Ecuador: la OIT cuestiona respuesta financiera para enfrentar pandemia

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

10 Jun 2021 - 0:01

Una enfermera atiende a una paciente intubada en la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, de Guayaquil, el 26 de abril de 2021. - Foto: PRIMICIAS.

Ecuador: la OIT cuestiona respuesta financiera para enfrentar pandemia

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

10 Jun 2021 - 0:01

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lamentó que el presupuesto de USD 2.557 millones en 2020 no haya alcanzado para contrarrestar la pandemia.

El presupuesto que destinó el Gobierno ecuatoriano para salud con el objeto de atender el impacto del coronavirus no refleja las necesidades que la emergencia sanitaria generó en el país entre marzo de 2020 y marzo de 2021.

Es una de las conclusiones del estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) denominado “El sistema de salud ecuatoriano y la Covid-19”.

El estudio reveló que faltaron recursos para las siguientes actividades:

  • Adquisición de pruebas diagnósticas.
  • Compra de medicamentos y de dispositivos médicos.
  • Incremento de personal y compra de insumos para la atención de pacientes con coronavirus.

Hubo necesidad de más recursos ocurrió pese a que el presupuesto devengado del Ministerio de Salud Pública fue de USD 2.557 millones en 2020. Ese rubro parece elevado, pero en realidad fue un 8,1% menor que en 2019, cuando no había emergencia sanitaria.

En el presupuesto de Salud para 2020, USD 724,7 millones se destinaron a la prestación de servicios de salud asociados a las atenciones por Covid-19, especialmente para curación, prevención, atención prehospitalaria, diagnóstico, medicamentos, dispositivos médicos y gestión de fallecidos.

En 2021, el presupuesto codificado del Ministerio de Salud Pública es de USD 2.269, de los cuales USD 1.000 millones se han gastado hasta mayo.

A la OIT le sorprende que el presupuesto para el Ministerio de Salud haya disminuido, sobre todo, considerando que en 2020 hubo una emergencia derivada de la pandemia.

Voceros del Gobierno del expresidente Lenín Moreno dijeron, en su momento, que la caída de los ingresos tributarios y petroleros -también por el impacto de la pandemia- así como los problemas fiscales, impidieron un incremento del presupuesto en sectores clave.

El informe de la OIT considera que Ecuador enfrentó la emergencia sanitaria del coronavirus con “un sistema de salud con condiciones estructurales de fragmentación y segmentación, menos recursos públicos y condiciones económicas poco favorables”.

Y que todo eso condicionó la respuesta frente a la crisis social, sanitaria y económica.

En esas circunstancias, la OIT señala que se registraron al menos USD 869 millones en pérdidas en el sector público de salud entre marzo y mayo de 2020, en los meses más duros de la pandemia.

Se necesitan correctivos

La OIT señala que la respuesta financiera del Gobierno anterior no fue la mejor para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Señala que, si el nuevo Gobierno no toma correctivos presupuestarios para combatir la pandemia, "el impacto para el sector de salud puede adquirir mayores proporciones en el mediano y largo plazo".

En este momento, la prioridad del Gobierno, encabezado por el presidente Guillermo Lasso es el plan de vacunación contra el Covid-19.

Para el plan el Gobierno anunció que cuenta con un presupuesto de USD 550 millones. Esos recursos provienen, en gran medida, de los organismos multilaterales de crédito.

Lasso, que asumió el poder el 24 de mayo, busca que la vacunación contra el Covid-19 llegue a nueve millones de personas en sus primeros 100 días de Gobierno.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas