El tercer vicepresidente redujo los gastos a la mitad, desde 2017

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

10 Dic - 0:05

El vicepresidente Otto Sonnenholzner en una reunión en su oficina en Quito, el 12 de noviembre de 2019. - Foto: Vicepresidencia

El tercer vicepresidente redujo los gastos a la mitad, desde 2017

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

10 Dic - 0:05

Otto Sonnenholzner cumple un año de funciones mañana. Bajo su administración, la institución fue reestructurada, disminuyeron el personal, los vehículos y las oficinas.

Desde mayo de 2017, la vicepresidencia ha pasado por varias reestructuraciones dependiendo de las atribuciones que el presidente Lenín Moreno otorgó a su segundo mandatario.

  • Jorge Glas estuvo a cargo del proceso de reconstrucción y reactivación de las zonas afectadas por el terremoto y del Consejo Consultivo y Tributario.
  • A María Alejandra Vicuña le encargó los programas de Economía Social y Solidaria, el vínculo con el Directorio del IESS, seguir con el Comité de Reconstrucción y dar seguimiento a la consulta popular de 2018.

En el ‘tercer capítulo’ de la vicepresidencia, desde el 11 de diciembre de 2018, el primer mandatario encargó a Otto Sonnenholzner el seguimiento del Diálogo Nacional, la implementación de la Agenda 2030, la promoción de inversiones extranjeras y la coordinación de los consejos sectoriales.

El empresario y radialista guayaquileño recibió una institución con 200 funcionarios y ahora quedan 120. El segundo mandatario dice que trata de ser un ejemplo de austeridad en el sector público.

La entidad se reorganizó en función a sus nuevos objetivos. Cuenta con una Secretaría General, cuatro coordinaciones internas y dos subsecretarías para ocuparse de sus atribuciones.

Los recortes y gastos de la vicepresidencia

En entrevista con PRIMICIAS, contó que también se redujeron los vehículos de 50 a una docena y se liberó uno de los edificios, El Comercio, donde ahora funciona la Secretaría de Comunicación la Presidencia, que pasó de ser autónoma a formar parte de Carondelet.

Según el informe de noviembre de cumplimiento del Decreto de austeridad, la vicepresidencia dejó de contratar servicios profesionales y de consultorías, redujo a la mitad el número de horas extra. Tampoco desarrolló eventos públicos, ni capacitaciones.

El documento indica que la entidad no tiene gastos en propaganda y publicidad, ni en arriendo, remodelación, adecuación o mantenimiento de inmuebles. Respecto a la depuración institucional los funcionarios del nivel jerárquico superior bajaron de 57 a 26, los de contratos ocasionales bajaron de 70 a 22 y los conductores pasaron de 23 a 14.

La reducción en el presupuesto de la entidad es visible. Como lo indica el gráfico superio, con la llegada de Sonnenholzner la vicepresidencia redujo sus gastos al 63%. De todas formas, aunque dentro del gasto público estatal esto represente un porcentaje mínimo, el funcionario dice que aunque lo critiquen seguirá con los “ahorros de cocinera”.

Sonneholzner cuenta que viaja en aereolíneas comerciales y con un solo asesor. Y cuando va al extranjero se apoya en el personal de las embajadas. Incluso se ríe al decir que en su último vuelo de regreso de Europa su maleta se quedó porque no había espacio en el avión.

Sin contar los egresos en personal, según la ejecución de gastos de la Vicepresidencia hasta octubre, los rubros más altos de gasto en este año son: transporte de personal (USD 44.663), pasajes al interior (USD 68.946), viáticos y subsistencias en el interior (USD 50.861).


También le puede interesar:

Noticias relacionadas