César Monge Ortega, el principal operador político de Guillermo Lasso

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

10 May 2021 - 0:03

César Monge en un evento proselitista del movimiento Creo, en 2014. - Foto: @CesarMongeO

César Monge Ortega, el principal operador político de Guillermo Lasso

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

10 May 2021 - 0:03

El asambleísta electo por el movimiento Creo recorre el país desde 2010, cuando junto al Presidente electo decidieron incursionar en la política partidista nacional.

El empresario guayaquileño de 48 años, César Monge, es el principal operador político del presidente electo, Guillermo Lasso, desde hace más de una década. En aquel entonces ambos decidieron formar una organización para intentar llegar a Carondelet.

Ahora, mientras la Presidencia de la República alista el equipo del nuevo gobierno, Monge lidera las negociaciones en la Asamblea de cara a la primera sesión del 14 de mayo. Ese día se definirán las nuevas autoridades del Legislativo, para un periodo de dos años.

Inicialmente, Creo buscaba la presidencia del parlamento y que esté en manos de Monge, quien lideró la lista nacional de candidatos. Sin embargo, los votos no alcanzaron y el movimiento sufrió un revés electoral en el Legislativo.

Aunque Monge obtuvo una curul, no estuvo entre los más votados. Y la lista 21 tampoco alcanzó el número de escaños suficiente para reclamar la presidencia de la Asamblea.

Además en las últimas semanas, desde que Lasso conforma su gabinete Ejecutivo, el nombre de Monge suena para el despacho del Ministerio de Gobierno. Esto es algo que el asambleísta electo no ha descartado.

El cargo en la Cartera de Gobierno no sería una decisión sorpresiva, dado que Monge ha sido el operador político del movimiento y su líder desde 2010. Y esa es la tarea que desempeña este Ministerio, se encarga de la gobernabilidad y de la seguridad interna.

El administrador de Creo 

Durante más de una década, Monge ha logrado mantener y reforzar la estructura territorial, llevar la administración de Creo, establecer los contactos y negociaciones políticas y liderar la agenda mediática.

Su único momento fuera de la palestra pública fue el año anterior, cuando en julio de 2020 recibió la noticia de que padecía de cáncer. Solo entonces dejó, temporalmente, las riendas proselitistas, para dedicarse a su tratamiento.

Monge estuvo de vuelta en el tablero político entre julio y diciembre de 2020, cuando regresó a las calles para acompañar a Lasso en la campaña presidencial.

Y cuatro meses después de su retorno, la noche del 11 de abril, Lasso lo mencionó como uno de los artífices de su victoria en las presidenciales.

De empresario camaronero a dirigente político

Monge creció en Guayaquil y en la adolescencia se fue a vivir con su familia a Estados Unidos, donde terminó el colegio y estudió la universidad y una maestría. Es economista y máster en Administración de Negocios.

Después regresó a trabajar en Ecuador junto con su esposa, donde se estableció nuevamente en Guayaquil y se dedicó a la industria camaronera.

Monge ha sido presidente del gremio de productores y exportadores camaroneros, presidente y director ejecutivo de la Cámara Nacional de Acuacultura, consultor en la Corpei y gerente general de varias empresas vinculadas a la agroindustria.

Y fue en 2008 cuando, además, ingresó al mundo de la televisión, inicialmente para hablar del sector productivo nacional. Así condujo el programa ‘Foro Productivo’, después le siguieron ‘Juicio Político’ y ‘Uno a uno’. También dirigió temporalmente un noticiero televisivo y cerró su paso por la televisión con el programa ‘El gobierno, un domingo’.

Se desvinculó de esas actividades precisamente para iniciar en la arena política. En agosto de 2012, dos años después de trabajar en la creación del proyecto partidista, junto con otros aliados, Monge y Lasso vieron nacer legalmente el movimiento Creando Oportunidades (Creo).

Desde entonces, Monge funge como su presidente nacional y la agrupación ha terciado en tres elecciones generales y dos seccionales. Y en el despegue el movimiento fue sumando victorias. Primero 11 legisladores, 22 alcaldías y una prefectura. Después 32 asambleístas, una prefectura y 34 alcaldías.

Ahora, con un revés legislativo y menos votos que en 2017 en las presidenciales, Monge jugará un papel clave en la administración, ya no del movimiento que ayudó a fundar y expandir, sino del gobierno nacional, objetivo que persiguen incansablemente desde hace tres elecciones.

Noticias relacionadas