En 23 días deberá resolverse el pedido de remoción del alcalde Yunda

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

30 Mar 2021 - 0:02

El colectivo Quito Unido entregó el pedido de remoción del alcalde Jorge Yunda, el 29 de marzo de 2021. - Foto: API

En 23 días deberá resolverse el pedido de remoción del alcalde Yunda

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

30 Mar 2021 - 0:02

“Seguiré trabajando hasta el último día de mi período”, dijo Jorge Yunda, alcalde de Quito. Sin embargo, hay varias iniciativas que buscan impedirlo.

Jorge Yunda se posesionó como Alcalde en 2019. Y debería estar en el cargo hasta 2023. Sin embargo, las acusaciones por supuesta corrupción amenazan con interrumpir su período.

La vinculación a un caso por peculado, debido a la compra de pruebas Covid-19, y la divulgación de chats de su hijo Sebastián Yunda con funcionarios municipales, golpearon su gestión y su popularidad.

Concejales de distintos bloques han pedido su renuncia o separación momentánea del cargo. Y un grupo ciudadano presentó al Concejo Metropolitano un pedido de remoción.

Cuatro escenarios a la vista

Las leyes ecuatorianas ofrecen distintos caminos para terminar, de manera anticipada, el período de una autoridad de elección popular.

  • Encargo o renuncia

Eduardo del Pozo, concejal de Creo, instó al alcalde Yunda a que encargue su puesto, para que pueda defenderse de las acusaciones en su contra y que eso no perjudique a la ciudad.

Para encargar el puesto, Yunda podría acogerse a una licencia sin sueldo. Según la Ley Orgánica de Servicio Público (Losep), el alcalde podría solicitar 60 días de permiso.

A este beneficio se acogió, por ejemplo, Paola Pabón, prefecta de Pichincha, cuando estuvo detenida de manera preventiva en un caso por rebelión, relacionado a las manifestaciones de octubre de 2019.

En ese caso, según el Código Orgánico de Organización Territorial (Cootad), su reemplazo sería Santiago Guarderas, actual vicealcalde de Quito.

Él también reemplazaría indefinidamente a Yunda en caso de una renuncia, remoción o revocatoria. Los concejales Luz Elena Coloma (Creo) y Fernando Morales (Concertación) solicitaron al Alcalde que renuncie, pero él lo ha descartado.

  • Remoción

Otro camino es la remoción. Esta es una figura considerada en el Cootad y su implementación depende del Concejo Metropolitano de Quito.

El 29 de marzo de 2021, el colectivo Quito Unido solicitó al Concejo activar el proceso de remoción de Yunda. Marcelo Hallo, vocero de la agrupación, dijo que hay dos causales que justifican el pedido.

  • Incumplimiento de orden legítima de autoridad competente.
  • Despilfarro, uso indebido o mal manejo de fondos.

El pedido deberá ser conocido por la Comisión de Mesa del Concejo, integrada por Mónica Sandoval (Compromiso Social), Santiago Guarderas (Unión Ecuatoriana) y Fernando Morales (Concertación).

Y un concejal más que deberá reemplazar a Yunda en esa instancia.

Esta Comisión debe calificar el pedido de remoción y convocará a las partes para que presenten sus pruebas de cargo y de descargo.

Con base en esta información, la Comisión presentará un informe y se convocará a una sesión del Pleno.

En esa misma sesión, luego de conocer el informe y escuchar a las partes, el Pleno deberá decidir. Se requieren 14 votos para aprobar la remoción.

Actualmente, el correísmo tiene la mayor cantidad de votos. Sus nueve concejales han votado casi siempre a favor de Yunda.

El resto de votos, en cambio, se lo dividen Concertación, Creo e Izquierda Democrática, de oposición a Yunda; y Unión Ecuatoriana, movimiento que auspició la candidatura del alcalde.

Ante la divulgación de los chats que involucran al hijo del Alcalde, Guarderas, Marco Collaguazo y René Bedón, concejales por Unión Ecuatoriana, emitieron un comunicado en el que mostraron “sorpresa” por los hallazgos de la Fiscalía.

Y anunciaron que se mantendrán expectantes de lo que ocurra en el proceso judicial.

Según el Cootad, el proceso de remoción debería tomar un máximo de 23 días, desde su presentación hasta la votación en el Pleno.

  • Destitución

El tercer camino para que Yunda deje el cargo es la destitución por una sentencia condenatoria en su contra.

Sin embargo, para que esto ocurra, el fallo judicial debe ser de última instancia, es decir, de casación ante la Corte Nacional.

Yunda es parte de un proceso por peculado, relacionado con la compra de pruebas de Covid-19. A finales de abril de 2021 se realizará la audiencia preparatoria de juicio por ese proceso.

El 20 de abril de 2020 llegó al aeropuerto de Quito el primer cargamento de pruebas.

El 20 de abril de 2020 llegó al aeropuerto de Quito el primer cargamento de pruebas.  Archivo.

Recién en esa audiencia se definirá si el Alcalde va a juicio. Y luego vendrá el juzgamiento. En caso de que hubiera una sentencia, esta debería ser ratificada en apelación y casación antes de que se ejecute la destitución.

Además, la Fiscalía confirmó a PRIMICIAS que hay al menos media docena de investigaciones abiertas contra Yunda.

Estas son por delitos como delincuencia organizada, concusión, cohecho, peculado y tráfico de influencias. Pero están en etapa previa, es decir, lejos de significar una destitución.

Revocatoria del mandato

El cuarto escenario para Yunda es una revocatoria de mandato, aunque este es el más largo de todos.

Para iniciar este proceso, una persona debería presentar un pedido ante el Consejo Nacional Electoral (CNE). El pedido debe tener el respaldo de unos 590.000 quiteños.

Luego de que la autoridad electoral verifique la validez de las firmas de respaldo y de las causales de la revocatoria, convocará en 15 días a la realización del proceso revocatorio, que se realizará máximo en los 70 días siguientes.

Para que se ejecute la revocatoria, en el proceso se requiere la mayoría de los votos válidos, es decir, en el caso de Quito, son al menos 985.000 votos.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas