Nexo venezolano: el IPPE la fundación correísta ahora es investigada por lavado de activos

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

22 Jul - 14:03

El programa "Conversando con Correa" fue un proyecto del Instituto de Pensamiento Político Eloy Alfaro. En la foto, el expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, junto a Rafael Correa. - Foto: Captura de video

Nexo venezolano: el IPPE la fundación correísta ahora es investigada por lavado de activos

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

22 Jul - 14:03

La cuenta bancaria del Instituto de Pensamiento Político Eloy Alfaro registró movimientos inusuales. No se justificó el origen de los fondos de una transferencia recibida desde el banco venezolano Bandes por USD 281.000. Además, la fundación recibió depósitos por USD 46.900 en efectivo.

Los recursos que el Instituto de Pensamiento Político Eloy Alfaro (IPPE) recibió de Venezuela despertaron las alertas de las autoridades ecuatorianas frente un presunto caso de lavado de activos.

La fundación, dirigida por el expresidente Rafael Correa, es investigada por la Superintendencia de Bancos y la Unidad de Análisis Financiero (UAFE) por no haber reportado el origen del dinero que ingresó al país.

El 21 de agosto de 2018, el Banco de Desarrollo de Venezuela (Bandes), que es controlado por el estado venezolano, ordenó una transferencia a la cuenta del IPPE en Ecuador.

La transferencia se hizo desde la cuenta que el Bandes tiene en el banco italiano Raiffeisen Landesbank Sueditrol, por USD 281.089, según fuentes de la Superintendencia.

En marzo pasado, el presidente Lenín Moreno había denunciado dicha transferencia. Moreno aseguró en la ocasión que el IPPE intentaba desestabilizar al gobierno ecuatoriano.

Esta denuncia del presidente Lenín Moreno coincidió con la sanción, impuesta el 22 de marzo, por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos al Bandes y a todas sus sucursales.

El Departamento del Tesoro impone sanciones contra BANDES, el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela, y sus subsidiarias, en respuesta a la detención ilegal de uno de los colaboradores de Guaidó

¿De dónde venía la plata?

La transferencia, sin embargo, no incluyó un respaldo que permitiera conocer el origen del dinero, a pesar de que el monto de ese movimiento superó el ingreso mensual de la cuenta corriente y el patrimonio del IPPE.

De acuerdo con lo reportado por el Instituto, la transacción correspondía al “primer pago de consultoría sujeto a cláusula de confidencialidad de la información de acuerdo a normas internacionales”.

Con ese dinero, se pagó a lo que se califica como “personas políticamente expuestas”. Es decir, personas que reciben especial atención en el sistema financiero, por ser servidores públicos principalmente.

En este caso, los legisladores Gabriela Rivadeneira y Pabel Muñoz, socios fundadores del IPPE, estaban clasificados en esta categoría.

Las transferencias fueron reportadas por el IPPE como “pago por honorarios profesionales contratos de consultores sujeto a cláusula de confidencialidad”.

Los beneficiarios del dinero

Los desembolsos del dinero del Bandes se acreditaron en las cuentas de:

  • El expresidente Rafael Correa.
  • El actual prefecto de Manabí, Leonardo Orlando.
  • El excanciller Ricardo Patiño.
  • Los exministros de Finanzas Patricio Rivera y Fausto Herrera.
  • El exgerente del Banco Central, Diego Martínez.
  • Rolando Carrera, representante legal del IPPE y excontador de Alianza PAIS, quien aparece también en el escándalo del archivo ‘Verde Final‘.
Transferencias del IPPE a exfuncionarios.

Transferencias del IPPE a exfuncionarios. Secretaría Anticorrupción

Entre agosto de 2018 y marzo de 2019, la cuenta del IPPE registró 39 transferencias nacionales y ocho transferencias internacionales, que suman USD 315.123.

El movimiento más grande es el correspondiente a la transferencia del Bandes, pero la cuenta también reporta depósitos en efectivo por USD 46.900.

De acuerdo con las normas ecuatorianas, las transacciones por un valor igual o superior a USD 5.000 generan alertas en el sistema financiero.

Por esa razón, tanto la Superintendencia de Bancos como la Unidad de Análisis Financiero investigan el origen de los fondos recibidos por el IPPE, bajo sospecha de un presunto lavado de activos.

De igual manera, la Fiscalía reabrió la investigación previa sobre el financiamiento de la Fundación, e indaga un presunto delito de defraudación tributaria.

Noticias relacionadas