ABC de la reforma tributaria: pagan quienes menos sufrieron en pandemia

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

28 Oct 2021 - 21:31

El secretario jurídico de la Presidencia, Fabián Pozo, entregó el proyecto de reforma tributaria a la Asamblea Nacional, el 28 de octubre de 2021. - Foto: Primicias.

ABC de la reforma tributaria: pagan quienes menos sufrieron en pandemia

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

29 Oct 2021 - 9:58

La reforma tributaria busca recaudar más de USD 1.900 millones en los primeros dos años de vigencia. Hay una nueva tabla para el pago del Impuesto a la Renta y para las deducciones.

El Gobierno envió el 28 de octubre a la Asamblea Nacional el proyecto de Ley Orgánica de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal, que consiste en una reforma tributaria con la que busca recaudar más de USD 1.900 millones en los años 2022 y 2023.

Son USD 400 millones más de lo previsto en la ‘megaley’ denominada Ley de Creación de Oportunidades, que fue rechazada por el Consejo de Administración de la Legislatura (CAL) de la Asamblea por contener reformas en varias materias, además de la tributaria.

Para resumir el espíritu de la reforma, el ministro de Finanzas, Simón Cueva, dice a PRIMICIAS que “el peso recaerá en los sectores menos afectados por la pandemia”.

Estos sectores incluyen a quienes ganen más de USD 5.000 al mes o posean un patrimonio de USD 1 millón o de USD 2 millones si están en sociedad conyugal.

Como incentivo, estos contribuyentes podrán deducirse hasta USD 200.000 por la compra de su primera vivienda o por la compra de tierras agrícolas improductivas.

La nueva propuesta de reforma tributaria plantea la rebaja o la eliminación de impuestos para ciertos bienes y servicios.

Además, propone que las personas y las empresas, que resultaron menos golpeadas durante la pandemia de Covid-19, realicen una contribución especial temporal.

Las personas con ingresos superiores a USD 2.000 mensuales pagarán más Impuesto a la Renta (IR).

Esta reforma tributaria también elimina el actual régimen de microempresas, para sustituirlo por un nuevo régimen para emprendedores y negocios populares.

El Ministerio de Finanzas informó que el proyecto de ley incluye las observaciones de la sociedad civil y de los legisladores de oposición, lo que permitiría que la reforma sea aprobada sin necesidad de un veto presidencial.

El tiempo apremia, así que la reforma deberá ser aprobada y promulgada en el Registro Oficial antes de que termine el año o sus medidas no podrán entrar en vigencia en 2022.

De aprobarse el proyecto de ley, que fue enviado a la Asamblea con carácter económico urgente, se convertirá en la reforma tributaria número 16 en los últimos 14 años.

A). Quiénes pagan más IR

Una de las principales propuestas del Gobierno es aumentar el Impuesto a la Renta (IR) a partir de un cierto umbral de ingresos anuales.

Según el Ministerio de Finanzas, “pagarán más quienes más tienen y no se toca a quienes menos (ingresos, ndr) tienen”.

La propuesta contempla un “incremento mínimo” del IR, empezando por quienes tengan ingresos mensuales de USD 2.000 al mes.

Estas personas tendrían que pagar un promedio de USD 28 mensuales o USD 336 año. Hasta ahora, estos contribuyentes pagan USD 13,05 al mes o USD 156 anuales por concepto de Impuesto a la Renta. Es decir, se duplica el monto a pagar.

Quienes tengan ingresos anuales de USD 25.000 (o ingresos de USD 2.083 al mes) están en la franja impositiva de entre USD 21.630 a 31.630, lo que significa que deben pagar un impuesto del 15% sobre su renta anual.

Pero el incremento en el pago de Impuesto a la Renta se notará más entre quienes tengan ingresos anuales superiores a USD 31.630, o de USD 2.635 mensuales en adelante.

En la ley tributaria actual se establece que del total de ingresos anuales, se podían deducir los gastos personales en renglones como salud y educación.

Dentro del nuevo proyecto queda planteada la eliminación de los gastos declarados de las personas naturales, pero a cambio habrá un crédito tributario.

B). La ‘crema’ de la renta

Quienes perciben ingresos de entre USD 31.630 y USD 41.630 anuales, es decir, de entre USD 2.635 y de USD 3.469 al mes, deberán pagar un 20% de Impuesto a la Renta.

En la ley vigente este rango paga el 15% de Impuesto a la Renta. Estamos hablando de un 5% más.

Mientras que las personas naturales que perciben ingresos de entre USD 41.630 y USD 51.630 anuales deberán pagar un 25% de IR, frente al 20% actual.

Quienes perciben entre USD 51.630 a USD 61.630 pagarán el 30%: se trata de 10% más de lo que hasta ahora pagaban (que era un 20%).

Para el rango de ingresos anuales de USD 61.630 a 100.000, los contribuyentes pagarían un 35% de Impuesto a la Renta frente al 20% actual, es decir un 15% más.

En esta reforma se incluye un décimo tramo o rango de Impuesto a la Renta. Se aplicaría para quienes ganen ingresos anuales superiores a los USD 100.000, que deberán pagar una tasa de 37% de Impuesto a la Renta, como lo muestra la siguiente tabla:

De acuerdo con los cálculos del Ministerio de Finanzas, el incremento del IR dejaría una recaudación superior a los USD 460 millones.

C). Impuesto al patrimonio

El proyecto de ley propone una contribución especial, por un año, para las personas que tengan un patrimonio de más de USD 1 millón y de USD 2 millones si se consideran las llamadas sociedades conyugales.

En el rechazado proyecto de Ley de Creación de Oportunidades, la propuesta era más ambiciosa: una contribución especial por dos años a las personas con un patrimonio de más de USD 500.000 y de USD 1 millón si están en sociedad conyugal.

Antes, esta contribución recaería sobre 17.000 personas, pero ahora, con el cambio a la reforma, la pagarán cerca de 6.000 personas.

Según las cuentas del Ministerio de Finanzas, la recaudación por esta contribución especial caería de USD 320 millones a USD 260 millones con las nuevas reglas (ver gráfico):

D). Y las empresas qué

La compensación por la caída de la recaudación por la contribución especial de las personas con alto patrimonio vendría por el lado de una contribución mayor de las empresas que generaron utilidad durante la pandemia.

El Ejecutivo planteaba que, por una sola vez, las empresas con un patrimonio de más de USD 1 millón, y que en 2020 generaron más utilidades que en el año inmediatamente anterior, hicieran una contribución especial.

Ahora, con el nuevo proyecto, el Gobierno propone que la contribución solidaria de 0,8% durante dos años para las empresas con un patrimonio superior a los USD 5 millones.

Alrededor de 1.931 empresas pagarán la tasa del 0,8%. Por ejemplo, una empresa con un patrimonio de USD 5 millones deberá pagar una contribución de USD 40.000, según el Ministerio de Finanzas.

La contribución de las empresas permitirá que la recaudación alcance los USD 468 millones cada año.

De ese total, unos USD 419,4 millones provendrán de la contribución especial de las empresas con patrimonios superiores a los USD 10 millones.

Además, Finanzas prevé que el 66% del total de la contribución anual salga de las empresas de los sectores: financiero y de seguros, comercio, manufacturero y de minería.

E). Activos afuera

La reforma también plantea la regularización de los activos en el exterior, es decir, que las personas que tienen capitales o inversiones fuera del país puedan reportarlas al SRI y pagar Impuesto a la Renta en el futuro sobre ese dinero o bienes.

Básicamente, la reforma llevará a las personas con residencia fiscal en el extranjero, pero con negocios en el país, a que reporten sus ingresos globales y que paguen tributos. Incluso, si los capitales están en paraísos fiscales.

Con el proyecto, los contribuyentes tendrán hasta marzo, junio y diciembre de cada año para declarar sus activos en el extranjero ante el SRI. Mientras más se demore un contribuyente en declararlos, más alta será la tasa que deberá pagar por ellos, según el proyecto de ley.

Según Finanzas, la recaudación de impuestos por la regulación de los activos llegaría a los USD 200 millones.

F). Nuevo régimen para emprendedores

El proyecto plantea la creación de un régimen simplificado para emprendedores y para negocios populares (RIMPE), que estaría vigente durante tres años.

Aplica el pago de este tributo para los emprendimientos que no tengan ingresos brutos superiores a los USD 300.000 al año.

Los negocios populares también pagarán cuando sus ingresos brutos no hayan excedido los USD 20.000 anuales.

Por ingresos brutos se entenderán los percibidos por el sujeto, menos descuentos y devoluciones.

G). IVA, ICE

La reforma propone que el Presidente de la República podrá reducir la tarifa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 12% hasta el 8% a la prestación de los servicios definidos como actividades turísticas hasta por un máximo de 12 días al año durante feriados o fines de semana, para impulsar el turismo.

Y exonera del pago del IVA a los siguientes servicios:

  • Los prestados por las Cámaras de la producción, sindicatos y similares, que cobren a sus miembros cánones, alícuotas o cuotas que no excedan USD 1.500 anuales.
  • Los servicios prestados por establecimientos de alojamiento a turistas extranjeros, que permanezcan en el país menos de 90 días. Dichos establecimientos deberán estar inscritos en el Registro Nacional de Turismo y contar con la Licencia Única Anual de Funcionamiento.

También propone tarifa de IVA de 0% para la compra de vehículos eléctricos e híbridos y paneles solares, con el fin de impulsar el cambio energético.

La reforma plantea, además, eliminar el IVA a las toallas sanitarias, implementos de higiene femenina y pañales populares (industria nacional).

La decisión deberá ser plasmada en un Decreto Ejecutivo, tras informe favorable del Ministerio de Finanzas.

También hay cambios en el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE).

En la reforma se plantea la opción para que el Presidente de la República, mediante Decreto Ejecutivo, pueda reducir la tarifa del ICE en cualquier momento, previo a un dictamen favorable del Ministerio de Finanzas.

La propuesta de ley mantiene la intención de exonerar del pago del Impuesto a la Herencia a los familiares dentro del primer grado de consanguinidad.

Tampoco se cobrará este impuesto en el caso de que el beneficiario sea uno de los cónyuges supervivientes, siempre que no existan hijos que puedan acceder a la herencia.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas