Autoridades de Guayas debaten un encierro más estricto e indefinido

Política

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

4 Abr 2020 - 0:01

Miembros de las FF.AA. y de la Policía Nacional durante un operativo conjunto para hacer respetar el toque de queda en Guayaquil, el pasado 2 de abril. - Foto: Cortesía

Autoridades de Guayas debaten un encierro más estricto e indefinido

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

4 Abr 2020 - 0:01

El Gobernador de Guayas pide al COE un toque de queda extendido para Guayaquil. La alcaldesa Cynthia Viteri advirtió sobre las personas que no tienen la capacidad económica para abastecerse de alimentos.

Gobierno y Municipio de Guayaquil enfrentados otr vez. En esta ocasión sobre la extensión del toque de queda en la ciudad, una idea se expone desde la semana pasada, como una respuesta ante la escalada de contagios.

La cara más visible de esa propuesta es el gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart. Él propuso al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional un toque de queda indefinido durante el fin de semana, desde el viernes hasta el domingo.

El COE no lo aceptó. Duart repitió la petición en su cuenta de Twitter. “Continuaremos insistiendo en la aplicación de medidas más estrictas en Guayas”.

Es un planteamiento que también respalda el concejal del Partido Social Cristiano (PSC), Andrés Guschmer. “Instauremos un toque de queda permanente durante algunos días porque los contagios siguen y la verdad creo que esta curva no se ha aplanado”, expresó.

A diferencia de su concejal, Cynthia Viteri señala que un toque de queda total no es la solución para frenar contagios de Covid-19. “Hay que tener cuidado porque hay personas que viven del día a día”, advirtió.

Una idea que terminó en caos 

Cuando Duart hizo pública su propuesta, la noche del miércoles 1 de abril circuló el rumor de que todo cerraría en Guayaquil, incluso los supermercados. Debido a ello, el jueves las personas se lanzaron a estos lugares para abastecerse.

Ese día se vieron aglomeraciones y evidentes violaciones a las restricciones de movilidad que rigen en el país, según la placa de los vehículos.

Por ello, el prefecto Carlos Luis Morales considera que toques de queda indefinidos envían malas señales.

El principal argumento para defender un aislamiento más estricto es que dos semanas después del decreto de emergencia, los contagios en Guayaquil continúan multiplicándose.

Según el informe del 3 de abril, la ciudad registra 1.638 casos positivos de Covid-19. Es el principal foco de la epidemia en el país.

“La gente sigue yendo todos los días a los mercados”, advirtió el secretario de la Presidencia Juan Sebastián Roldán. Aunque reconoció que adelantar la propuesta fue un error de Duart.

El otro problema es que el toque de queda debería anunciarse con suficiente antelación para preparar a la ciudadanía. De lo contrario habría aglomeraciones de última hora, y el remedio podría ser peor.

Noticias relacionadas