Surgen más irregularidades en el caso que involucra a Delcorp y Ecuagran

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

24 Sep 2020 - 0:05

Imagen de un camión junto a los silos de Ecuagran, en Guayaquil, el 21 de septiembre de 2020. - Foto: PRIMICIAS

Surgen más irregularidades en el caso que involucra a Delcorp y Ecuagran

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

24 Sep 2020 - 9:18

El mercado de valores todavía no sale de su asombro: existen más irregularidades en las últimas emisiones de obligaciones de las ahora cuestionadas empresas, entre ellas el destino de los recursos que captaron.

Ecuagran y Delcorp querían conseguir USD 47 millones para la sustitución de pasivos financieros y para capital de trabajo.

Para levantar ese dinero salieron a emitir papeles, en este caso obligaciones de largo plazo, en el mercado de valores ecuatoriano.

Así lo establecen los prospectos de oferta pública de las últimas cinco emisiones de obligaciones de largo plazo de ambas empresas, que aún tienen pagos por vencer.

Hasta aquí nada raro, excepto que en una de estas cinco emisiones Delcorp declaró que iba a captar recursos para pagar deudas de Ecuagran.

Lo dice el prospecto de oferta pública de la quinta emisión de obligaciones de largo plazo de Delcorp:

“Los recursos captados… a partir de la cantidad de USD 5 millones y dentro del monto máximo de la presente emisión, serán destinados para sustituir la deuda originada en las obligaciones establecidas en el Fideicomiso Mercantil de Garantía denominado Fideicomiso de Garantía Ecuagran”.

El documento agrega que los recursos se destinarían “específicamente para el pago a Nitron Group Corporation, hasta el monto que fuere necesario para el levantamiento del gravamen que pesa sobre las instalaciones de propiedad de Ecuagran S.A“.

En la calificación de riesgo de la sexta emisión de obligaciones de Ecuagran se detalla la relación entre esa empresa y Nitron Group Corporation.

Según informe del auditor externo, “al 31 de diciembre de 2018, una importante porción de propiedad, planta y equipo (fundamentales para la operación del emisor) están comprometidos en garantía de obligaciones financieras propias y aquellas contraídas por el accionista mayoritario de la compañía a favor de Nitron Group Corporation”.

Una fuente del mercado de valores dijo a PRIMICIAS, bajo reserva de su nombre, que “hay muchas cosas que sorprenden en las últimas emisiones de las dos empresas, entre ellas el destino de los recursos”.

Empieza la triangulación

En la emisión de obligaciones de Delcorp, empresa que está relacionada con Ecuagran, se establece que una parte de los fondos obtenidos servirá para pagar la deuda de Ecuagran con el Fideicomiso de Garantía de Ecuagran.

Este fideicomiso, a su vez, pertenece a un proveedor de Ecuagran en el extranjero, se trata de Nitron Group Corporation.

“Nunca he visto emisiones de obligaciones que sirvan para pagar obligaciones de un relacionado. Ahí se comienzan a triangular las cosas”, afirma la misma fuente.

El 8 de septiembre de 2020 PRIMICIAS informó sobre los nexos entre Ecuagran y Delcorp.

En el escándalo también aparece la empresa Fertisolubles, que fue aceptante de las facturas comerciales que Delcorp negoció en el mercado de valores, estos papeles se encuentran vencidos e impagos, según la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Lista de afectados es larga

Si bien el desfalco financiero que protagonizan Ecuagran y Delcorp se destapó luego de que ambas empresas dejaron de pagar casi USD 1,1 millones a los inversionistas institucionales y privados que compraron su sexta emisión de papeles, el escándalo está lejos de tocar fondo.

Los obligacionistas de las dos empresas, es decir, quienes les compraron los papeles han realizado ya nueve asambleas desde que el Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores (Decevale) notificó sobre los pagos pendientes.

Entre quienes destinaron capital a los papeles de Ecuagran y Delcorp están el Banco del Instituto de Seguridad Social (BIESS) y el Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacioal (Isspol).

Pero la lista real es mucho más larga, dado que la actual regulación obliga a instituciones financieras y aseguradoras a comprar parte de las emisiones de papeles que se realizan a través de bolsas.

También compran estos papeles los fondos de pensiones, como el Isspol.

La preocupación entre los inversionistas es palpable pues el monto de las cinco emisiones de obligaciones de largo plazo de las dos empresas asciende a USD 47 millones.

De ese total, USD 25 millones corresponden a tres emisiones de obligaciones que Ecuagran hizo desde 2017.

Los otros USD 22 millones corresponden a dos emisiones de obligaciones de largo plazo de Delcorp.

Crece la codicia

En las últimas emisiones de papeles se puede ver que Ecuagran y Delcorp elevaron notoriamente los volúmenes emitidos.

En el caso de Ecuagran, la cuarta y quinta emisiones de obligaciones fueron por USD 7 millones y USD 3 millones, respectivamente. Mientras que la sexta emisión ascendió a USD 15 millones.

Lo mismo ocurrió con Delcorp. Su quinta emisión de obligaciones, de 2018, aspiraba captar USD 7 millones. Un año después la empresa duplicó la apuesta para captar USD 15 millones con su sexta emisión de obligaciones.

Las obligaciones de largo plazo son valores que representan una deuda “que el emisor reconoce o crea, y que son exigibles según las condiciones de la emisión”, de acuerdo con el manual ‘Cómo emitir obligaciones de largo plazo’, de la Bolsa de Valores de Quito.

Se consideran de largo plazo cuando los contratos superan los 360 días, contados a partir de la emisión de los papeles y hasta su fecha de vencimiento.

En medio de este escándalo y de la estafa al Isspol, en la que se sospecha intervino el ahora investigado Decevale, las bolsas de valores de Quito y Guayaquil se preparan para cambiar sus directorios.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas