tuvieron excelentes resultados en 2022.

International Seaways, una de las competidoras de Flopec, por ejemplo, reportó su "mejor año desde 2016" gracias al aumento de "la demanda de toneladas por milla para el transporte marítimo de productos de petróleo refinado, lo que resultó en un aumento prolongado en las tarifas de flete".

Esa empresa argumenta que las tarifas diarias por transporte subirnos a picos de más de USD 60.000 para los buques Aframax, los mismos que tiene Flopec en el pool con Amazonas Tanker.

El exgerente de Flopec, Oswaldo Rosero (en funciones hasta enero de 2023), defiende que los resultados no solo tienen que ver con factores de mercado, sino con decisiones de la empresa.

Una de ellas fue renegociar las tarifas de arrendamiento con todos sus socios, incluidos los del Pool Amazonas Tanker.

"Por ejemplo, la tarifa del buque Sea Falcon, que estaba en este Pool, bajó de USD 30.000 a USD 19.250 diarios. En este momento los fletes están entre USD 20.000 y USD 25.000 diarios, y ahora se puede subarrendar (los buques, ndr) en USD 40.000 diarios, esas son ganancias que deja el pool para Flopec. Con todo esto, los gastos bajaron y las utilidades subieron", agrega.

Deudas acumuladas

Aunque 2022 fue un excelente año para Flopec, en sus estados financieros se pueden ver unas elevadas cuentas por cobrar y cuentas pendientes de facturación. Algo que se viene arrastrando desde hace varios años.

De hecho, uno de los fundamentos de la opinión con salvedades de Deloitte para los estados financieros de 2020 está en las escasas provisiones hechas por Flopec para cubrir estas dos millonarias cuentas, sobre las que hay riesgo de que no le paguen todas las deudas listadas.

La primera corresponde a cuentas por cobrar de USD 39,5 millones por la prestación de servicios, como transporte marítimo.

Y la segunda tiene que ver con cuentas por facturar por USD 60,9 millones, que es un registro de los ingresos por servicios, como fletes por viaje, pero que aún no han sido facturados porque hay discrepancias con los clientes.

"No nos ha sido posible determinar la razonabilidad de los referidos saldos al 31 de diciembre del 2020”, anotó Deloitte.

Incluso, Deloitte advertía que Flopec no contaba con un plan formal de cobro de esas deudas de clientes ni les aplicó ningún recargo por intereses.

Entre los deudores de 2020 estaba Amazonas Tanker Pool. Las cuentas pendientes por cobrar y por facturar con el pool ascendían a USD 12 millones al 31 de diciembre de 2020.

Flopec tampoco había iniciado procesos jurídicos para recuperar otros USD 11,4 millones en deudas declaradas ya como incobrables.

Flopec atribuía el incremento de cuentas incobrables a los efectos económicos de la pandemia de Covid-19.

Pero, años después, llama la atención que esas cuentas por cobrar y por facturar, en lugar de disminuir, han venido creciendo a lo largo de los años.

Los estados financieros de 2022 no son públicos, pero PRIMICIAS accedió a los resultados consolidados de ese año, aún no auditados.

De acuerdo con esa información, las cuentas por cobrar y por facturar de Flopec se dispararon el último año. Pasaron de USD 100 millones en 2020 a USD 240 millones en 2022. Esto significa un aumento del 139% en tres años.

Los USD 240 millones pendientes de cobro y facturación representaron, además, el 24% de todos sus ingresos en efectivo de 2022, que sumaron USD 1.010 millones. En los balances no consta el detalle de los deudores.

El exgerente Rosero explica que una buena parte de las cuentas por facturar en 2022 corresponde al contrato de arrendamiento de buques para el transporte de combustibles con el Pool Ayoyan Tankers, firmado en julio de 2022.

Flopec no le había facturado a ese pool unos USD 80 millones, pese a que ya habían transcurrido cinco meses de su contrato.

Rosero atribuye el retraso en el cobro de estos valores no facturados a las controversias usuales que se generan al inicio sobre los procesos de operación de un pool, lo que generó un desfase en la facturación.

El exgerente dice que las cuentas pudieron conciliarse entre enero y febrero de 2023, con lo que el problema "se resolvió". Otro deudor importante de Flopec es Petroecuador.

El contrato con Amazonas Tanker Pool

Las deudas no cobradas ni facturadas no son lo único que llama la atención en los balances de Flopec. El impacto del acuerdo con Amazonas Tanker también fue observado por Deloitte.

El contrato se firmó en marzo de 2020, con una adenda en diciembre de ese mismo año. Es un acuerdo comercial de 24 meses entre Flopec y otras empresas, a través de una asociación estratégica, para transportar petróleo y combustibles en buques.

Deloitte ya advirtió en 2020 que esas contrataciones de largo plazo tienen tarifas diarias superiores a las que se negocian en el mercado

Los contratos condujeron a aumentar la participación de Flopec en el transporte de combustibles, pese a que históricamente ha sido el nicho de menor rentabilidad para la empresa.

Los costos de los contratos de Amazonas Tanker también contribuyeron a deteriorar los balances financieros de Flopec. Aunque en 2020 los ingresos de Flopec se incrementaron 18% frente a 2018, la empresa cerró con pérdidas de USD 11,8 millones.

PRIMICIAS solicitó el 12 de abril una entrevista a Flopec sobre su situación financiera desde 2020. La respuesta fue que no se darán entrevistas mientras siga el juicio político a Lasso.

Lo que se viene

La Comisión de Fiscalización comenzará, el lunes 17 de abril, a procesar las pruebas en el juicio político de Lasso. Lo primero que hará es fijar un calendario para las comparecencias solicitadas por los acusadores, la defensa y la misma Comisión.

Entre los documentos que se han solicitado están los estados financieros de Flopec, para analizar el impacto del acuerdo con Amazonas Tanker en la empresa pública.

El Presidente, por ejemplo, pide copias de los resultados económicos de Flopec desde 2010. Incluso solicita los resultados por mes de la asociación Amazonas Tanker y su predecesora (Andes Tanker Pool) desde ese mismo año.

Las solicitudes de información de Lasso van desde 2010, a pesar de que la Comisión de Fiscalización, con la mayoría opositora, pidió información sólo desde 2021 con el argumento de que no es necesario revisar años anteriores.

También le puede interesar: