David Farinango y una temporada para ilusionarse

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

2 Oct 2022 - 5:27

David Farinango muestra la medalla que ganó en los Juegos Bolivarianos de Valledupar, el 5 de julio de 2022. - Foto: COE

David Farinango y una temporada para ilusionarse

Autor:

Martha Córdova

Actualizada:

2 Oct 2022 - 5:27

El inicio del nuevo ciclo olímpico ha traído buenos resultados para el nadador orense. La siguiente parada será en los Juegos Suramericanos de Asunción, donde es uno de los favoritos.

La última victoria de David Farinango fue en el mítico lago San Pablo. Ganó la travesía de los 3.500 metros en la prueba emblemática de la natación de aguas abiertas en el país.

Fue la primera vez que se metió en el gran lago imbabureño y pese a las bajas temperaturas del agua y del ambiente exterior, dominó la competencia de principio a fin.

Le pedí algunos consejos a Esteban Enderica”, su compañero de entrenamiento en Cuenca, y quien suma algunas victorias en este escenario natural.

David lleva tres años entrenando en Cuenca y está adaptado a la altura. Su cuerpo ya se acostumbró a las bajas temperaturas. Cuando vivía y se entrenaba en Machala no se atrevía a participar, por todos los obstáculos a vencer, incluido el frío.

La victoria en el San Pablo, con un registro de 43:14:02 tuvo otros apuntes destacados. A quien ocupó el segundo lugar lo dejó 500 metros atrás. Además, sumó un nuevo triunfo en un año donde no ha parado de subir al podio.

“Fue muy bonito el recibimiento de la gente en San Pablo. Los padres de muchos niños nadadores me pedían que converse con ellos, que los aconseje”.

David Farinango, nadador.

Toma esa experiencia como una motivación, porque a su corta edad, ya se siente un referente de muchos chicos que están empezando a nadar.

Un año con triunfos

El pasado 5 de agosto, David Farinango –de 21 años- se coronó campeón de los 10 kilómetros de aguas abiertas en la Copa del Pacífico, que se cumplió en Salinas. Su presentación fue tan perfecta que marcó una diferencia de casi cinco minutos sobre sus rivales.

Un mes antes participó por Ecuador en los Juegos Bolivarianos en Valledupar, donde logró la medalla de plata en los 10 kilómetros y la de bronce en los 5 kilómetros.

En abril, David Farinango salió victorioso en las dos distancias oficiales de las aguas abiertas en el Campeonato Nacional realizado también en Salinas.

En la maratón de los 10 kilómetros superó a Esteban Enderica, quien es el nadador con mayores pergaminos internacionales y el gran referente de esta disciplina.

Poco a poco, los resultados alcanzados por David Farinango le convierten en un nadador a ser tomado en cuenta en las competencias internacionales.

En los Juegos Suramericanos, que se realizarán en Asunción hasta el 15 de octubre, está en la lista de favoritos junto a nadadores de Venezuela, Argentina, Brasil y Chile. A muchos de ellos ya enfrentó en el campeonato regional, donde llegó primero el año pasado.

Pero como es característico en él, confía en su trabajo, en el entrenamiento diario de casi seis horas y en su concentración total en la competencia.

Este es el segundo escalón de cara a los Juegos Olímpicos París 2024, el mega evento al que quiere llegar en el punto más alto de rendimiento: con mayor experiencia y mejor formado como nadador.

“Estoy más enfocado en mi preparación. He realizado algunos cambios”, afirma. Ha bajado de peso, para lograr un mejor perfomance en Asunción.

En 2023, tiene como objetivo especial asistir a los Juegos Panamericanos y algunas paradas del circuito mundial, pues este año no asistió a ninguna. “Por no participar, bajé en el ranking mundial del puesto 30 al 42”.

Más oxígeno en su sangre

Hace tres años dejó su Machala natal para radicarse en Cuenca y entrenar en el Club Hermanos Enderica, junto a Juan Fernando Enderica, quien además es el entrenador de la selección nacional de aguas abiertas.

Fue una decisión difícil dejar su entorno, pero necesaria para mejorar. En lo deportivo, han mejorado sus tiempos, porque se entrena con otros nadadores que son parte de la selección. En Machala lo hacía solo, sin rivales que lo presionaran.

En lo físiológico, su corazón y pulmones responden mejor en la Sierra. Los trabajos de preparación física los realiza en el sector de El Cajas, a 3.000 metros de altitud.

Ha elevado la producción de glóbulos rojos en la sangre. “Fue un salto deportivo importante, porque tengo mayor energía para intentar un remate”.

David Farinango se inició en la natación a los seis años, por un cuadro de asma. A los 12 superó esa dolencia, pero no ha dejado de nadar. Al contrario, hoy es un referente de la natación ecuatoriana y latinoamericana.

Hace un año participó en los Juegos Olímpicos de Tokio y llegó en el puesto 15 a la meta. Fue el mejor latinoamericano.

Noticias relacionadas
Damián Díaz: 10 años con Barcelona

#ElDeporteQueQueremos

Damián Díaz: 10 años con Barcelona

Competir, competir, competir. Volver a levantar copas. Estar siempre en los primeros lugares. Son frases que motivan a Damián Díaz en su carrera.