Gases y olor a azufre siguen saliendo de la maltrecha Refinería Esmeraldas

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

7 Ene 2021 - 0:05

Una vista panorámica de la Refinería Esmeraldas, en mayo de 2019. - Foto: Petroecuador

Gases y olor a azufre siguen saliendo de la maltrecha Refinería Esmeraldas

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

7 Ene 2021 - 0:05

Un estudio estableció que el aire no está contaminado por las emisiones de la planta de refinación, según Petroecuador, pero los habitantes de Esmeraldas se quejan de la pestilencia.

La Defensoría del Pueblo alertó de una nueva presunta emisión de gases contaminantes de la refinería estatal de Esmeraldas, la madrugada del 5 de enero.

La alerta ocurre mientras avanza el concurso internacional para la delegación de la administración de la refinería, lo que involucra su reparación, potenciación y la operación de la misma.

Esmeraldas es la mayor refinería del país, con capacidad para procesar 110.000 barriles diarios.

Álex Estupiñán, coordinador provincial de la Defensoría del Pueblo, dijo que emanaron “hedores pestilentes” de la planta, que estarían ocasionando contaminación ambiental en la ciudad de Esmeraldas.

El martes Estupiñán se reunió con autoridades de Petroecuador que, supuestamente, se comprometieron a dar una respuesta por escrito a la Defensoría sobre esta nueva emisión de gases.

Hubo ya otras denuncias de parte la Defensoría entre mayo y junio del año pasado por la emisión de hedores a combustible y azufre.

Dañadas plantas de azufre

En aquella ocasión, la Prefecta de Esmeraldas, Roberta Zambrano, envió una carta al presidente Lenín Moreno advirtiéndole sobre la emisión de gases desde la planta industrial.

La Defensoría inició una investigación de oficio sobre la supuesta contaminación ambiental.

“La Defensoría del Pueblo, con base a un informe técnico pericial, determinó que hubo contaminación debido a los daños en la planta recuperadora de azufre de la refinería. En la última reunión con Petroecuador, las autoridades reconocieron la contaminación”, dijo Estupiñán.

El asesor jurídico del Ministerio de Energía, Fernando Santos Alvite, admitió la existencia de contaminación ambiental producto de las emisiones de gases, debido a “la falta de procesamiento de azufre durante la refinación del crudo en las unidades de la refinería”.

Santos Alvite señaló que las plantas desulfurizadoras de la refinería están dañadas y o son obsoletas, lo que ocasiona que funcionen de manera intermitente.

“Los daños en estas plantas ocurren pese a la inversión que hizo el gobierno anterior de USD 2.500 millones en una fallida repotenciación de la refinería”, agregó Santos Alvite.

Sin embargo, un monitoreo técnico realizado por Petroecuador a la calidad del aire en nueve puntos de la ciudad de Esmeraldas, en junio de 2020, determinó que no existe contaminación por las emisiones de la planta de refinación.

Las emisiones monitoreadas son las siguientes: monóxido de carbono (SO), sulfuro de hidrógeno (H2S), metil mercaptano, compuestos orgánicos volátiles (COVS), dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2) y ozono (O3).

El monitoreo con sensores evidenció “que los parámetros (de las emisiones) se encuentran por debajo de los límites permisibles establecidos por el Ministerio del Ambiente y la normativa internacional, confirmando el estado de la calidad del aire de la ciudad”, dice el informe de Petroecuador.

Además, Petroecuador informó a PRIMICIAS que, de acuerdo con las mediciones continuas realizadas al aire de Esmeraldas, los parámetros están dentro de la norma que establece la autoridad ambiental.

La solución definitiva 

Santos Alvite aseguró que la solución definitiva frente a las emisiones de gases es la reparación integral de la Refinería de Esmeraldas, una infraestructura que ya cumple 45 años de operación.

Objetivo que se cumplirá, según Santos Alvite, con la delegación de la refinería a inversionistas internacionales y privados.

Este proceso debería concluir el 23 de abril de 2021, con la firma del contrato de delegación por 25 años.

La inversión en la planta podría llegar a USD 3.000 millones.

Por el momento el único interesado en el proyecto es el consorcio Kellogg Brown & Root (KBR), conformado por la firma surcoreana Hyundai Company y las estadounidenses KBR, además de RGFx Initiatives y Energlobal Group.

Según las condiciones del concurso internacional, meta es lograr la construcción de un tren de alta conversión que permita el procesamiento de combustibles que cumplan con normas Euro 5.

Mientras no se concrete el proyecto, Petroecuador deberá continuar con las reparaciones periódicas a la planta refinadora para evitar las paralizaciones totales o parciales, según Santos Alvite.

Fisuras y otros problemas

Un informe de Petroecuador, de noviembre pasado, muestra que la Refinería Esmeraldas paralizó sus operaciones en 17 ocasiones entre enero y septiembre de 2020.

Mientras que otro informe sobre la capacidad de las refinerías estatales, con corte al 6 de enero de 2021, dice que en la planta de Esmeradas las unidades Crudo 1, Vacío 1 y Visbreaking 1, del tren 1, están en mantenimiento programado desde diciembre de 2020.

Por ejemplo, en la unidad Vacío 1 se corrigen fisuras en el techo y está pendiente la reparación de anclajes.

Por el mantenimiento programado, la refinería opera 40,5% de su capacidad, debido a que solo está funcionando el tren de refinación 2.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas