Sin Moreno, Alianza PAIS dice que afrontará la carrera por no desaparecer

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

5 Mar 2021 - 0:04

Los delegados de Alianza País, durante su quinta convención nacional, en el sur de Quito, el 8 de noviembre de 2016. - Foto: Flickr Secretaría Técnica de Reconstrucción

Sin Moreno, Alianza PAIS dice que afrontará la carrera por no desaparecer

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

5 Mar 2021 - 11:32

En 2021, Alianza PAIS cerró su peor participación electoral y ve amenazada su existencia. Un grupo de dirigentes busca renovar la organización.

La primera decisión de este grupo fue renovar la Comisión de Ética de Alianza PAIS. Al frente de esta instancia nombraron a Diego Fuentes, quien había sido candidato a la Asamblea por Pichincha, pero no alcanzó una curul.

Fuentes fue parte de Alianza PAIS y del Ejecutivo desde la época de Rafael Correa. Estuvo junto a José Serrano, como asesor y viceministro del Interior, durante varios años. Cuando Lenín Moreno ascendió al poder fue coordinador de la Secretaría de Inteligencia.

Y, luego de la ruptura interna del Movimiento, volvió al lado de Serrano y fue asesor en la Asamblea Nacional, hasta noviembre de 2020, cuando renunció para ser candidato.

La primera acción de Fuentes en la Comisión de Ética fue promover la expulsión de Moreno. Él conversó con PRIMICIAS acerca del futuro de Alianza PAIS.

La expulsión de Moreno

El presidente Moreno ha sido expulsado de Alianza PAIS ¿Por qué?

Hay que poner en contexto lo que pasó. A partir de la primera vuelta electoral y de los resultados que Alianza PAIS obtuvo, la gran mayoría de militantes tomamos la decisión de aclarar a la ciudadanía que el presidente Lenín Moreno no es Alianza PAIS.

Y dentro de este gran reto, siempre nos topábamos con una gran piedra de contención: Lenín Moreno constaba como presidente del movimiento y ese era el cuestionamiento ciudadano.

¿Hubo un cambio de autoridades en PAIS antes de expulsar a Moreno?

El 26 de febrero nos notificaron a algunos militantes que habíamos sido designados como miembros de la Comisión de Ética del Movimiento. Fue una decisión de la directiva nacional.

Y el mismo 26 de febrero sesionó la nueva Comisión de Ética y se designó al presidente, en este caso, fui electo yo. Y asumimos el compromiso de solventar la primera necesidad de PAIS que era sacar y expulsar al presidente Lenín Moreno. 

¿Por qué sacar al presidente Moreno era tan necesario?

No solo por los resultados electorales, sino porque no ha ejercido la presidencia del movimiento durante cuatro años. Pero, también porque el ideario del presidente Moreno acaba siendo un ideario ideológico mucho más cercano a otros movimientos.

Y, básicamente, él se ha encargado de meter en la congeladora al movimiento e, incluso, de querer destruir y exterminar a todo lo que sea relacionado con la estructura de Alianza PAIS.

Cuando PAIS empezó el proceso de expulsión, Moreno se adelantó y solicitó su desafiliación ¿Qué pasó al final?

El 22 de febrero conocimos una denuncia presentada por un militante en contra del presidente Moreno. Y el día 26, lo que hicimos fue notificar a las 16:00, en la Presidencia de la República, al presidente Moreno del inicio y sustanciación de un trámite tendiente a su expulsión.

Pero, como es habitual en la actitud del presidente Moreno, un presidente que se ha acostumbrado a evadir responsabilidades, el día lunes llegó una carta a la Secretaría Ejecutiva de PAIS, en la que nos enteramos de que el presidente Moreno, en conocimiento de su próxima expulsión, lo que hace es evadir la responsabilidad y va directamente al CNE y pide desafilarse del movimiento.

Finalmente, el miércoles 3 de marzo, la Comisión de Ética sesionó y resolvió declarar la responsabilidad del presidente Moreno en el cometimiento de cuatro faltas graves contempladas en el Estatuto del movimiento. Y aplicarle la sanción de destitución, expulsión y separación.

¿Quién interpuso la denuncia contra Moreno?

Fue un militante de nombre José Miguel Cóndor. 

¿Cuáles son las cuatro faltas graves por las que señaló al Presidente?

La primera es por actos de corrupción en el ejercicio de la función pública. La segunda por acciones políticas que benefician a personas o grupos opositores.

Tercero, por manifestar públicamente criterios divergentes a los principios y decisiones del movimiento. Y, cuarto, por realizar actividades que atentan contra la unidad orgánica de PAIS.

La renovación de Alianza PAIS

¿Cómo se renovó la Comisión de Ética? ¿No hacía falta una convención del movimiento?

No, esta facultad la tiene la Directiva Nacional del Movimiento.

Esta instancia, en sesión del 21 de febrero, por la exigencia de los militantes y de los candidatos que soportamos el peso de Lenín Moreno y tuvimos que responder a los cuestionamientos muy válidos de la ciudadanía, tomó algunas acciones como la renovación de la Comisión de Ética para remover al presidente Moreno.

Además de usted, ¿quiénes integran la nueva Comisión de Ética de AP?

Está conformada por Ximena Peña, excandidata a la Presidencia; Carlos Vera, asambleísta por Manabí; Verónica Moreno, excandidata a la Asamblea; y René Espín, director de Pichincha de Alianza PAIS.

¿Qué significa en la práctica la destitución y expulsión de Moreno?

Lo que hemos hecho es dar un primer paso fundamental para una renovación política.

Hemos tenido que cargar el peso inmenso de las malas decisiones del presidente Moreno, pero, adicionalmente, hemos tenido que cargar con el peso de toda la estructura que rodea al presidente Moreno y que quería atentar contra el movimiento.

¿Qué viene ahora?

Tenemos que elegir un nuevo presidente. Y, adicionalmente, hay que renovar toda la Directiva Nacional para, ahí sí, concentrarnos en materia política en el planteamiento que va a tener PAIS de aquí a las próximas elecciones.

¿Cómo está conformada actualmente la directiva?

La directiva actual todavía no se ha modificado. Lo único que cambió es que Moreno ha dejado de ser presidente y existe esta vacante.

La primera vicepresidencia la ejerce la asambleísta Ana Belén Marín. La segunda vicepresidencia la tiene Patricio Barriga, excandidato a Vicepresidente de la República; la Secretaria Ejecutiva está con Gustavo Baroja, exprefecto de Pichincha. 

¿Cuándo será la convención para renovar la directiva?

Está prevista para dentro de dos semanas.

¿Quién se perfila como el nuevo presidente?

Todavía no hemos conversado esto como directiva nacional, habrá que ver el interés de cada uno de los militantes que se sientan en capacidad para asumir esta dirección. 

¿El asambleísta José Serrano podría ser nuevo presidente de AP, siendo una de las figuras fuerte que le quedan?

Hay varias figuras fuertes. En este momento sería prematuro de mi parte. No conozco si existe una intención de algún militante en particular.

Y hay que aclarar algo. El movimiento ha tenido que pagar la factura de depender de figuras fuertes para su sostenimiento como estructura política. Ya nos pasó con el expresidente Rafael Correa, quien más allá de los errores y aciertos en su gestión, lograba sostener un movimiento muy fuerte.

Pero, ante este conflicto que se genera con el presidente Moreno, la estructura de PAIS se queda en abandono y ese es el grave error que tuvo el movimiento no tener una base política sólida.

¿De vuelta al correísmo?

¿En medio de esta renovación se podría considerar una reunificación con los anteriores líderes, es decir, con el correísmo?

Quiero dejar algo muy claro. He hablado del reencuentro de Alianza PAIS con sus principios no con ninguna persona.

Más allá de que las posturas puedan coincidir con las posturas de otras organizaciones, la intención de la remoción de Lenín Moreno tiene que ver con una urgencia en la subsistencia política de nuestra organización.

Al haber tenido los resultados que tuvo en esta elección y en las últimas seccionales, PAIS tiene una última oportunidad para tener una margen de representación que le permita sostener su personería jurídica.

Pero ¿se descarta o no un posible diálogo con el correísmo?

El diálogo siempre estará abierto para cualquier organización política. Porque hay que recordar que las organizaciones políticas tienen una función que es lograr consensos en favor del país. Pero insisto, el reencuentro es con las ideas no con las personas.

La actualidad de Alianza PAIS

¿Cómo está el aspecto administrativo y económico? En su momento se denunció que las cuentas habían sido vaciadas.

El secretario ejecutivo (Gustavo Baroja) nos ha indicado que se han solventado, con los descargos correspondientes, estas denuncias. Y asumió su cargo con beneficio de inventario.

Nos ha informado que todas las denuncias han sido solventadas, tanto en Contraloría como en Fiscalía con los descargos correspondientes.

¿Qué quiere decir con que las denuncias han sido solventadas? ¿Se archivaron?

Entiendo que se han presentado los descargos correspondientes para que puedan ya cerrarse.

¿Y cómo está la parte económica?

Esa información la vamos a tener que conocer en las próximas semanas, cuando se haga la convención nacional y cuando se haga una transición entre las autoridades salientes con las nuevas.

¿Qué pasó con la sede de en Quito? ¿Se vendió?

Entiendo que se tomó, en un momento, la decisión y había un planteamiento en ese sentido. Pero, todavía no se ha concretado.

¿Es decir que todo está en suspenso hasta que se elija y se posesione la nueva directiva?

Así es, lo fundamental era dar ese primer paso que era la salida del presidente Moreno y, a partir de ahí, empezar la renovación desde un aspecto político.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas