Las mayorías en la Asamblea se acomodan en función de la coyuntura

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

8 Sep 2021 - 0:05

La ministra de Agricultura, Tanlly Vera, compareció ante la Asamblea este 7 de septiembre de 2021. - Foto: AN

Las mayorías en la Asamblea se acomodan en función de la coyuntura

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

8 Sep 2021 - 0:05

La votación de la proforma presupuestaria de 2021 será la primera prueba para el nuevo Gobierno en el Pleno de la Asamblea. Hasta ahora, las votaciones relacionadas con el Ejecutivo no han tenido una mayoría concreta.

El poder de diálogo y negociación del Gobierno se medirá entre esta semana y la siguiente, con la votación de la proforma presupuestaria 2021 en el Pleno de la Asamblea. Aunque el informe que aprobó la Comisión de Régimen Económico es favorable al Ejecutivo, la situación puede complicarse en el Pleno.

El problema para el Gobierno es el escenario de mayorías móviles de la actual Asamblea. El oficialismo apenas tiene asegurados los votos de la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN), integrada por Creo, asambleístas de movimientos locales y disidentes de otras fuerzas. Esto le significan apenas 25 votos, de los 70 que necesita para la aprobación de la proforma.

Por ahora, el PSC (14), UNES (47) y Pachakutik (24) han expresado su intención de votar a favor de la objeción de la proforma. Juntos suman 85 votos -si no hay nuevas deserciones-, suficientes para hacerlo.

De ser el caso, las bancadas a favor de la observación de la proforma deberán redactar un informe para resolución del Pleno, que especifique los puntos que se deberían modificar.

Pero no es obligatorio su aceptación, por lo que el Ejecutivo puede ratificarse en su propuesta original. En este caso, la Asamblea, para ratificar sus observaciones, necesita una mayoría calificada (91 votos), algo más difícil de alcanzar.

Mayorías móviles

La proforma presupuestaria es la primera iniciativa directa del presidente Guillermo Lasso que llega al Pleno de la Asamblea. Hasta ahora, el Legislativo solo ha tratado resoluciones y exhortos hacia la Presidencia, y su configuración en votaciones va variando de acuerdo al tema.

Por ejemplo, en la resolución para condenar el regreso de Ecuador al CIADI, hubo 75 votos a favor, de UNES, parte de Pachakutik y las minorías, y un voto de la ID. Esta propuesta nació del correísmo.

Las resoluciones y exhortos en contra del Ejecutivo casi siempre mantienen la misma configuración. Aunque para llamar a comparecer a la ministra de agricultura, Tanlly Vera, se sumó la ID, y la BAN quedó sola en el ‘No’. La propuesta nació de Pachakutik.

En otras ocasiones, en esta Asamblea ha habido unanimidad, es decir que todas las bancadas votan iguales. Es el caso de la censura de Pablo Celi y la aprobación de la Ley para la reactivación de Esmeraldas y Manabí.

Pero en una propuesta de UNES, para condenar el “desproporcionado” aumento del costo de los servicios consulares, los 71 votos se alcanzaron solo con esa bancada y el PSC.

Mientras que en la aprobación de la reforma para la creación de la universidad intercultural Amawtay Wasi, todas las bancadas votaron a favor, menos el correísmo. Esta normativa fue promovida fuertemente por Pachakutik.

La Ley de Emprendimiento e Innovación, en cambio, logró casi la unanimidad. Pero dos asambleístas de Creo se abstuvieron, y uno votó en contra.

¿Y los acuerdos?

Este escenario de mayorías móviles en la Asamblea se da a pesar de que el oficialismo cerró con Pachakutik y la ID un acuerdo para la designación de autoridades, que buscaba seguir más adelante. Sin embargo, la relación sobre todo entre Creo y Pachakutik se ha venido tensando con el paso de los días.

Esta alianza permitió que Pachakutik y la ID consigan la presidencia de las comisiones legislativas de su interés. Mientras que el correísmo y el PSC quedaron relegados.

Sin embargo, este 7 de septiembre Pachakutik emitió un comunicado en el que adelanta que votará a favor de la observación de la propuesta presupuestaria. Esto, a pesar desde ambos lados se habla de diálogos.

Pachakutik cuestiona sobre todo la falta de un Plan Nacional de Desarrollo, que el Gobierno hasta ahora no ha hecho público.

Este pronunciamiento se suma al del PSC y UNES, que han anunciado que impulsarán la observación de la proforma presupuestaria.


También le puede interesar: