Lunes, 27 de mayo de 2024
u

Denuncia por intimidación no cambia la situación jurídica de Jorge Glas

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

24 Oct 2023 - 13:08

El exvicepresidente Jorge Glas está libre gracias a una medida cuatelar. La reciente denuncia por intimidación en su contra no amenaza esa condición.

Jorge Glas, entonces vicepresidente del Ecuador, durante una rueda de prensa, el 03 de agosto de 2017.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

24 Oct 2023 - 13:08

Jorge Glas, entonces vicepresidente del Ecuador, durante una rueda de prensa, el 03 de agosto de 2017. - Foto: Flickr / Vicepresidencia Ecuador

El exvicepresidente Jorge Glas está libre gracias a una medida cuatelar. La reciente denuncia por intimidación en su contra no amenaza esa condición.

Pese a tener dos sentencias en su contra por corrupción, el exvicepresidente Jorge Glas está libre desde el 28 de noviembre de 2022. El juez Emerson Curipallo le otorgó una medida cautelar de libertad provisional.

El exfuncionario tiene en su contra dos sentencias por asociación ilícita (seis años de cárcel) y cohecho (ocho años de cárcel) por los casos Odebrecht y Sobornos, respectivamente.

Esta medida cautelar estará vigente hasta que la justicia decida sobre la liberación definitiva de Glas, ya que está solicitando la prelibertad. Sin embargo, 11 meses después, ese trámite no ha concluido.

En medio de la libertad provisional, Glas ha sido denunciado por intimidación por Soledad Padilla, su excolaboradora. Glas, Padilla y el asambleísta reelecto Ferdinand Álvarez están inmiscuidos en una polémica con tintes sentimentales y políticos.

Glas podría volver a prisión

Ahora, la pregunta que salta es, ¿qué pasa con la libertad provisional o la prelibertad de Glas ante esta nueva denuncia?

Paúl Ocaña, abogado penalista, explica que la denuncia por sí sola no cambia nada porque, cuando esta se presenta, se convierte en una investigación previa que es reservada y que no se considera aún como una causa penal.

Sin embargo, todo cambiaría si la Fiscalía encuentra indicios suficientes y formula cargos por intimidación u otro delito en contra de Glas. En ese caso, la medida cautelar de libertad provisional tendría que revocarse. El exvicepresidente, ya no sería candidato para la prelibertad.

En ese caso, Glas debería volver a la cárcel. En enero de 2023, la justicia resolvió que la pena mayor absorba a la menor y que Glas deba cumplir, únicamente, la sentencia de ocho años de prisión.

Hasta antes de su liberación provisional, el exfuncionario estuvo en prisión cinco años y 15 días. Por lo que le resta por cumplir dos años y 11 meses.