Harán falta tres gobiernos para cumplir la meta de deuda pública

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

19 Jun 2020 - 0:05

El presidente Lenín Moreno y el ministro de Finanzas, Richard Martínez, durante la presentación del acuerdo por la jubilación en 2018. - Foto: Presidencia

Harán falta tres gobiernos para cumplir la meta de deuda pública

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

19 Jun 2020 - 0:05

El veto del presidente Lenín Moreno al proyecto de ley para el Ordenamiento de las Finanzas Públicas plantea un programa de 12 años para que la deuda se reduzca hasta alcanzar el 40% del Producto Interno Bruto (PIB).

Las necesidades de financiamiento de Ecuador ascienden a USD 13.500 millones en 2020, lo que implica que el Gobierno está obligado a seguir endeudándose para reducir el déficit y el impacto de la pandemia de coronavirus.

Hasta abril de 2020, la deuda pública alcanzaba los USD 57.182 millones o el equivalente al 52,14% del PIB, superando el tan esperado techo del 40% del PIB.

A eso se suma que el Banco Central prevé que el PIB para este año caerá entre 7,3% y 9,6% debido a factores como una baja de casi 50% en el precio internacional del petróleo, la caída de la producción petrolera ecuatoriana y el aumento del gasto público.

Con este escenario, es muy difícil que Ecuador cumpla con la regla fiscal de llegar a 2021 con una relación deuda/PIB de máximo 40%, así como se establecía en la Ley de Fomento Productivo de 2018.

Por eso, en el veto parcial del proyecto de Ley para el Ordenamiento de las Finanzas Públicas, el presidente Lenín Moreno plantea un nuevo cronograma para reducir -de manera progresiva- la deuda pública hasta 2032.

La planificación que se plantea ahora es la siguiente:

  • La deuda representará el 57% del PIB hasta 2025.
  • La deuda pública bajará a 45% del PIB hasta 2030.
  • La deuda pública caerá a 40% del PIB a partir de 2032.

Es decir, hasta que se cumpla con la regla fiscal pasarán tres gobiernos. Hasta abril, durante la gestión de Moreno, la deuda pública aumentó 18,6%.

Retos de los próximos gobiernos

El secretario del Observatorio de la Política Fiscal, Jaime Carrera y el exministro de Finanzas, Mauricio Pozo, dijeron a PRIMICIAS que hasta 2032, los gobiernos tendrán que tomar una serie de medidas para cumplir con el cronograma de reducción de la deuda.

Carrera considera que este y los próximos gobiernos deben tomar “decisiones duras pero necesarias” como la reducción del tamaño del Estado, especialmente, en cuanto a la masa salarial (nómina de los empleados públicos).

Moreno prometió que este año el presupuesto para la masa salarial bajaría USD 980 millones, pero Carrera considera que en los próximos años debería disminuir unos USD 5.000 millones más.

Otro aspecto clave es llegar a un “acuerdo nacional” para que el sector privado reemplace al Estado como el motor de la economía, dice Carrera.

También, según Carrera, será necesario que los próximos gobiernos mejoren el régimen jurídico para atraer la inversión extranjera, especialmente, en los sectores agrícola y el turismo.

Pozo, menos optimista, considera que la crisis económica, agravada por la emergencia sanitaria de coronavirus, provocará que los gobiernos que vengan se sigan endeudando con los organismos multilaterales hasta equilibrar las cuentas.

No es malo endeudarse, lo malo es hacerlo de manera irresponsable, destinando esos ingresos para pagar el gasto corriente”, dijo el exministro de Economía.

Pozo afirma que las próximas administraciones tendrán que estructurar políticas económicas de Estado y no de Gobierno, por ejemplo, una iniciativa para reducir el gasto corriente sin afectar la prestación de servicios públicos.

Renegociación clave 

Desde mediados de abril, Ecuador lleva adelante un proceso de renegociación de USD 17.700 millones de su deuda externa con sus acreedores.

Carrera y Pozo consideran que los “bonos basura” son el segmento más grande de la deuda pública, con el 30%. Y la necesidad de reperfilar la deuda ocurre porque los plazos son muy apretados y las tasas de interés, altas.

Según el Ministerio de Finanzas, los bonos tienen un interés de 8,7% y deben pagarse hasta 2030.

Carrera afirma que el “reperfilamiento de los bonos de la deuda externa ayudaría a reducir la relación deuda/PIB” siempre y cuando el stock de deuda baje, al menos, a la mitad de los actuales USD 17.700 millones.

Pozo afirma que la relación deuda/PIB también bajaría si hay un crecimiento sostenido de la economía del país.

La tarea de este Gobierno y de las próximas administraciones, coinciden Pozo y Carrera, es seguir renegociando la deuda con China.

Y reperfilar la deuda interna, especialmente la comprometida con la Seguridad Social.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas