Lunes, 24 de junio de 2024

La inseguridad ahuyenta millones en inversión para el turismo

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

8 Abr 2023 - 5:25

La inseguridad que vive Ecuador ha hecho que inversionistas de turismo redirijan sus capitales hacia otros mercados con mejores condiciones, como Panamá y Uruguay.

Policías en una playa de la provincia de Esmeraldas, en 2021.

Autor: Gabriela Coba

Actualizada:

8 Abr 2023 - 5:25

Policías en una playa de la provincia de Esmeraldas, en 2021. - Foto: Policía Nacional/Twitter

La inseguridad que vive Ecuador ha hecho que inversionistas de turismo redirijan sus capitales hacia otros mercados con mejores condiciones, como Panamá y Uruguay.

Empresarios nacionales y extranjeros han pausado sus inversiones en el sector turístico de Ecuador debido al aumento de los niveles de inseguridad. Esa inseguridad ha llegado al punto que el Gobierno ha decidido autorizar la tenencia y el porte de armas.

"Hemos notado preocupación de los inversionistas de entrar en este momento al mercado ecuatoriano", dice José Manuel Saavedra, presidente de una misión de inversionistas peruanos.

Los inversionistas más preocupados y que han pausado la inyección de capital en Ecuador son los del sector de turismo.

Esto debido a que los robos, asaltos, asesinatos y extorsiones hacen que las personas eviten salir, lo que significa menos clientes en restaurantes y hoteles.

El miedo a salir por la inseguridad se refleja en las ventas del sector de turismo, que aún no alcanzan niveles logrados antes de la pandemia de Covid-19, según datos del Servicio de Rentas Internas (SRI).

"Grupos peruanos pensaban hacer inversiones en el sector de turismo de Ecuador. Querían desarrollar resorts y restaurantes, teniendo en cuenta que Perú exporta gastronomía. Pero el turismo en Ecuador se ve afectado por la inseguridad y el clima político", detalla Saavedra.

Inversiones millonarias

Incluso, hay inversionistas que redirigieron sus capitales hacia otros mercados con mejores condiciones, como Panamá y Paraguay. Lo dice Holbach Muñetón, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo de Ecuador (Fenacaptur).

Eso lo ratifica Saavedra, quien agrega que hay inversionistas peruanos que por la inseguridad en Ecuador decidieron destinar sus recursos a proyectos en Uruguay.

Los capitales que se han ido o que están en pausa iban a destinarse a la región Costa de Ecuador, específicamente a ciudades como Manta, Portoviejo, Esmeraldas y Salinas.

Esas ciudades se encuentran en provincias donde rige un estado de excepción por el incremento de las actividades de bandas organizadas en delitos como el narcotráfico y la extorsión.

Las inversiones en turismo de las empresas de Perú ascienden a USD 20 millones por cada proyecto.

José Manuel Saavedra, inversionista de Perú

Saavedra recuerda que incluso se pensó en construir un parque temático en Manta, para lo que se iba a inyectar entre USD 300 y USD 400 millones a largo plazo.

En el país, una operadora de turismo interesada en inyectar capitales en Manabí es Metropolitan Touring, pero los planes se han puesto en pausa, también por la inseguridad.

En la provincia "se ve la oportunidad de desarrollar un concepto hotelero como el de Mashpi Lodge", cuya estadía cuesta unos USD 1.000 por noche. Eso podría replicarse en el Bosque Siempre-Verde de Pie de Monte, sostiene Paulina Burbano de Lara, presidenta ejecutiva de la empresa.

Protestas y desastres naturales

Empresarios nacionales y extranjeros consideran que hay otros dos factores que retrasan la inyección de capital en el sector de turismo de Ecuador.

Uno de ellos es la incertidumbre sociopolítica, por el juicio político planteado por la Asamblea Nacional contra el presidente Guillermo Lasso, que podría acabar en su destitución.

Ese contexto preocupa a los inversionistas debido a que pueden generarse nuevas protestas con bloqueo de vías, lo que significa cancelaciones de reservas en hoteles y restaurantes.

El temor de los mercados también ha hecho que se eleve el riesgo país, lo que encarece el acceso a financiamiento en el exterior para los inversionistas, dice Muñetón.

Otro factor que ahuyenta a la inyección de capital en turismo es la falta de políticas de prevención ante desastre naturales.

En los últimos meses, el país ha experimentado un terremoto y un deslave, que han significado pérdidas humanas y económicas, debido a la destrucción de viviendas y carreteras.

Eso también ha provocado que el 46,83% de la red vial estatal presente problemas a inicios de abril, lo que imposibilita o complica los desplazamientos internos por vía terrestre.

Esos problemas opacan las ventajas que tiene Ecuador, como su ubicación geográfica, que lo hace cercano a mercados grandes; su clima, la oferta de destinos naturales y el dólar.