La crisis policial estalló con el caso Bernal, pero se gestó a punta de escándalos

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

1 Oct 2022 - 5:28

Cadetes de la Escuela Superior de Policía trotan en los patios de la dependencia, el 26 de septiembre de 2022. - Foto: API

La crisis policial estalló con el caso Bernal, pero se gestó a punta de escándalos

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

1 Oct 2022 - 5:28

Los escándalos han complicado todavía más la crisis de seguridad que vive Ecuador y que, según los datos oficiales, es la peor de la historia.

Los conflictos al interior de la Policía Nacional no terminan. El femicidio de Belén Bernal en la Escuela Superior de Policía (ESP), ocurrido presuntamente a manos del teniente instructor Germán Cáceres, provocó un remezón policial.

Hasta finales de septiembre, el caso provocó la baja de dos generales, la remoción del Ministro del Interior, la destitución del director de la Escuela Superior, el pedido presidencial de que 300 oficiales pongan sus cargos a disposición y 12 uniformados son investigados por este crimen.

Además del anuncio de reestructurar la institución y demoler simbólicamente el edificio donde ocurrió el crimen. Eso sin contar que la cúpula policial está en la mira del Gobierno y de la opinión pública.

El caso Bernal fue el detonante de una crisis que se ha gestado durante todo 2022 con escándalos de corrupción e indisciplina.

Lo que ha complicado todavía más la crisis de seguridad que vive el país y que, según los datos oficiales, es la peor de la historia.

Siete escándalos policiales

PRIMICIAS recopiló los siete escándalos más sonados, que tienen a la Policía Nacional en medio de una crisis institucional.

  • Los ‘narcogenerales’

    El año empezó mal para la Policía. A finales de 2021, en una entrevista con PRIMICIAS el embajador de Estados Unidos en Ecuador, Michael Flitzpatrick, dijo que su país estaba preocupado por la presencia de ‘narcogenerales’ en la fuerza pública ecuatoriana.

    Esta información provocó que el Ejecutivo, el Legislativo y la Contraloría General del Estado iniciarán investigaciones sobre el Alto Mando policial. Aunque, hasta ahora no se conoce la identidad de los supuestos ‘narcogenerales’.

    Sin embargo, un examen realizado por la Contraloría a raíz de este escándalo, determinó que tres oficiales tienen indicios de responsabilidad penal por incongruencias en sus patrimonios.

  • En riesgo de tener cuatro comandantes en un año

    La comandante General de Policía, Tannya Varela, nombró a Fausto Buenaño como nuevo comandante de la Zona 8, en reemplazo de César Zapata. Cortesía Policía Nacional

    El viernes 23 de septiembre de 2022 culminó el plazo que el presidente Guillermo Lasso le dio a Fausto Salinas, comandante de la Policía, para la captura de Germán Cáceres. Sin embargo, la meta no se cumplió.

    La continuidad de Salinas está en entredicho. Aunque el ministro del Interior, Juan Zapata, anunció que recomendará que se mantenga a Salinas en funciones para precautelar la estabilidad policial.

    Es que 2022 ha sido un año de cambios constantes. Si Salinas sale, su reemplazo podría ser el cuarto Comandante General en un año.

    • El año empezó con Tannya Varela al frente de la entidad. Pero, el 23 de enero de 2022 fue cesada luego de una serie de eventos violentos en Guayas.
    • Carlos Cabrera fue el reemplazante, pero estuvo menos de cuatro meses en el cargo. En mayo fue reemplazado por Salinas también por la crisis de seguridad.
    • La interrogante es si Salinas podrá superar el escándalo de María Belén Bernal.

  • Inseguridad y violencia fuera de control

    Ecuador vive la peor crisis de seguridad de su historia. Hasta septiembre de 2022, en el país ocurrieron cerca de 2.500 muertes violentas.

    Si ese promedio diario se mantiene, el país cerrará el año con tasa de 23,2 muertes violentas por cada 100.000 habitantes. Esta sería una de las tasas más altas de la región.

    La mayoría de los asesinatos cometidos en el país, según la Policía, están relacionados con el crimen organizado y la guerra de las bandas narcodelictivas.

    Los niveles de violencia han llegado a extremos como ataques terroristas.

  • El femicidio de María Belén Bernal

    El 11 de septiembre de 2022, la abogada María Belén Bernal desapareció en Quito. Ahora se conoce que esa misma madrugada, ella fue presuntamente asesinada por su esposo, el teniente Germán Cáceres, quien está prófugo.

    Este caso ha conmocionado al país por una serie de omisiones en los protocolos de seguridad de la Policía. Bernal ingresó la madrugada del día de su muerte a la Escuela Superior de Policía (ESP), donde su cónyuge era instructor y estaba de guardia.

    Además, los testimonios y las indagaciones revelan que mientras Cáceres la atacaba en las instalaciones policiales, varios uniformados escucharon y conocieron del hecho, pero ninguno hizo nada.

  • Ingreso de municiones a la cárcel

    La corrupción no ha sido una excepción en esta crisis policial.

    El 20 de septiembre de 2022, tres policías fueron detenidos en Cotopaxi, porque pretendieron ingresar 496 balas a uno de los pabellones de la Cárcel de Latacunga.

    Según el reporte del caso, uno de los policías involucrados pretendió llegar al filtro del área de máxima seguridad para dejar uno de los paquetes. Pero, antes de ingresar, fueron sometidos a un control que impidió que el delito se cometa.

  • Una bebé asesinada

    El 20 de abril de 2022, en Ibarra, dos sujetos a bordo de una motocicleta interceptaron a una mujer y a su bebé, de siete meses, mientras caminaban y les dispararon. Una de las balas impactó a la lactante, quien falleció al instante.

    Tras una persecución, la Policía detuvo a los dos sicarios, que tenían en su poder dos armas de fuego, una de ellas de calibre nueve milímetros.

    Más adelante, unidades policiales localizaron un taxi, donde se movilizaba el presunto autor intelectual del hecho y descubrieron que se trataba de un miembro de la Policía Nacional.

    El uniformado intentaba evadir el pago de la pensión de alimentos para su hija, cometiendo un atentado contra la mujer.

  • Delitos de policías

    Según Mauro Vargas, inspector general de la Policía, cada año son desvinculados en promedio unos 450 policías, lo que representa menos del 1% de la fuerza policial.

    La mayoría de casos se debe a delitos de evasión de detenidos, extorsión, narcotráfico, homicidio y vinculación a bandas delictivas.

    Pero con el cese no termina definitivamente la carrera policial.

    El Código Orgánico de Entidades de Seguridad Ciudadana y Orden Público (Coescop) hace posible la reincorporación de estos uniformados. Desde 2017, cuando entró en vigencia esta norma, la Policía registró 190 reincorporaciones, a través de órdenes judiciales.

Noticias relacionadas