Gobierno gastó más de USD 10.600 millones en salarios e intereses de deuda

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

1 Feb 2021 - 0:05

El presidente Lenin Moreno mantuvo una reunión con Kristalina Georgieva, directora-gerente del FMI, en Washington, el 26 de enero de 2021. - Foto: Cortesía Presidencia

Gobierno gastó más de USD 10.600 millones en salarios e intereses de deuda

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

1 Feb 2021 - 15:41

El Gobierno destinó USD 8.592 millones en el pago de la nómina y USD 2.084 millones por intereses de deuda en 2020, según el Ministerio de Finanzas.

En 2020, el 57% de los ingresos del Presupuesto General del Estado (PGE) fue para pagar los salarios del sector público y los intereses de la deuda pública.

Ese porcentaje equivale a USD 10.676 millones, informó el Ministerio de Finanzas.

El resto de los ingresos (USD 7.995 millones)se destinó a gastos de producción, de capital, inversión y transferencias. También sirvieron para la importación de combustibles.

En total, el PGE registró ingresos totales por USD 18.671 millones. Mientras que los gastos alcanzaron los USD 24.395 millones. Es decir, que hubo un déficit fiscal de USD 5.724 millones que se cubrió con préstamos de organismos multilaterales.

Analistas económicos han explicado que el aumento del gasto en nómina e intereses se ahondó en el gobierno del expresidente Rafael Correa.

En 2008, Ecuador destinaba USD 4.000 millones en el pago de salarios del sector público. Pero con la llegada de Correa hubo una fuerte inversión pública que ocasionó el aumento de la burocracia.

Así, para 2020, el Gobierno gastó USD 8.592 millones en salarios de trabajadores públicos. Ese valor consume el 46% de los ingresos en 2020.

El consultor económico de la firma Inteligencia Empresarial, Freddy García, advierte que disminuir el gasto en burocracia en 2021 se convierte en un agujero negro.

“En plena crisis económica no es prudente despedir a los funcionarios porque podría ocasionar una crisis más grave”, explica.

Mientras que el pago de intereses de deuda representa el 11% de los ingresos. En 2020, el Gobierno pagó por este rubro USD 2.084 millones.

Es un monto alto si se compara con la cifra de 2008. Ese año, el gasto en intereses fue de apenas el 4,2% de los ingresos totales.

Pero a partir de 2009 el país empezó a endeudarse con tasas de interés más altas. Era la época de los créditos acordados con China.

Por la presión económica de la deuda externa, en agosto de 2020, el Gobierno renegoció 10 series de bonos Global.

Tras la renegociación, las autoridades del Ministerio de Finanzas resaltaron que el alivio fiscal alcanzaría USD 1.590 millones en 2020.

“En adelante, la única opción para Ecuador es conseguir deuda más barata para pagar deuda cara”, dice García.

Inversión pública dudosa

El exasesor económico del Gobierno, Manuel González, señala que el 11% de los ingresos del PGE se destinó a la inversión pública en 2020. Ese porcentaje equivale a USD 2.058 millones.

Se trata de un monto similar al de 2008. Aquel año se gastó en inversión pública USD 1.993 millones.

Pero desde ese entonces, el rubro casi se ha triplicado hasta alcanzar su pico más alto en 2013, cuando fue de USD 7.000 millones.

Desde 2014 la inversión pública comenzó a bajar debido a la caída de los precios del petróleo.

Para Freddy García no es prudente reducir la inversión pública en 2021 porque afectará a la economía.

Sin embargo, González advierte que una parte del dinero dedicado a inversión se sigue desviando por la corrupción.

“La inversión pública no es mala. Con Correa se incrementó mucho, pero la producción no subió en la misma proporción. Es decir, la inversión pública fue muy improductiva“, explica González.

El exasesor económico afirma que hay una infinidad de activos construidos que no sirvieron para aumentar la producción.

“Eso no le permitió al país recuperar el dinero que se invirtió en esas obras por la vía de impuestos, y al final del día terminó siendo contraproducente”.

Manuel González

Compromisos con el FMI

El exministro de Finanzas, Fausto Ortiz, señala que al Gobierno le quedan dos alternativas para corregir los problemas fiscales: aumentar los ingresos corrientes y reducir el gasto.

Esas dos opciones son parte de los compromisos que suscribió Ecuador con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2020. Gracias a ello, el Gobierno accedió a un préstamo por USD 6.500 millones.

“Ecuador se comprometió (con el FMI) a reducir la nómina del Estado en un punto del Producto Interno Bruto (PIB) y aumentar la recaudación tributaria por medio de una reforma tributaria”, dice Ortiz.

Pese a esos compromisos, el exministro de Economía cuestiona que la mayoría de los candidatos presidenciales ofrezca reducir impuestos.

“Lo que necesita el país es aumentar la recaudación para enfrentar el desequilibrio fiscal”, afirma Ortiz.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas