Manabí: entre el correísmo y la fragmentación electoral

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

6 Mar 2021 - 0:05

El 7 de febrero de 2021, los votantes de Manabí eligieron tres fuerzas políticas para que los representen en la Asamblea Nacional. - Foto: PRIMICIAS

Manabí: entre el correísmo y la fragmentación electoral

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

6 Mar 2021 - 0:05

En promedio, el 47% de manabitas apoya al correísmo, otro 40% divide su respaldo entre siete partidos y el 13% restante entre 11 agrupaciones más.

En la próxima Asamblea, Manabí estará representada por tres organizaciones políticas. Se trata del correísmo, el movimiento Construye y la Izquierda Democrática.

De los nueve escaños disponibles, los candidatos correístas agrupados en el partido Centro Democrático se llevaron siete. Mientras que los otros dos partidos un escaño cada uno, por primera vez.

A los factores políticos, económicos y sociales que influyeron en la votación en Manabí, en las elecciones de febrero se suman también los matemáticos con el cambio de método de adjudicación de escaños.

Por ello, si bien el correísmo se lleva la mayoría de curules, esta vez hay una mayor representación de las minorías en la provincia, aunque sea con dos puestos en la Asamblea.

Lo cierto es que la tendencia se mantiene. Ya sea bajo la bandera de Alianza PAIS, en 2013 y 2017, o la de Centro Democrático, en 2021, el correísmo sigue siendo la principal fuerza política de Manabí.

El resto de curules que esa agrupación deja en la Asamblea siempre ha cambiado de manos, entre los demás partidos y movimientos.

La histórica votación de la ID en estas elecciones ha hecho que, esta vez, se quede con varias curules en provincias donde usualmente no tenía acogida.

Más allá de los escaños

En los comicios de 2021, 19 agrupaciones políticas terciaron en la provincia, cuatro más que en 2017. Y los resultados electorales muestran tres escenarios:

  • Un leve declive en la votación del correísmo: el descenso es del 2% en promedio en ambas circunscripciones. Aunque Manabí se mantiene como su bastión electoral y ubica ahora a la lista 1 como la más votada.
  • Las derechas también bajan: el movimiento Creo pierde, en promedio, seis puntos en cada distrito. Estos son los que obtuvo en alianza con SUMA en 2017. Mientras que el PSC, sube levemente en el distrito dos, pero baja más en el distrito uno.
  • Construye y la Izquierda Democrática incrementan su capital político en los distritos uno y dos, respectivamente.

Por otra parte, en las elecciones legislativas de 2017 el correísmo acaparó el 47% de la representación, en ese entonces con Alianza PAÍS. En tanto que Creo era la segunda fuerza electoral de Manabí.

En los últimos cuatro procesos electorales legislativos, el correísmo es la única fuerza que se ha mantenido presente en la provincia, donde fue ganando escaños con el tiempo. Y en todos estos años, aún no ha surgido un movimiento que se consolide como un contendiente político importante.

Noticias relacionadas