El carrusel de nombres sigue en el Gabinete del presidente Lasso

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

8 Sep 2022 - 5:23

El presidente Guillermo Lasso lideró un gabinete ampliado, en Guayaquil, el 15 de noviembre del 2021. - Foto: Presidencia

El carrusel de nombres sigue en el Gabinete del presidente Lasso

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

8 Sep 2022 - 5:23

Para llenar los cargos del Ejecutivo, el presidente Guillermo Lasso ha debido recurrir al intercambio entre sus propios colaboradores o buscar aliados de otras instancias del Estado.

El último enroque en el gabinete del presidente Guillermo Lasso fue entre el Ministerio de Gobierno y el Banco de Desarrollo.

Homero Castanier, quien se encargaba de la operación política en el viceministerio de Gobernabilidad y se convirtió en pieza clave tras el fallecimiento de César Monge, ahora se dedicará a las finanzas.

Su salida del Ministerio se da en medio de dos procesos políticos decisivos para el segundo año de gestión del Mandatario: el diálogo con las organizaciones indígenas y la preparación de un referendo y consulta popular.

Además, una vez más, el Ejecutivo está intentando desbloquear el camino en la Asamblea Nacional, para poder tramitar sus iniciativas legales, especialmente de inversiones y laboral.

Otros enroques

Pero este tipo de cambios no son inusuales. El presidente Lasso tiene colaboradores que han pasado de un área a otra, en las que aparentemente no habría relación. E incluso ha llevado a su gabinete a miembros de otras funciones del Estado.

Sucedió con el nombramiento de los exlegisladores Diego Ordóñez como secretario Nacional de Seguridad Pública; Marcelo Cabrera como ministro de Transporte y, en su momento, César Monge, como Ministro de Gobierno.

También sucedió con el actual secretario Anticorrupción, Luis Verdesoto, quien dejó de ser vocal del Consejo Nacional Electoral (CNE) y pasó a asesorar al Mandatario como consejero presidencial.

Dentro del mismo gabinete, el ministro Darío Herrera también se cambió de área, de Vivienda a Transporte; y Fausto Cobo, director de Inteligencia Estratégica (CIES) ha debido hacerse cargo en dos ocasiones del Servicio de Atención Integral (SNAI).

El presidente Lasso ha hecho también una serie de cambios menos políticos, tras la salida de sus ministros. En cinco ocasiones, ha tenido que recurrir a los perfiles de los subsecretarios o viceministros del ramo para que se hagan cargo de las instituciones.

Sucedió en las secretarías de Educación Superior, y en la de Pueblos y Nacionalidades, y en los ministerios de Vivienda, Salud y Energía.

Áreas más complicadas

En otros casos, al Gobierno le ha costado encontrar figuras que se hagan cargo de ciertas carteras. Pasó con el Ministerio de Energía, que fue el único que no tuvo un titular designado el 24 de mayo de 2021.

También con Salud, tras la salida de Ximena Garzón. El día previsto para la convocatoria no hubo quién asuma el cargo y posteriormente recayó en las manos del entonces viceministro José Ruales.

En los casos del SNAI y el CIES, estuvieron encargados a falta de perfiles que los ocupen. El primero, además, ha sido la entidad más inestable del gabinete, con cinco cambios en 15 meses.

Y, por ejemplo, desde hace meses el Gobierno sabe que, por estándares internacionales, el general Pablo Ramírez no debería estar a cargo de las cárceles. Sin embargo, no hay quién se ocupe de un área tan compleja y violenta.

Incluso, Ramírez fue reubicado dentro de la estructura policial, el 29 de agosto, como director Antinarcóticos. Pero no se ha presentado en su nuevo cargo porque el decreto que le designa como titular del SNAI sigue vigente.

Noticias relacionadas