Más de medio millón de personas han perdido su empleo en 2020

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

3 Oct 2020 - 0:05

Ciudadanos circulan por las calles de Cuenca, el 22 de septiembre de 2020. - Foto: API

Más de medio millón de personas han perdido su empleo en 2020

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

8 Oct 2020 - 18:40

427.009 personas perdieron su empleo durante los meses de la pandemia del coronavirus y el estado de excepción. Aunque continúan, los despidos por “fuerza mayor o caso fortuito” son, cada vez, menos.

Nota actualizada el 8 de octubre con la rectificación solicitada por el ministerio de Trabajo.

La pandemia del coronavirus sigue destruyendo el empleo formal en el país. Según las últimas cifras del Ministerio de Trabajo, entre enero y el 1 de octubre de 2020 se registraron 598.506 desempleados:

  • 171.497 actas de finiquito se registraron entre el 1 de enero y el 15 de marzo.
  • 427.009 empleos formales se perdieron desde el 16 de marzo. Ese día arrancó el estado de excepción para intentar detener la propagación del coronavirus.

Ni la Ley Orgánica de Apoyo Humanitario -que entró en vigencia el 22 de junio de 2020 y contemplaba algunas reformas laborales- evitó que se pierdan las plazas de empleo como efecto de la crisis económica y de la emergencia sanitaria.

Ya con la ley vigente, en el país hubo 238.892 desvinculaciones. Eso significa el 55,9% de lo registrado entre el 16 de marzo y el 1 de octubre de 2020.

Pero, las cifras que más preocupan al Ministerio del Trabajo son las correspondientes a las actas de finiquito por “fuerza mayor o caso fortuito”.

Precisamente, fue en la Ley Humanitaria que se incluyó la opción de los empleadores para finalizar un contrato laboral por caso fortuito o fuerza mayor pero, siempre y cuando, se registre el cese total de la empresa.

Bajo esa figura, el Ministerio de Trabajo registró 6.260 despidos. Eso significa un 24% del total de actas de finiquito por esta causal en 2020 que suman 25.910.

Según la ley, si un juez determina que hubo uso injustificado de la causal, el empleador tendrá que pagar una indemnización por despido intempestivo.

La viceministra de Trabajo y Empleo, Sharian Moreno, dijo a PRIMICIAS que estos números evidencian la crisis social, económica y sanitaria que vive el país.

“Las restricciones del estado de excepción confluyeron para que los empleos y los negocios cierren, provocando el incremento de las actas de finiquito y afectando al mercado laboral”.

Sharian Moreno

Y los beneficios de la Ley Humanitaria

Pese a la pérdida del empleo formal, tras la aprobación de la Ley Humanitaria en el país se crearon 162.968 nuevos empleos, según el Ministerio de Trabajo:

  • 20.292 contratos emergentes.
  • 9.009 contratos por giro de negocio.
  • 133.667 contratos nuevos.

Además, según el Gobierno, la Ley Humanitaria ‘salvó’ 72.397 empleos al permitir ciertos acuerdos entre los empleadores y trabajadores.

Así, en 68.111 casos se redujo de la jornada laboral mientras que en otros 4.286 contratos hubo una reducción del salario mensual.

Estas son las claves de la Ley Humanitaria en el ámbito laboral:

  • Los empleadores podrán reducir la jornada de sus trabajadores hasta un máximo del 50% por “eventos de fuerza mayor o caso fortuito”. El sueldo del trabajador será correspondiente con las horas efectivamente trabajadas.
  • Los trabajadores y empleadores podrán, de mutuo acuerdo, modificar las condiciones económicas de su relación laboral para preservar las fuentes de trabajo. Los acuerdos no podrán afectar el salario básico o los salarios sectoriales.
  • Los empleadores podrán contratar a los trabajadores bajo la modalidad del “contrato especial emergente”. El contrato se celebrará por el plazo máximo de un año y podrá ser renovado por una sola vez por otro año. La jornada laboral podrá ser parcial o completa, con un mínimo de 20 y un máximo de 40 horas semanales, distribuidas en un máximo de seis días a la semana, sin sobrepasar las ocho horas diarias.

Rectificación. La primera versión de esta nota publicada el 3 de octubre decía que “Los despidos por “fuerza mayor o caso fortuito” van al alza”. El ministerio de Trabajo, en una comunicación enviada a este medio, aclara que “a partir de la vigencia de la Ley Orgánica de Apoyo Humanitario (22 de junio de 2020), existe una disminución de alrededor del 90% de los registros mensuales de utilización de esta causal para desvincular a los trabajadores a escala nacional (De 8.882 a 1.079 registros en septiembre)”.

Además, el ministerio “dice que de las actas de finiquito registradas en el Sistema Único de Trabajo -SUT desde el inicio de la pandemia, el 4.33% corresponden a la causal de caso fortuito o fuerza mayor”.

La versión actual de este artículo fue corregida el 8 de octubre a las 18:40. Ofrecemos disculpas por la imprecisión.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas