Miércoles, 24 de abril de 2024

¿Por qué es polémica la consulta popular del ITT en el Yasuní?

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

12 Jun 2023 - 5:28

El 20 de agosto, los ecuatorianos decidirán si continúa la explotación del bloque ITT en el Yasuní. Conozca los argumentos a favor y en contra.

Autor: Mónica Orozco

Actualizada:

12 Jun 2023 - 5:28

Imagen aérea de una plataforma petrolera en el bloque petrolero ITT, una parte del cual se halla en el Yasuní. Foto del 21 de marzo de 2021. - Video: Captura de pantalla a un video de Petroecuador.

El 20 de agosto, los ecuatorianos decidirán si continúa la explotación del bloque ITT en el Yasuní. Conozca los argumentos a favor y en contra.

En el Yasuní, una de las zonas con mayor diversidad por metro cuadrado del planeta, se halla también el área petrolera de más proyección de Ecuador: el bloque petrolero 43-ITT.

En una consulta popular que será el 20 de agosto de 2023, los ecuatorianos decidirán si quieren “desterrar” toda actividad petrolera del ITT para proteger a los bosques que lo rodean y a los pueblos en aislamiento voluntario que transitarían por la zona.

No se trata de cualquier zona. El propio Ministerio del Ambiente la califica como "un santuario de biodiversidad". Declarado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1989, el Yasuní está compuesto por:

  • Más de 2.000 especies de árboles y arbustos.
  • Unas 204 especies de mamíferos.
  • Alrededor de 610 especies de aves.
  • Cerca de 121 especies de reptiles.
  • Más de 150 especies de anfibios.
  • Alrededor de 250 especies de peces.

En 2008, el entonces presidente Rafael Correa había propuesto a la comunidad internacional que entregase ayuda económica para evitar la explotación del bloque ITT y mantener el petróleo bajo tierra. Pedía una compensación de USD 3.600 millones.

Pero, cinco años después, el Gobierno consideró que la propuesta fracasó por no haber recaudado la meta de ingresos esperada. "El mundo nos ha fallado", dijo Correa y firmó el decreto que autorizó el comienzo de la explotación del ITT. De esa manera, Ecuador amplió la frontera petrolera en la región amazónica.

El reclamo ambientalista

Frente a ese escenario, el movimiento Yasunidos pidió en 2013 a la Corte Constitucional y al Consejo Nacional Electoral que den paso a una consulta popular que defina si el petróleo del ITT debía mantenerse en tierra.

La propuesta fue archivada por los entonces jueces constitucionales y rechazada por los consejeros electorales.

Pero esas decisiones fueron anuladas. De hecho, el 13 de mayo de 2023, la Corte Constitucional dio paso a la consulta popular. La pregunta que deberán responder los ecuatorianos es:

¿Está usted de acuerdo en que el gobierno ecuatoriano mantenga el crudo del ITT, conocido como bloque 43, indefinidamente en el subsuelo?

Una larga espera

La aprobación del trámite tardó 10 años en resolverse, mientras la actividad petrolera continuó su curso.

La petrolera estatal Petroecuador, que está a cargo del desarrollo del ITT-43, extrae ahora 54.800 barriles diarios de petróleo.

El ITT está conformado por las áreas:

  • Tiputini, que está fuera del Parque Nacional Yasuní, y las áreas Tambococha e Ishpingo, que están dentro del Parque.
  • Además, Tambococha, que está dentro del Parque Nacional Yasuní.
  • Y también está el Ishpingo, que también está dentro del Parque Nacional Yasuní e, incluso, una parte está dentro de la llamada zona de amortiguamiento, que es un área sensible del parque porque se cree que por ahí transitan pueblos no contactados, como los Tagaeri y Taromenane.

Los costos

De ganar el Sí en la consulta, Petroecuador tendrá un año para retirar de manera progresiva toda actividad relacionada con la extracción de petróleo.

Lo anterior supone un desafío porque, debido a las demoras, habría que retirar costosa infraestructura y apagar pozos petroleros en operación.

El desafío no solo es técnico sino también económico, según Petroecuador.

Según Petroecuador, el costo de esa decisión se calcula en USD 16.470 millones, que incluye:

  • USD 13.800 millones que el Estado dejaría de percibir en ingresos en los próximos 20 años porque ya no se extraerían las reservas que aún tiene el campo petrolero.
  • Costos de abandono del campo que ascenderían a USD 467 millones.
  • Además, Petroecuador proyecta en USD 251 millones el costo de las compensaciones sociales que tendría que hacer. En esa cifra se incluye las pérdidas económicas para el país por el empleo que se perdería cuando cierren las operaciones.
  • Petroecuador dice que invirtió USD 1.952 millones en instalaciones petroleras e infraestructura que tendrían que ser retiradas.

Pero el movimiento indígena, que se ha sumado a la campaña por el Sí, cuestiona esas cifras y dice que el mismo Gobierno ha hablado de que el petróleo del área Ishpingo del ITT es tan viscoso, que no es económica rentable. Se necesita tecnología e inversiones millonarias para explotarlo.

Por su parte, el Gobierno ha dicho que sería catastrófico para Ecuador si gana el Sí por las implicaciones económicas.

Pese a eso, por ahora el Gobierno no tiene previsto hacer una campaña por el No para no politizar el tema. La consulta del ITT tendrá lugar el mismo día de las elecciones extraordinarias.

Noticias relacionadas

Ícono lo más leídoLo más leído