Jugada

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

15 Jul 2020 - 1:36

Richard Carapaz ha cumplido sus entrenamientos junto a sus amigos, en las rutas de Carchi e Imbabura. - Foto: Cortesía

Richard Carapaz viaja a Europa cargado de energía para ganar el Giro

Autor:

Santiago Guerrero Vinueza

Actualizada:

15 Jul 2020 - 9:36

Después de dos meses de entrenamiento en las rutas del Carchi e Imbabura, el ciclista ecuatoriano viaja a España este miércoles 15 de julio de 2020 para integrarse a la concentración del Team Ineos en Andorra y planificar su participación en el Giro de Italia 2020.

Richard Carapaz vuelve a Europa con la energía renovada. Los dos últimos meses de entrenamiento le han servido a la ‘Locomotora del Carchi’ para reencontrarse con buenos amigos, con lugares especiales de su provincia y para compartir con su familia.

Apenas los ciclistas recibieron la autorización del COE nacional para entrenar en las carreteras, el 5 de mayo de 2020, Carapaz salió a cumplir con las jornadas que le enviaba Xabier Artetxe, su entrenador en el Team Ineos.

Desde ese entonces, el actual campeón del Giro de Italia ha hecho entrenamientos promedio de 35 horas semanales en la bicicleta. Además de trabajo físico, recuperación, masajes y análisis técnico de las competencias que tendrá en la temporada 2020.

Durante casi un mes, Carapaz se entrenó solo. Hasta que el 3 de junio ocurrió la muerte de Rubén Darío Tatés, un joven ciclista que fue atropellado en Julio Andrade, la parroquia donde vive ‘Richie’.

Eso conmovió a los ciclistas que se unieron para exigir justicia, ya que el chofer que atropelló a Tatés salió en libertad. Carapaz, Jonathan Caicedo, Jorge Montenegro, Jefferson y Alexander Cepeda protestaron en Tulcán y respaldaron a la familia del chico de 17 años que perdió la vida, mientras entrenaba en la carretera.

A partir de ahí, a Carapaz se le ocurrió que si los ciclistas se unían, podían ser más visibles y así evitar futuros accidentes, entonces empezaron a entrenar juntos. Los pedalistas trataban de hacer coincidir sus tablas de entrenamiento y salir a pedalear por las rutas del norte del país.

“Fue algo ocasional. Nos juntamos por el accidente de Rubén Tatés. Tuve la iniciativa de que entrenemos en grupo porque así somos más visibles“, le contó Carapaz a PRIMICIAS, antes de partir a España.

Así empezó una aventura que fue creciendo. Se volvió muy común ver a cuatro ciclistas vestidos de distintos colores circular por la avenida Panamericana. Richard Carapaz (Ineos), Jorge Montenegro (Movistar), Jefferson Cepeda (Caja Rural) y Alexander Cepeda (Androni) se juntaron casi todos los días.

Trabajar en equipo ayudó para que los entrenamientos sean más exigentes y competitivos. Los cuatro amigos se ponían retos a diario y practicaban sprints, cambios de ritmo, velocidad, trabajos largos y más.

Con el paso de los días, los cuatro ciclistas recibieron el apoyo de Pedro Rodríguez, otro carchense histórico del deporte de los caballitos de acero.

El ‘Aguila’, cinco veces ganador de la Vuelta al Ecuador, aportó con el vehículo del Team Shimano, para que acompañe con abastecimiento a este pelotón, en sus jornadas de entrenamiento que duraban entre cuatro y siete horas.

La Policía Nacional también ayudó con los pedalistas y en las últimas semanas, uno o varios motorizados acompañaban al grupo. El que más veces salió a la ruta fue el sargento Junior Aguas.

Después, el grupo creció. Carapaz incorporó ocasionalmente a chicos de su escuela de ciclismo. Richard Huera, Kevin Vélez y Nixon Rosero también se sumaron a la ‘Grupeta’, como se ha bautizado a este grupo de pedalistas, usando un término del mundo ciclístico.

Y otro que ha acompañado a este pelotón es Omar Chamorro, una de las personas más cercanas a la ‘Locomotora’, quien confirma que las jornadas de Richard Carapaz han estado a un nivel que permite ilusionarse con volver a vestir la ‘maglia rosa’.

“El Ineos fue muy exigente y le mandaba por lo menos tres días de entrenamientos de siete horas. Ha superado los 900 kilómetros por semana. Todo este trabajo, Richard lo absorbe de buena manera y con entusiasmo“.

Chamorro asegura que en el Team Ineos están satisfechos con el entrenamiento del carchense en los dos últimos meses. “Richard ha hecho un trabajo muy sacrificado, pero muy técnico. Se ven los resultados y el entrenador (Xabier Artetxe) está muy deseoso de venir a conocer los lugares y la forma en la que entrena Richard”.

De hecho, el Team Ineos tenía previsto hacer un campamento de un mes y medio en Ecuador, para preparar la participación de Carapaz en el Giro de Italia. Ese plan quedó acordado a inicios de año en el Tour Colombia 2.1, pero la pandemia alteró los planes.

Estaba previsto que al menos cuatro corredores del equipo británico se concentraran en la provincia del Carchi, junto a un equipo técnico, para adaptarse a la altura y cumplir con las jornadas de preparación para ir a correr en Italia.

A pesar de la fama que le dio el Giro de Italia, ‘Richie’ no cambia su forma de ser. Con frecuencia visitó la casa de sus padres en la Playa, parroquia El Carmelo, para desayunar, almorzar, compartir con su familia o ayudar a su mamá a ordeñar las vacas.

Durante la pandemia, el carchense se ha esforzado y ha entrenado como lo hizo toda su vida. Y en esta extraña época ha preferido las rutas que lo vieron crecer, para amasar un nuevo título en la corsa rosa.

De hecho, en los últimos días Carapaz hizo sus tres rutas preferidas:

  • Tulcán-Ibarra-Bolívar: un trayecto de 192 kilómetros de distancia en un recorrido que lleva siete horas, con un importante desnivel y con fuertes cambios de temperatura. Se sale de Tulcán con mucho frío, se pasa por el Valle del Chota (clima seco y cálido), se llega a Ibarra y se regresa al cantón Bolívar.
  • Tulcán-La Playa-Urbina-Tufiño-Lagunas verdes-Tulcán: Se sube hasta 3.963 msnm en el volcán Chiles, una ruta que se ha vuelto una costumbre para Carapaz. “Siempre va al Chiles antes de ir al Giro. Aparte de entrenar, es un encuentro con sí mismo”, cuenta Chamorro.
  • Ascenso al Guagua negro: El lunes 13 de julio, Richard quiso hacer su última medición. En la mañana entrenó durante cuatro horas y media y en la tarde subió al Guagua negro, un ascenso a la salida de Tulcán, de 6,5 kilómetros de distancia, con pendientes entre 6 y 8%. Se empieza a 2.920 msnm y se corona a 3.300 msnm. Carapaz marcó un tiempo de 13 minutos y 31 segundos, que lo dejó muy satisfecho.

Así, después de comer miel con quesillo en el mercado de Tufiño, de tomar café pasado en la casa de sus padres, de compartir tiempo con su esposa, sus hijos y sus amigos, Richard Carapaz viaja este miércoles 15 de julio rumbo a Madrid.

La ‘Locomotora’ tiene un calendario previsto, pero todo dependerá de cómo se vayan presentando las carreras y las circunstancias en los distintos países. Si todo sale bien, Carapaz correrá cuatro carreras antes de ir a defender la corona en el Giro:

  • Vuelta a Burgos: del 28 de julio al 1 de agosto.
  • Tour de Polonia: del 5 al 9 de agosto.
  • Tirreno – Adriático: del 7 al 14 de septiembre.
  • Mundial de ciclismo: 27 de septiembre.
  • Giro de Italia: del 3 al 25 de octubre.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas