Silencio sobre consulta popular permite a la oposición tomar la iniciativa

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

25 Ago 2022 - 5:24

El presidente Guillermo Lasso y su equipo analizan el contenido de la consulta popular, el 23 de agosto de 2022, en Guayaquil. - Foto: @LassoGuillermo

Silencio sobre consulta popular permite a la oposición tomar la iniciativa

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

25 Ago 2022 - 5:24

Por tercera ocasión el Ejecutivo anuncia una consulta popular y referendo. Por tercera vez, también, las preguntas se mantienen en reserva.

Como es usual en el Ejecutivo, la información extraoficial es la primera en difundirse. Ha sucedido con las masacres carcelarias, con los cambios de gabinete y con la propuesta de consulta popular, anunciada sin detalles el 16 de agosto.

El contenido de una posible consulta y referendo constitucional ha ido mutando con el paso de los meses y la evolución de la coyuntura.

El Presidente ha hablado de modificaciones al sistema de Justicia, de reformas laborales, cambios sobre el Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs) y, últimamente, temas de seguridad.

Con esos temas en agenda se esperaba una primera propuesta en diciembre de 2021 y otra en abril de 2022. Con el nuevo anuncio el suspenso se vuelve a repetir.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, dijo el 16 de agosto que los temas estaban listos y que solo restaba la redacción de los textos. Una semana después no hay ninguna pista oficial sobre el contenido o la temática.

Apenas han llegado algunas pistas a través de los aliados políticos del régimen. El legislador Fernando Villavicencio, difundió tres temas que, según él, estarán en el plebiscito:

  • Reducir el número de asambleístas, mejorar su calidad y que los legisladores provinciales sean elegidos a medio período.
  • Extradición de narcotraficantes y delincuentes de cuello blanco a Estados Unidos o al país que lo requiera.
  • Eliminación de las facultades del Consejo de Participación Ciudadana para designar autoridades de control.

A esto se suma lo que dijo el ministro Francisco Jiménez, de julio, que también se analizaban propuestas planteadas por otros actores, políticos y sociales, con los cuales incluso pretendían reunirse.

Esto también lo resaltó el presidente Lasso. En enero dijo que tenía las ‘puertas abiertas’ para el diálogo democrático sobre las distintas propuestas. Llamó a las bancadas legislativas a plantear opciones.

En esa ocasión incluso mencionó los planteamientos de su exaliado, Jaime Nebot, que fueron rechazados por la Corte Constitucional en enero de 2021.

El líder socialcristiano planteó 11 preguntas en cinco áreas: corrupción; impulso al agro, ganadería y pesca; seguridad social; cuidado del medio ambiente y explotación de recursos naturales; gobiernos locales y presupuesto del Estado.

Otra figura que presentó una propuesta, directamente al Presidente, fue el mismo Villacencio.

En julio de 2021, el legislador anunció que el presidente Lasso había aceptado consultar la eliminación del Cpccs, la reducción del número de legisladores, convertir al Legislativo en bicameral y la prohibición de la explotación minera a cielo abierto en áreas de recarga hídrica.

Dos de esas ideas coinciden, parcialmente, con su nuevo anuncio, sobre lo que el Gobierno incluiría en la consulta popular de febrero.

Además, el Primer Mandatario tuiteó sobre la consulta popular. La noche del 23 de agosto, dijo que “es necesario que todos nos unamos” y reiteró que “muy pronto” entregarán las preguntas.

Las reacciones de la oposición

El secretismo gubernamental sobre los temas a consultarse ha dado paso a que sus opositores intenten posicionar líneas políticas en contra del Ejecutivo.

El correísmo lanzó una campaña en redes. Sus figuras y seguidores hablan de un intento de engañar a la ciudadanía con las preguntas que aún se desconocen, por lo que inducen anticipadamente a votar en contra de las propuestas.

Sostienen que se debería consultar la permanencia del presidente Lasso en el cargo. Aunque legalmente no es viable, ya que para ello se requiere una iniciativa de revocatoria de mandato.

Igualmente, en redes sociales empezaron a circular supuestas versiones de cinco preguntas que se incluirían en la consulta popular. El mismo expresidente Rafael Correa compartió una imagen con esa información.

La circulación de esa fotografía, obligó al ministro Jiménez a desmentirla en su cuenta de Twitter. Dijo que la información era “más falsa que billete de tres dólares”.

Es así que, la batalla en redes sociales, por una consulta que aún no se materializa, ya empezó.

Noticias relacionadas