Las rupturas en Pachakutik y la ID facilitan una mayoría de oposición

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

16 Feb 2022 - 0:05

El Pleno de la Asamblea, en sesión del 7 de diciembre de 2021. - Foto: AN

Las rupturas en Pachakutik y la ID facilitan una mayoría de oposición

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

16 Feb 2022 - 0:05

La bancada correísta UNES y la facción más radical de Pachakutik aseguran apoyos mutuos de cara a lo que se viene en los próximos meses. Mientras el PSC y la ID ajustan sus posiciones para sumarse o no a ese grupo.

El escenario legislativo para el oficialismo se torna cada vez más complicado.

A puertas de que llegue la nueva reforma en materia inversiones (que supuestamente iba a llegar en enero o en los primeros días de febrero), las bancadas de la Asamblea se han ido reacomodando para dar paso a una mayoría móvil de oposición.

Dos fuerzas políticas están fijas en esa nueva mayoría opositora: la bancada correísta UNES y la facción más radical de Pachakutik, integrada por al menos 11 asambleístas. Entre las dos, suman 58 asambleístas, lo que les permite estar cerca de la mayoría absoluta (70) necesaria para aprobar leyes.

Esta convergencia entre UNES y Pachakutik no es nueva. Ambas fuerzas políticas se han ido acercando de a poco, unidas por su discurso de rechazo al Gobierno. Aunque no hay una alianza oficial, han votado juntas en la mayoría de decisiones en contra del oficialismo.

Entre ambos bandos, el apoyo además prospera.

Por ejemplo, UNES apoya el pedido de juicio político presentado por Mireya Pazmiño y Salvador Maita, en contra de los cuatro vocales de mayoría del Consejo de Participación. Los consejeros relegados en el Cpccs son los reconocidos por su cercanía justamente a UNES, Pachakutik y el PSC.

En este juicio político, la división dentro de Pachakutik es obvia. El bando menos radical (integrado por 13 asambleístas) planteó ya una solicitud de juicio político contra los siete consejeros, y dice que “todos deben irse a sus casas”.

Esta cercanía entre UNES y Pachakutik además se evidenció en la votación del archivo del juicio político contra la superintendenta de Bancos, Ruth Arregui. El proceso fue planteado por Darwin Pereira (de la facción radical de Pachakutik), y la Comisión de Fiscalización recomendó su archivo.

Pero por decisión del Pleno, el informe fue desechado y Arregui sí deberá defenderse ante los 137 legisladores.

Si la tendencia se mantiene, la misma suerte tendrán los futuros juicios políticos que están en la Comisión de Fiscalización. Actualmente, esa mesa comenzó con el proceso contra el contralor Carlos Riofrío, impulsado por Ronny Aleaga (UNES).

Después, vendría el proceso contra el procurador Íñigo Salvador, también impúlsado por UNES, y contra el CNE, planteado, en cambio, por Mario Ruiz, también de la facción de Pachakutik.

La ID y el PSC, los que completan la mayoría

Para llegar a los 70 votos, la nueva alianza no oficial entre UNES y la facción radical de Pachakutik necesita el apoyo de al menos 12 asambleístas más. En las últimas decisiones, esta mayoría se ha ido completando alternadamente con el PSC y la ID.

El PSC, por ejemplo, apoya el juicio político contra los vocales de mayoría del Consejo de Participación. Esa bancada incluso se sumó a la petición de que ese proceso sea tramitado de forma prioritaria, antes de los que están pendientes desde hace meses.

Pero el PSC no entra de lleno, sino que cambia de acuerdo a la coyuntura. En el juicio contra Arregui, por ejemplo, esa bancada votó a favor del archivo.

La ID está en la misma posición. Esa bancada, en cambio, no se ha sumado al juicio político contra los vocales del Cpccs. Pero sí puso sus 14 votos para que Arregui se defienda ante el Pleno de la Asamblea.

Dentro de ese bloque, la situación es más compleja. La ley para el aborto por violación generó fricciones internas: Alejandro Jaramillo y Johanna Moreira han expresado su malestar por las negociaciones sobre el plazo para permitir el ejercicio de este derecho.

Ambos analizan la posibilidad de salir de la bancada. Para la ID sería una pérdida de espacios de poder, pues ambos ocupan puestos importantes. Jaramillo es presidente de la Comisión de Justicia, y Moreira, vocal del Consejo de la Administración Legislativa.

La bancada oficialista, poco disciplinada

Sin nuevas propuestas desde el Ejecutivo, la bancada oficialista ha tenido días tranquilos después de la reforma tributaria. Aunque las negociaciones deberán retomarse cuando llegue la propuesta en materia de inversiones.

Con las últimas adhesiones, la bancada oficialista BAN suma 28 escaños. Pero esto no le garantiza un comportamiento disciplinado de sus integrantes.

De hecho, en la votación del archivo del juicio político a Ruth Arregui, el bloque se volvió a dividir. La mayoría votó a favor de que no haya juicio político, pero hubo:

  • Dos abstenciones, del primer vicepresidente, Virgilio Saquicela, y de María del Carmen Aquino.
  • Tres votos en contra, es decir a favor del juicio político, de Omar Peña (ex Pachakutik), Vanessa Freire (ex UNES) y Francisco León (ex UNES). Freire y León fueron las últimas adhesiones a la BAN.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas