El narcoterrorismo en Ecuador ha crecido en silencio desde 2018

En Exclusiva

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

16 Ago 2022 - 5:30

Vista general de la zona cero del atentado con explosivos en Cristo del Consuelo, en Guayaquil, el 15 de agosto de 2022. - Foto: César Muñoz / API

El narcoterrorismo en Ecuador ha crecido en silencio desde 2018

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

16 Ago 2022 - 14:37

Atentados contra dependencias policiales y judiciales, secuestros, asesinatos de periodistas y ataques contra civiles muestran la evolución de este fenómeno.

Era sábado, 27 de enero de 2018, Ecuador amanecía con una noticia inverosímil: un artefacto explosivo había sido activado frente al Comando de Policía de San Lorenzo, en la fronteriza provincia de Esmeraldas: 14 policías resultaron heridos.

El entonces presidente, Lenín Moreno, calificó el hecho como “el primer atentado terrorista en Ecuador”.

Ese ataque marcó el inicio de una ola de violencia en la frontera norte del país, que incluyó el secuestro y asesinato de un equipo periodístico de diario El Comercio.

Como resultado de esa ola violenta también murieron otros dos civiles y hubo un atentado con explosivos que mató a tres marinos.

Cuatro años y medio después, el 14 de agosto de 2022, el terrorismo llegó a Guayaquil, con una explosión en el barrio Cristo del Consuelo, que deja cinco muertos y más de dos decenas de heridos.

Al día siguiente, en Nueva Prosperina, otro barrio popular de Guayaquil, la Policía realizó allanamientos y encontró lugares donde se preparaban explosivos. Las investigaciones buscan establecer si hay relación entre estos hallazgos y el atentado en Cristo del Consuelo.

Estos no son casos aislados. En 2022, según el ministro Patricio Carrillo, ha habido 58 eventos menores de terrorismo en Ecuador. Estos incluyen coches bomba, artefactos explosivos y ataques a civiles.

Del terrorismo al narcoterrorismo

En 2021, la Revista de Ciencias de Seguridad y Defensa de la ESPE, publicó el artículo El Narcotráfico y el Terrorismo en Ecuador.

En el documento, Paola Vargas señala que los primeros rastros de terrorismo en Ecuador datan de la década de 1980, cuando surgió el movimiento Alfaro Vive Carajo (AVC).

El principal método de financiamiento de AVC “pretendió ser el secuestro de personajes importantes, además, fueron autores de acciones armadas, asaltos y secuestros”, dice el estudio.

AVC fue combatido y derrotado por el gobierno socialcristiano de León Febres Cordero. Y desde esa época no hubo más registros de actos terroristas en Ecuador, hasta 2018.

Daniel Pontón, docente de la Escuela de Seguridad y Defensa del IAEN, aclara que una cosa es el terrorismo, que tiene motivaciones políticas o religiosas, y otra el narcoterrorismo.

Este último fenómeno consiste en actos de terror, financiados con dinero del tráfico de drogas, cuyo objetivo es amilanar a la sociedad civil y desconocer la autoridad del Estado.

El narcoterrorismo, explica Pontón, se inició en Colombia en los años 80 con el Cartel de Medellín.

Este cartel juntó a varios mafiosos y, con el nombre de ‘Los Extraditables’, declaró la guerra al Estado colombiano como retaliación por la firma del tratado de extradición entre Colombia y Estados Unidos.

Restos del avión 203 de Avianca que fue objeto de un atentado narcoterrorista, el 27 de noviembre de 1989, en Colombia.

Restos del avión 203 de Avianca que fue objeto de un atentado narcoterrorista, el 27 de noviembre de 1989, en Colombia. Revista Semana

Un fenómeno que ocurre también en México, donde los carteles de la droga protagonizan hechos violentos, como respuesta a la política antinarcóticos del Estado.

En 2011, unas 53 personas murieron en un incendio provocado en un casino de la ciudad de Monterrey.

Peligrosos actores

En el caso ecuatoriano, dice Pontón, el atentado al cuartel policial de San Lorenzo en 2018 marcó el inicio del narco terrorismo.

Ese atentado fue adjudicado al Frente Oliver Sinisterra, una disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El Frente Oliver Sinisterra, al igual que otros grupos, no entregó las armas dentro del proceso de paz colombiano y siguió operando.

Desde 2018, añade Pontón, todo cambió porque el narcoconflicto cruzó la frontera para instalarse en ciudades portuarias de Ecuador, como Guayaquil.

Inteligencia policial señala que grupos como el Oliver Sinisterra trabajan junto al Cartel de Sinaloa y a bandas locales, como Los Choneros, Los Águilas y Los Gánsters.

Hay otros peligrosos actores, como la Columna Móvil Urías Rondón, una disidencia de las FARC que es parte del bando liderado por el Cartel Jalisco Nueva Generación, y que opera en Ecuador con Los Lobos, Los Tiguerones y Los Chone Killers.

Además, dice Pontón, varios de los detenidos por la ola de violencia en Esmeraldas (2018) fueron encarcelados en Ecuador, donde pudieron ‘enseñar’ técnicas a bandas que operan desde las prisiones aquí.

El Código Orgánico Integral Penal castiga el terrorismo con penas de 10 a 13 años, que pueden llegar a 26 años si hay víctimas mortales.

Hechos de terror

Desde el atentado de 2018 en San Lorenzo, Ecuador ha sufrido decenas de ataques, estos son los cinco que marcaron al país:

  • Bombas en El Triunfo

    Las explosiones en la Fiscalía de El Triunfo, en Guayas, se registraron la madrugada del 10 de marzo de 2021. Fiscalía

    Un policía herido y daños materiales dejaron dos ataques con explosivos a las sedes de la Policía Nacional y de la Fiscalía General del Estado, la madrugada del miércoles 10 de marzo de 2021 en El Triunfo, provincia de Guayas.

    El Triunfo está ubicado en el límite fronterizo entre las provincias de Guayas, Cañar y Chimborazo.

    Su ubicación es estratégica porque se encuentra justo en el corredor del tráfico de drogas, en la ruta que sale desde Mocoa, en Colombia, y que atraviesa la serranía ecuatoriana hasta uno de los puntos de acopio en Tungurahua.

  • Masacre en el Guasmo

    Al menos seis personas murieron en una balacera en el sector Playita del Guasmo, en Guayaquil, la noche del 21 de enero de 2022. Policía Nacional

    Cerca de las 22:00 del 21 de enero de 2022, 15 sujetos llegaron en dos botes a las canchas del sector Playita del Guasmo, en el sur de Guayaquil, donde asesinaron a cinco personas e hirieron a otras nueve.

    Solo uno de los jóvenes asesinados tenía antecedentes penales. El resto eran pescadores, artesanos e indigentes que se habían juntado para jugar fútbol.

    La masacre fue atribuida a una disputa entre las bandas narco delictivas de Los Lagartos y Los Rusos, que tienen apoyo de Los Choneros.

  • Cuerpos en el puente

    Dos cuerpos aparecieron colgados en el puente de ingreso a Durán, la madrugada de este 14 de febrero de 2022. Redes sociales

    Al estilo de los carteles mexicanos, la madrugada del 14 de febrero de 2022, dos cuerpos amanecieron colgados en un puente peatonal de Durán, en la provincia de Guayas.

    La Policía investigó la vinculación de estas muertes con la pugna por territorio entre las bandas de Las Águilas y los Chone Killers, que tienen influencia en Durán.

    Además, se relacionó con decomiso de ocho toneladas de cocaína en la terminal portuaria de Contecon, en el puerto de Guayaquil.

  • Explosivos en el Complejo Judicial

    Personal del GIR en los exteriores del Complejo Judicial Norte, tras desactivar el artefacto explosivo encontrado al interior de las instalaciones judiciales, en Quito, el 17 de mayo de 2022. Consejo de la Judicatura

    Una amenaza de bomba provocó la evacuación del Complejo Judicial Norte, en Quito, la noche del 17 de mayo de 2022.

    El Escuadrón Antibombas del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía Nacional acudió al complejo.

    Según el reporte policial, en esas instalaciones se iba a desarrollar la audiencia preparatoria de juicio de los tres sospechosos del asesinato del abogado Harrison Salcedo, defensor del exlíder de Los Choneros.

  • Coche bomba en Guayaquil

    Restos del auto que explotó frente a una estación policial en Guayaquil, el 29 de mayo de 2022.  Policía Nacional

    La explosión ocurrió afuera de la UVC de Florida Norte, en Guayaquil, el 29 de mayo de 2022. El vehículo usado como coche bomba fue un taxi que quedó totalmente destruido.

    Los autores del ataque escribieron en un vehículo cercano a la explosión el nombre de la banda Los Tiguerones, que causa terror en las cárceles y en las calles.

    La Policía señaló que el ataque era la respuesta a operativos de recuperación de espacio público que realizó la Policía en esos días. El trabajo consistió en borrar grafitis que promocionaban a Los Tiguerones.

Noticias relacionadas