Ahorros de afiliados del IESS, invertidos en bonos del Estado y préstamos

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

16 Ago 2021 - 0:05

Vista del edificio matriz del IESS, en el centro norte de Quito, en noviembre de 2020. - Foto: Cortesía Gianna Benalcázar – CCQ.

Ahorros de afiliados del IESS, invertidos en bonos del Estado y préstamos

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

16 Ago 2021 - 0:05

Pese a un gran portafolio de inversiones, el IESS desinvirtió USD 7.836 millones de sus fondos de salud y de pensiones en los últimos ocho años.

La realidad financiera de los fondos de salud y pensiones del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) es compleja y sus ‘pocos’ ahorros están invertidos sobre todo, en préstamos a afiliados y jubilados, y en bonos o papeles del Estado.

De un portafolio global de inversiones de USD 21.329 millones, los fondos de salud y pensiones tenían un total invertido por arriba de los USD 6.352 millones hasta marzo de 2021, según las cifras oficiales.

Mientras que el fondo de salud del IESS tiene un pequeño portafolio de USD 380,3 millones. De ese total el 49,75% es inversiones privativas y el 44,78% es inversiones no privativas. Y, el 5,48% o el equivalente a 20,8 millones, es el dinero que está disponible para el gasto en esas prestaciones.

De acuerdo con el IESS, las inversiones privativas están representadas en los préstamos prendarios, hipotecarios y quirografarios que otorga el instituto.

En tanto que las no privativas son inversiones del IESS en bonos del Estado, en Certificados de Tesorería (Cetes) y en fideicomisos mercantiles.

De acuerdo con las cifras del IESS, el fondo de salud incrementó su ahorro de USD 35 millones a USD 380,3 millones entre 2013 y 2021. Eso significó un crecimiento de 981%.

Mientras que la estructura del fondo de pensiones, que alcanzó los USD 5.972,3 millones en marzo de 2021, se compone de un 5,59% de fondos disponibles, un 26,57% de inversiones no privativas y un 67,84% de inversiones privativas.

Este fondo ha cambiado desde 2013, cuando la mayor parte de su portafolio se basaba en inversiones no privativas.

Al contrario del fondo de salud, el fondo de pensiones se achicó un 0,33%; pasando de USD 5.991 millones a USD 5.972 entre 2013 y marzo de 2021, así como lo muestra el siguiente gráfico:

Crisis a la vista

Pese a los recursos invertidos, informes del Banco Mundial y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestran que los fondos de salud y de pensiones están en crisis. Además, dependen más que nunca, de los recursos del Estado.

Precisamente, el Estado registra una millonaria deuda al IESS. Según el instituto, solo la deuda histórica al fondo de salud asciende a USD 4.285 millones.

Mientras que la deuda al fondo de pensiones supera los USD 2.149 millones.

Grandes desinversiones

En el IESS advierten que los fondos de pensiones y de salud podrían ser más grandes, pero deben desinvertirse para cubrir los gastos del instituto, como las prestaciones de los afiliados y jubilados.

En total, el IESS desinvirtió USD 7.836 millones de los fondos de salud y de pensiones en los últimos ocho años.

Por ejemplo, entre 2013 y marzo de 2021, el IESS desinvirtió del fondo de salud unos USD 807 millones para cubrir las prestaciones médicas.

En tanto, el instituto se ha visto obligado a desinvertir USD 7.029 millones del fondo de pensiones entre 2013 y marzo de 2021.

De ese total, USD 6.207 fueron desinvertidos entre 2016 y 2020, según el IESS.

Fernando Cedeño, catedrático universitario y especialista en seguridad social, asegura que la situación en el IESS es compleja.

Afirma que cada dólar desinvertido en el fondo de pensiones significa que lo cobrado a los afiliados no alcanza para pagar a los jubilados.

“Si sigues desinvirtiendo y si el Estado no paga sus deudas y sus obligaciones llegará un momento donde el IESS se quedará sin reserva (portafolio) y ya no habrá dinero para pagar las pensiones de los jubilados”, dice Cedeño.

En el caso de las desinversiones en el fondo de salud, Cedeño explica que los ingresos para este fondo, que provienen del aporte de los empleadores, son gastados, casi de manera automática.

“Los recursos del fondo de salud (ahorros) sirven como un contingente financiero ante riesgos en el mediado plazo como el impacto de la pandemia del coronavirus. En este escenario es prudente desinvertir para cubrir los efectos del Covid-19”, agrega el analista.

Por su parte, el analista económico Patricio Morejón considera que el problema en el fondo de salud es la deuda histórica que tiene el Gobierno.

“El fondo de salud se está quedando sin plata (dinero) en las reservas, pero esto se arreglaría si el Gobierno paga la deuda al IESS cercana a los USD 4.200 millones”, afirma Morejón.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas