Sin liquidez, el IESS reclama pago de millonaria deuda al Gobierno

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

23 Abr 2021 - 0:05

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Carlos Luis Tamayo, durante una visita a jubilados, el 20 de abril de 2021. - Foto: Cortesía IESS.

Sin liquidez, el IESS reclama pago de millonaria deuda al Gobierno

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

23 Abr 2021 - 0:05

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) reclama al Ministerio de Finanzas el pago de una deuda de USD 15.901 millones.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) reclama una millonaria deuda al Gobierno Central.

Hasta marzo de 2021, el IESS exigía al Ministerio de Finanzas el pago de USD 15.901 millones como parte de la deuda negociada y no negociada entre las partes.

Aunque si se contaran los intereses, la deuda del Gobierno Central ascendería a USD 16.444 millones, según el IESS.

La deuda del Gobierno con el IESS se divide en:

  • Deuda no negociada: USD 6.806 millones. Según el último informe del IESS, este monto corresponde al dinero que no le ha pagado el Estado. Es decir, el Ministerio de Finanzas todavía no lo reconoce como deuda.
  • Deuda negociada en convenios y bonos: USD 9.095 millones. El monto fue acordado tanto por el Gobierno Central como por el IESS.

Pero, que haya un acuerdo de por medio no garantiza un pago puntual.

Uno de los tantos convenios, ratificado incluso con una sentencia de la Corte Constitucional, es el pago del 40% por parte del Gobierno Central al fondo de pensiones del IESS.

El pago por ese concepto debe estar incluido -de manera obligatoria- en el Presupuesto General del Estado de cada año, según una sentencia de la Corte de marzo de 2018.

En el Presupuesto de 2021, por ejemplo, el Ministerio de Finanzas aprobó USD 1.477 millones para cubrir una parte de ese pago, pero hasta marzo no había desembolsos.

Aunque es una deuda importante, las mayores obligaciones las tiene el Estado con el fondo de salud del IESS, al que el Gobierno Central realiza aportes a través de varias prestaciones.

En esa lista está la atención en salud a los jubilados, las amas de casa y para quienes padecen de enfermedades especiales y catastróficas.

Esta deuda histórica alcanzó los USD 4.217 millones entre enero de 2012 y marzo de 2021, según el IESS.

Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) denominado ¿Cuáles son los principales nudos críticos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social? Muestra el panorama del fondo de salud.

La OIT dice que las nuevas prestaciones en salud son positivas para los beneficiarios, pero son negativas para el IESS porque llevaron al límite las capacidades de la infraestructura hospitalaria del Instituto, sobre todo durante la emergencia sanitaria por coronavirus.

Además, debilitaron la sostenibilidad del fondo de salud.

Su limitada infraestructura hospitalaria obligó al IESS a contratar prestadores de salud externos, “con un visible incremento de los costos de atención”, según el informe de la OIT.

Según el Instituto, los prestadores privados y públicos facturaron USD 685,6 millones por derivaciones del IESS en 2020 en medio de la pandemia de Covid-19.

Gastándose los ahorros

El IESS proyectó un presupuesto de USD 8.589 millones para 2021, pero se queda corto por el incremento de los gastos debido al impacto de la emergencia sanitaria, la deuda del Ministerio de Finanzas, la caída en el número de afiliados y el aumento de los jubilados.

Para sobrevivir en 2021, el Instituto necesita gastarse, una vez más, los ahorros que tiene en el Banco de Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), que ascienden a USD 20.000 millones.

Esta cifra suena abultada, pero no lo es. Los escenarios de la Mesa de la Seguridad Social señalan que los ahorros del IESS deberían ascender a USD 80.000 millones.

Según el presupuesto del IESS, este año prevé desinvertir USD 1.419 millones para cubrir el hueco financiero de 2021.

Solo en el primer trimestre del año, al IESS le ha tocado desinvertir USD 590 millones. De ese total, USD 480 millones del fondo de pensiones y USD 110 millones del fondo de salud.

Esto afecta drásticamente al patrimonio de cada fondo”, pero se descarta que las prestaciones no sean atendidas, señala el informe de deuda del IESS.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas