Domingo, 16 de junio de 2024

Presidente deberá fijar precios diferenciados a los combustibles

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

21 Oct 2022 - 5:26

El Presidente de la República deberá definir los precios de combustibles que pagará la población que quede excluida del subsidio. Petroecuador pondrá en marcha un plan piloto.

Un tanquero descarga gasolina en una estación de servicio del norte de Quito, el 23 de septiembre de 2022.

Autor: Mónica Orozco

Actualizada:

21 Oct 2022 - 5:26

Un tanquero descarga gasolina en una estación de servicio del norte de Quito, el 23 de septiembre de 2022. - Foto: Mónica Orozco / Redacción Primicias

El Presidente de la República deberá definir los precios de combustibles que pagará la población que quede excluida del subsidio. Petroecuador pondrá en marcha un plan piloto.

El presidente de la República deberá fijar precios diferenciados de combustibles para las personas que dejarán de ser beneficiarias de los subsidios estatales.

"No es que se van a liberar (los combustibles) a precio internacional" para esos consumidores, explicó el ministro de Transporte, Darío Herrera.

De hecho, uno de los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y los movimientos indígenas, dentro de la mesa de focalización de subsidios, fue "prohibir la liberación de precios de los combustibles".

Herrera explicó que liberar los precios "supondría un impacto en diferentes sectores que tienen diferentes estructuras y costos".

"Se aplicará lo que dice la Ley y la Constitución (...), que establecen que es potestad del Presidente fijar los precios" de los combustibles, dijo Herrera.

El Gobierno proyecta que el gasto en subsidios alcanzará los USD 4.000 millones en 2022. Una vez que se aplique el plan de focalización de esta subvención, el Ministerio de Finanzas espera una reducción de esas transferencias por hasta USD 250 millones anuales.

¿Qué precio se pagará?

El Gobierno había propuesto establecer cupos mensuales para los beneficiarios del subsidio a los combustibles.

Otro planteamiento gubernamental fue definir una banda de precios para las personas excluidas de la subvención estatal, a fin de evitar incrementos de "shock" para la población.

Las bandas de precios son sistemas que permiten ajustes paulatinos en el precio de los combustibles, en función de la cotización internacional del petróleo.

Pero esos planteamientos no fueron aceptados por los movimientos indígenas, por lo que el Presidente de la República será quien defina los precios para la población excluida del subsidio.

Criterios de exclusión

Lo que sí acordaron fueron cinco criterios para definir a las personas que pagarán un precio mayor de diésel y de gasolinas Extra y Ecopaís.

Esos criterios son:

  • Las personas con autos de cilindraje mayor a 2.201 centímetros cúbicos (cc) no podrían comprar combustible con subsidio.
  • Quienes posean camionetas de cilindraje mayor a 3.001 cc.
  • Y dueños de los vehículos tipo SUV o todoterreno que tengan cilindraje mayor a 2.401 tampoco podrían comprar combustible subsidiado por el gobierno.
  • Los propietarios de motos de cilindraje mayor a 301 cc también estarían fuera de los beneficios de la subvención.
  • Personas que ganen más de USD 3.466 al mes.

Otro acuerdo fue que el transporte público y taxis mantengan el actual subsidio al diésel y las gasolinas de bajo octanaje.

Petroecuador importa el galón de diésel a USD 3,64 por galón, pero en el país se vende a un precio fijo de USD 1,75 por galón.

La diferencia de USD 1,89 por galón entre el precio de importación de diésel y el de venta para el consumidor es asumido por el Estado.

Mientras tanto, la gasolina Extra tiene un valor de importación de USD 3,08, pero se vende en USD 2,40. Por tanto, el Estado asume un subsidio de USD 0,68 por galón en este producto.

Desde 1993, cuando se reformó la Ley de Hidrocarburos, el presidente tiene la potestad de fijar los precios de los combustibles.

Lo anterior ha significado un desgaste político para la primera autoridad del Estado. "Debilita al presidente", explica Jaime Pinos, exprocurador jurídico de la petrolera estatal Petroecuador.

El plan piloto

Petroecuador pondrá en marcha un plan piloto para la focalización de los subsidios a los combustibles. Ese proceso podría tardar entre tres y seis meses, dijo Herrera.

Aunque, el Gobierno espera que la definición y aplicación del mecanismo de focalización tarde menos de un año.

Herrera reiteró que la focalización de los subsidios no implicará una nueva reducción de precios para ningún sector.

Uno de los planteamientos de los movimientos indígenas era bajar más el precio de los combustibles para población vinculada a la agricultura y a la zona rural, que accedería a un subsidio mayor.

Para este sector, el precio del diésel se proponía en USD 1,50 por galón y el de las gasolinas Extra y Ecopaís en USD 2,10 por galón.

"El Gobierno ya bajó USD 0,15 centavos y se recobró paz. Ahora la tarea es focalizar el subsidio que es generalizado", enfatizó Herrera.