40 páginas publicitan regularmente a los presidenciables en Facebook

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

9 Ene 2021 - 0:01

No solo los candidatos pautan en redes sociales, otras páginas y personas también lo hacen a su nombre. - Foto: PRIMICIAS

40 páginas publicitan regularmente a los presidenciables en Facebook

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

9 Ene 2021 - 0:01

Según la biblioteca de Facebook, que transparenta el gasto en anuncios electorales y políticos, las páginas que apoyan a los candidatos no han publicado quién paga por la publicidad en 25 ocasiones.

Hay candidatos que pautan miles de dólares en publicidad en las redes sociales, otros lo hacen por cientos y unos pocos no las toman en cuenta. Pero no son solo sus cuentas las que pagan por espacios en Facebook, también hay tres decenas de páginas que aportan para promover su imagen.

Entre el 4 de agosto de 2020 y el 6 de enero de 2021, en la biblioteca de anuncios de Facebook había 15.360 publicaciones pagadas, que suman un valor de USD 808.613. Esto incluye los anuncios que también se pautan en Instagram.

De ese total, el 36% es publicidad pagada por Guillermo Lasso, candidato presidencial de la alianza PSC-Creo. Solo entre el 7 y 8 de enero hubo 45 anuncios pautados desde su página en esa red social.

El segundo que más invierte en anuncios políticos es Álvaro Noboa, con USD 161.802 en 66 publicaciones, hasta el 6 de enero de 2021. Eso, a pesar que Noboa, oficialmente, no es candidato.

Alrededor de 300 páginas de la red social -un 13% de los anunciantes- han pagado más de USD 100 dólares por su publicidad desde agosto, cuando Facebook decidió transparentar esta información, debido a la cercanía de las elecciones presidenciales.

La mayoría de esas páginas es de candidatos a la Asamblea Nacional.

En total, existen casi 2.400 anunciantes que pagan por publicidad, entre los que constan distintos tipos de organizaciones, personas naturales y jurídicas, entidades estatales.

Sin embargo, un 87%, han pagado menos de USD 100 desde agosto. Entre ellos está Lucio Gutiérrez, candidato a la Presidencia por el Partido Sociedad Patriótica (PSP), con una pauta de apenas USD 56.

Facebook obliga a informar quién pauta

La red social permite que los usuarios sepan quién está financiando los contenidos políticos electorales. Así que para pautar en Facebook, los anunciantes deben registrarse primero.

Y los requisitos son: confirmación de identidad (con la presentación de la cédula o pasaporte), estar dentro del país donde van a aparecer los anuncios, vincular al anunciante las cuentas publicitarias desde las que va a publicitar y los anuncios políticos o electorales deben tener la etiqueta que confirma esta información.

Gracias a esta información, es posible saber que, de ese 13% de cuentas que más pautan, 40 están vinculadas a 12 candidatos presidenciales y de Álvaro Noboa, quien aún no desiste de su participación, pese a que las papeletas ya están imprimiéndose.

Sin embargo, pese a los requisitos de transparencia, hay 25 registros de páginas que apoyan a 11 de esas 13 figuras políticas, que no han confirmado quién paga por 263 anuncios. La política de Facebook es dar de baja esas publicaciones.

Además, estas páginas no necesariamente están vinculadas o manejadas por los candidatos o sus equipos.

Asimismo, no toda la pauta es para los anuncios a favor de determinado aspirante a Carondelet. Por ejemplo, la página de Alianza PAIS programa publicidad para Ximena Peña, César Litardo y el movimiento como tal.

También hay casos como el de Andrés Arauz, cuya página personal mueve poca publicidad. Pero la página “Andrés Arauz Comunidad” tiene cinco veces más pauta.

La publicidad en redes también se regula

El Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó, el 27 de noviembre de 2020, el Reglamento para el Control del Gasto Electoral e incluyó por primera vez los gastos hechos en redes sociales como parte del gasto electoral.

Esto quiere decir que estos gastos incurridos por los candidatos y las organizaciones políticas deben ser reportados al CNE e influirán en el límite de gasto y las posibles sanciones por rebasarlo.

Noticias relacionadas