Pobres necesitan una década para recuperarse, los ricos ya lo hicieron

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

5 Feb 2021 - 0:04

Personas venden frutas en una calle de Cuenca, en enero de 2021. - Foto: API

Pobres necesitan una década para recuperarse, los ricos ya lo hicieron

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

5 Feb 2021 - 0:04

Las mil personas más ricas del mundo se recuperaron de los efectos pandemia en nueve meses, pero las más pobres necesitarán 10 años.

La crisis de Covid-19 ha sido catalogada como la pandemia de la desigualdad por 295 economistas de 79 países involucrados en el informe El virus de la desigualdad, de Oxfam Internacional.

Que los economistas hablen de un virus de desigualdad responde al hecho de que las mil personas más ricas del mundo se recuperaron económicamente de la pandemia en nueve meses, mientras que quienes se encuentran en situación de pobreza podrían necesitar más de una década para lograrlo.

Incluso los multimillonarios vieron cómo sus fortunas crecían USD 3,9 billones entre el 18 de marzo y el 31 de diciembre de 2020, según el reporte que se apoya en datos de la revista Forbes y de la banca de inversión Credit Suisse.

“Hemos presenciado el mayor aumento de la desigualdad desde que existe registro. La profunda brecha entre ricos y pobres ha demostrado ser tan letal como el propio virus”, dice Gabriela Bucher, directora ejecutiva de Oxfam Internacional.

Y el informe no solo habla de desigualdad económica, sino también racial y de género.

Desigualdad de género

La actual crisis por la pandemia de Covid-19 impacta especialmente a las mujeres y a los grupos étnicos y en situación de exclusión.

¿Por qué? “Porque son grupos que tienen mayores probabilidades de verse arrastrados a la pobreza, de pasar hambre y no tener acceso a servicios de salud“, afirma Bucher.

En el mundo, las mujeres están sobrerrepresentadas en trabajos mal remunerados y precarios, que han sido los más golpeados por la crisis.

En Ecuador uno de esos empleos es el de las trabajadoras remuneradas del hogar que, durante la pandemia, han experimentado despidos, mayor carga laboral y exposición al Covid-19.

“Si la presencia de hombres y mujeres en todas las actividades económicas fuese totalmente equitativa, 112 millones de mujeres dejarían de tener un riesgo elevado de perder sus ingresos o empleos“, sostiene el reporte.

A eso se suma el hecho de que las mujeres representan aproximadamente el 70% de la fuerza laboral mundial en el ámbito de la salud y la atención social. Esos empleos, que son considerados esenciales, exponen a las mujeres a bajas remuneraciones y a un mayor riesgo de contraer el virus.

Desigualdad racial

Según el informe, los grupos que suelen tener empleos más precarios y trabajar en el sector informal también tienen más probabilidades de que su situación laboral y sus ingresos se hayan visto más afectados por la pandemia.

Los datos indican que, en América Latina, las personas afrodescendientes y los pueblos indígenas están sufriendo en mayor medida la pobreza provocada por la pandemia.

Específicamente son grupos que tienen más probabilidades de no tener ingresos para satisfacer sus necesidades básicas y de morir a causa del virus.

No solo América Latina experimenta la desigualdad racial, países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, España e India también lo hacen.

En Estados Unidos el índice de pobreza de la población blanca se incrementará en 4,2 puntos porcentuales, de la población latina en 9,4 puntos porcentuales y de la población negra en 12,6 puntos porcentuales.

Noticias relacionadas