Los socialcristianos ya piensan en las elecciones de 2021 y marcan distancia con el gobierno

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

30 Oct - 14:49

El presidente Lenín Moreno y el exalcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, durante la celebración de las fiestas julianas en 2017. - Foto: Presidencia

Los socialcristianos ya piensan en las elecciones de 2021 y marcan distancia con el gobierno

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

30 Oct - 14:49

Las actuaciones del Partido Social Cristiano se alejan de la línea marcada por el oficialismo. Su líder, Jaime Nebot, no ha anunciado su candidatura para la Presidencia, pero tampoco la ha descartado. Los votos del partido en la Asamblea se distancian de su posición conservadora tradicional.

El Partido Social Cristiano (PSC) se aleja sistemáticamente de las posiciones del gobierno conforme se acercan las elecciones presidenciales de 2021.

Así, la relación cordial y casi de amistad que ese partido y el oficialismo pregonaban en los primeros meses de gobierno se ha ido enfriando.

El punto de ruptura más claro es la reciente crítica de Jaime Nebot, el líder del PSC, y sus legisladores a las reformas económicas que el presidente Lenín Moreno impulsa, y con las que espera calmar los ánimos después del paro de comienzos de octubre.

El 27 de octubre, Nebot difundió un video a través de sus redes sociales, en el que critica el proyecto de Ley de Crecimiento Económico del Ejecutivo. “Nuevos impuestos que afectarán la economía de todos ustedes (…) El aumento de impuestos impide el crecimiento económico y social, y causa desempleo”, dice. También llama a los legisladores a que rechacen la propuesta.

En esa misma línea, los legisladores del PSC se han opuesto de frente a las reformas. Con la misma línea de discurso de Nebot, los asambleístas socialcristianos se abstuvieron de votar a favor del informe para primer debate del proyecto de Ley de Crecimiento Económico.

Emitieron un informe de minoría, en el que recomiendan el archivo de la propuesta.

Para el analista guayaquileño Henry Raad, la posición de Nebot y del PSC es incomprensible pues las reformas económicas planteadas son necesarias para el país.

“Creo que quieren (el PSC) diferenciarse del fantasma que ellos tienen con Lasso, y moverse un poco a la izquierda de lo que esperan que sea Guillermo Lasso, que les ha quitado el sueño”, señala.

Esta estrategia, considera Raad, puede efectivamente ayudarle al PSC a atraer más votos en las elecciones de 2021, pero alejarlo de quienes tradicionalmente han votado por ese partido.

Nebot y Moreno se consideraban públicamente “amigos”. En 2017, el Presidente -entonces recién posesionado- asistió a las celebraciones por las fiestas julianas en Guayaquil. Su predecesor, Rafael Correa, no asistía a este tipo de fiestas junto a Nebot.

De hecho, Nebot ya se había alejado en otras ocasiones de la línea conservadora que identificaba al partido.

En agosto de 2019, en el marco del debate por la despenalización del aborto por violación, el líder socialcristiano dijo que es “tremendamente injusto revictimizar y condenar a una mujer violada”.

No todos los legisladores de ese partido votaron en la misma línea planteada por Nebot. De los 16 asambleístas del PSC, cinco votaron en contra de la despenalización del aborto por violación: Raúl Auquilla, Henry Kronfle, César Rohon, Vicente Taiano y Esteban Torres.

Nebot no ha confirmado su participación como presidenciable en las elecciones de 2021, pero tampoco la ha negado. El mismo presidente Moreno ha hablado de la posibilidad de que Nebot llegue a la presidencia.

  • ¿En la misma línea que el correísmo?

La única otra bancada que se ha opuesto al proyecto de Ley de Crecimiento Económico es Revolución Ciudadana. Los legisladores del correísmo votaron en contra del informe de primer debate, con un discurso similar al socialcristiano: en contra de los impuestos.

Ni el PSC y Revolución Ciudadana son parte del acuerdo legislativo con el que se escogió a César Litardo como presidente, y en el que ya se hablaba de las reformas económicas que impulsaría el gobierno.

Por fuera del acuerdo también quedó SUMA, que sin embargo sí apoya las medidas. Gabriela Larreátegui, miembro de la Comisión de Régimen Económico, votó a favor del informe.

El primer debate está agendado para el 31 de octubre de 2019 a las 09:35. El oficialismo necesita 70 votos para avanzar con el trámite.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas