Narcopolítica, la teoría que aterriza en el escenario ecuatoriano

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

14 Nov 2022 - 5:25

Narcopolítica, la teoría que aterriza en el escenario ecuatoriano

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

14 Nov 2022 - 5:25

Tanto el Ejecutivo como el Legislativo apuntan a la presencia de narcopolítica como una realidad en el país. Ocurre a puertas del proceso electoral con más candidatos y con mayor poder territorial, las seccionales.

El escenario político ecuatoriano se vuelve más complejo, esta vez son varias las figuras públicas que hablan de la existencia de la narcopolítica en el país, incluido el presidente Guillermo Lasso.

Aunque no es la primera teoría sobre narcopolítica, porque ya ha habido especulación sobre el financiamiento ilícito de campañas electorales, sí es la primera ocasión en que, a la par, crecen los delitos relacionados con el crimen organizado.

En medio de la reciente ola de violencia y atentados en Guayas, Esmeraldas y Santo Domingo, el Presidente afirmó que existen “padrinos de las mafias del narcotráfico” y son “quienes reaccionan en su defensa, tratando de desestabilizar la democracia para intentar volver al poder”.

El objetivo final, según la versión presidencial, es “seguir ganando dinero de la corrupción y el tráfico ilegal de drogas”.

A la par, en la Asamblea Nacional también tomaron nota del tema y un grupo de 15 legisladores crearon un frente parlamentario contra la corrupción, que investigará los vínculos entre el narcotráfico y la política.

El frente está conformado por asambleístas de Pachakutik, de la Bancada por el Acuerdo Nacional (BAN) y algunos independientes. Sin embargo, estos legisladores no siguieron el camino oficial para crear esta ‘comisión’ investigativa, y esta no tiene el aval del pleno.

Los asambleístas apuntan a reunirse inicialmente con personal de la Embajada de Estados Unidos en Quito, para solicitar información sobre el caso de los narcogenerales y de los miembros de las Fuerzas Armadas y del mismo Legislativo que perdieron sus visas hacia ese país.

En diciembre de 2021, el embajador Michael Fitzpatrick, en entrevista con PRIMICIAS, reveló que Washington había retirado cientos de visas en Ecuador, entre ellas a un grupo de narcogenerales.

Además, dijo que la Casa Blanca estaba preocupada por la penetración del narcotráfico en la justicia y las fuerzas del orden ecuatorianas. Sin embargo, las investigaciones locales no arrojaron resultados.

Solo la Contraloría determinó irregularidades en el patrimonio de tres generales de la Policía y anunció exámenes especiales también a jueces y militares.

¿Qué es la narcopolítica?

La docente y especialista en seguridad, Fernanda Noboa, trató el tema en un foro electoral, y afirmó que hablar de la narcopolítica se ha convertido en un eslogan en el escenario ecuatoriano.

Sostener que narcopolítica implica que los narcotraficantes tomen decisiones sobre los candidatos o subvencionen candidaturas, para luego cobrar favores, es una visión simplista, explica Noboa.

La narcopolítica “responde al discurso oficialista de que todos los males se sostienen en el narcotráfico”, señala la especialista y advierte que “el país tiene varios ecosistemas criminales”, no solo el narcotráfico.

No solo se trata de subvencionar a los políticos, “sino que se crean regímenes de ‘crimilegalidad’, donde seguramente muchos de los candidatos por fuera están revestidos de legalidad, pero por dentro están haciendo cosas que no son legales”, dice Noboa.

La especialista apunta como una incógnita clave el saber hasta dónde está penetrado el Estado por la narcopolítica en sus diversas cadenas de decisión.

Narcopolítica y elecciones

Los ecuatorianos elegirán alcaldes, concejales, prefectos y vocales de juntas parroquiales en las elecciones seccionales de 2023, a la sombra de la narcopolítica, en el contexto de la peor crisis de seguridad del país.

Los informes de inteligencia y la experiencia de lo que ha ocurrido en otros países como Colombia y México indican que el narcotráfico intentará captar espacios de poder político.

Por ello, las autoridades, no solo la electoral, deberán prestar especial atención a seguridad de los candidatos y el posible financiamiento de las campañas con dineros ilícitos.

Los atentados y amenazas a candidatos y políticos vinculados a las seccionales ya han aparecido, al momento hay tres:

  • Amenazas con armas de fuego en la residencia de la prefecta y candidata a la reelección por Orellana, Magali Orellana.
  • Atentado con explosivos y disparos en la casa del candidato a la Alcaldía de Esmeraldas, Frickson Erazo.
  • El asesinato de Carlos Cuesta, padre del concejal alterno del Municipio de Santo Domingo: Carlos Cuesta Álvarez.

El 22 de octubre, en un evento en la vía Santa Elena, el presidente Lasso aseguró que en las elecciones “debemos votar por la democracia” y dejar que los narcopolíticos “se queden en el basurero de la historia”.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas