‘Mago’ Chérrez también ayudó a desaparecer los bonos de Seguros Sucre

En Exclusiva

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

6 Oct 2021 - 0:05

‘Mago’ Chérrez también ayudó a desaparecer los bonos de Seguros Sucre

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

7 Oct 2021 - 11:43

Este intermediario financiero ecuatoriano, señalado como figura principal en la estafa al Isspol, también actuó en la compra de los ahora desaparecidos bonos Global 2024 que eran de Seguros Sucre.

Las investigaciones en Estados Unidos y en las Islas Caimán de una masiva estafa hecha por la firma Biscayne Capital muestran que ciertos nombres se repiten, como por ejemplo el de Jorge ‘El Mago Chérrez’.

Chérrez aparece en los casos de millonarias pérdidas por inversiones irregulares en Seguros Sucre y en el Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol).

Ambas instituciones ecuatorianas hicieron inversiones que acabaron mal. En el caso del Isspol las pérdidas llegarían a USD 532 millones.

Tanto Sucre como el Isspol invirtieron recursos en la compra bonos Global de deuda externa de Ecuador, pero el paradero de estos papeles ahora es desconocido.

Curiosamente, en ambos casos las transacciones se hicieron con la casa de valores Westwood Capital Markets.

Sucre compró USD 6,75 millones en bonos a través de Westwood. Mientras que el Isspol invirtió USD 84 millones a través de una operación swap o de permuta financiera, también con Westwood.

El nombre de ‘el Mago’ Chérrez sale a relucir como el principal señalado en las inversiones fraudulentas del Isspol y el de su empresa de intermediación financiera, IBCorp, está metido en el escándalo por la desaparición de los bonos adquiridos por Seguros Sucre.

El Mago, otra vez

En marzo de 2018, Westwood Capital Markets y Seguros Sucre demandaron a Madisson Asset en las Islas Caimán.

Madison Asset es otra de las empresas de la red creada por los llamados ‘Miami Boys’.

Los ‘Miami boys’ son los ejecutivos ecuatorianos Roberto Cortés y Ernesto Weisson y el uruguayo Fernando Haberer, quienes están siendo procesados en Estados Unidos por fraude bancario, conspiración y lavado de activos.

Madison actuaba como agente de custodia de los bonos Global 2024 que Seguros Sucre había adquirido a manera de inversión.

Para ello Madison creó una subcuenta en el Deutsche Bank a nombre de Westwood Capital Markets.

Según la demanda interpuesta por Westwood y Seguros Sucre, Westwood recibió de parte de Madison Asset el pago de los intereses de los bonos Global 2024 hasta julio de 2017, pero a partir de esa fecha Madison dejó de transferir el dinero.

Para 2017 Madison ya debía USD 253.406 en intereses de los Global a los dueños de los bonos. Y no les respondió si aún tenía los papeles en su poder.

La demanda fue interpuesta ante la Gran Corte de las Islas Caimán, solicitando la liquidación de Madison Asset.

Pero la respuesta de Madison Asset da cuenta de que los bonos recorrieron un camino más largo del que se pensaba.

El documento, al que PRIMICIAS tuvo acceso, muestra que estos papeles pasaron, entre otras, por las manos de IBCorp, la empresa de Chérrez.

Los movimientos raros

Madison alega que dejó de pagar los intereses de los bonos pues no tenían ninguna prueba de que Seguros Sucre, a través de Westwood, era la dueña de los papeles.

Westwood tampoco habría respondido de dónde salieron los recursos para adquirir los bonos Global.

En la respuesta a la demanda, Madison asegura que Westwood entregó “información contradictoria” sobre quién era el dueño real de los bonos. Es más, asegura que Westwood nunca había mencionado a Seguros Sucre antes de 2018, aunque la compra se habría concretado en 2015.

La narración hecha por el abogado de Madison revela que los bonos de Seguros Sucre habrían pasado por varios movimientos:

  • Los fondos que llegaron a la subcuenta creada por Madison (custodio) en el Deutsche Bank para Westwood fueron enviados por IBCorp, de Jorge Chérrez. Por ello, Chérrez era el “beneficiario efectivo” de los valores. La transferencia se hizo en diciembre de 2015.
  • Westwood entregó un ‘escrow agreement’ o contrato de fideicomiso, con Madison como custodio, con fecha de febrero de 2015. En este contrato se identificó a la abogada panameña Beatriz Lorena Romero Alfaro como la propietaria-beneficiaria de los bonos.
  • En noviembre de 2015, Westwood cede de los bonos como garantía a otra empresa, Ocean View Realty (antes de que los fondos llegaran a la subcuenta de Madison).
  • Después, en octubre de 2017, a través de un abogado, Westwood le dice a Madison que ellos son los reales dueños de los bonos. Nunca entregaron información sobre cómo la propiedad de los bonos pasó de estar en manos de Romero Alfaro a Westwood.
  • En diciembre de ese año, un nuevo abogado de Westwood escribe un mail en el que pide a Madison que ignoren los mensajes del abogado anterior.
  • Finalmente, en enero de 2018, el nuevo abogado ratifica que Westwood es el beneficiario real de los bonos, y Seguros Sucre su propietario legítimo.

No hay coherencia en las fechas. La transferencia de IBCorp a la subcuenta en el Deutsche Bank se hizo en diciembre de 2015 (el mismo mes en el que Seguros Sucre habría comprado los bonos Global).

Pero el acuerdo de fideicomiso se firmó en febrero de 2015, cuando aún no se había depositado el dinero para la compra de los bonos.

Por ello, Madison pide a la Gran Corte de las Islas Caimán que diga a quién debe pagarle los rendimientos de los bonos: IBCorp, Westwood o a la señora Romero. Pero la Corte, en julio de 2015, resolvió la liquidación de Madison.

¿En dónde están?

Los liquidadores de Madison Asset en las Islas Caimán interpusieron, en septiembre de 2018, una causa en Estados Unidos para identificar los activos de la empresa en ese país, en busca de recursos para pagarle a sus acreedores.

Según la demanda, los liquidadores tenían información limitada sobre las finanzas de la empresa; pero conocían que podía tener activos en Estados Unidos, específicamente dinero y valores. La petición de los liquidadores para enviar oficios pidiendo información fue aprobada por la Corte.

Los liquidadores de Madison (también a cargo de la liquidación de otras empresas de la red de Biscayne Capital en las Islas Caimán) también emprendieron una demanda contra el Deutsche Bank.

Lo señalan de no haber ejercido los suficientes controles internos que le hubieran permitido identificar que había algo fraudulento en la red de Biscayne.

En medio de este enredo financiero y legal, nadie sabe aún dónde están los bonos Global en los que Seguros Sucre invirtió su dinero.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas