Jueves, 29 de febrero de 2024

Cuatro claves de la violencia y los atentados en Guayaquil

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

2 Nov 2022 - 5:28

Las autoridades atribuyen los atentados a una reacción de las organizaciones delictivas frente a la ofensiva del Estado. En lo que va de 2022, hay más de 1.200 muertes violentas en la Zona 8.

violencia Guayaquil

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

2 Nov 2022 - 5:28

Imagen de uno de los siete atentados con coche bomba en Guayaquil, el 1 de noviembre de 2022. - Foto: Fiscalía

Las autoridades atribuyen los atentados a una reacción de las organizaciones delictivas frente a la ofensiva del Estado. En lo que va de 2022, hay más de 1.200 muertes violentas en la Zona 8.

En menos de 24 horas, al menos cinco Unidades de Policía Comunitaria o UPC fueron blanco de atentados, la mayoría con explosivos. Cuatro de ellas en Guayaquil y una en el vecino cantón de Durán.

Otros seis ataques se registraron en gasolineras, y otro en el parqueadero de buses de la Terminal Terrestre de Pascuales, al noroeste de Guayaquil.

Un ataque más tuvo lugar en el Suburbio de Guayaquil y dejó dos policías asesinados.

En total, considerando otros atentados, cinco policías fallecieron y varios resultaron heridos.

Fueron atentados casi simultáneos, que habrían sido ordenados desde de una de las 36 cárceles del país. ¿Qué detonó la violencia?

Estas son cuatro de las claves de lo ocurrido en Guayaquil.

  • Desde la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil, hubo una alerta la noche del 31 de octubre de 2022. Familiares de los presos recibieron mensajes sobre una posible masacre en esa cárcel.

    Parientes de los internos se agolparon en las afueras de la Penitenciaría y permanecieron en vigilia hasta que se confirmó que el SNAI, o Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de la Libertad, trasladó a 200 presos de los pabellones 8 y 9  a otras cárceles del país.

    El pabellón 8 está liderado por Los Tiguerones y el 9, por Los Lobos.

    Esto detonó una revuelta en la cárcel de Esmeraldas, comandada también por Los Tiguerones.

    Ocho agentes penitenciarios fueron tomados como rehenes en la cárcel de Esmeraldas, a manera de presión para evitar el traslado de presos en la Penitenciaría del Litoral. Después de una negociación con las autoridades, fueron liberados.

  • La mayoría de los atentados tuvo como blanco las Unidades de Policía Comunitaria (UPC) de Guayaquil.

    El primer atentado se remonta a mayo de 2022, cuando un coche bomba estalló frente a la Unidad de Vigilancia Comunitaria de Florida Norte, al noroeste de Guayaquil.

    Luego de las primeras investigaciones, la Policía atribuyó a ese atentado a Los Tiguerones. La explosión no dejó víctimas.

    El segundo atentado fue contra la UPC de Socio Vivienda 1, que provocó la muerte de la policía Verónica Songor. También se le atribuyó a Los Tiguerones.

    El ministro del Interior, Juan Zapata, planteó la construcción de cuarteles intermedios, con 300 uniformados, para reemplazar a las UPC, en las zonas más conflictivas del país.

    Esto será en las provincias de Guayas, Manabí, Los Ríos, Santo Domingo de los Tsáchilas y Esmeraldas.

  • Pugnas por narcotráfico

    Con el asesinato del mafioso Leandro Norero, en la cárcel regional de Cotopaxi, el 3 de octubre de 2022, la disputa por las rutas del narcotráfico se desató entre Los Tiguerones y Los Choneros.

    Los Tiguerones, atrincherados en las calles y la cárcel de Esmeraldas, y Los Choneros repartidos en varias ciudades y cárceles, especialmente en Guayaquil.

    Los cabecillas de Los Choneros, José Adolfo Macías Villamar (alias 'Fito)' y Junior Roldán (alias 'JR') lideran la estructura desde la cárcel regional 8.

    El crimen de Jorge Luis Zambrano, alias 'Rasquiña', fragmentó a Los Choneros, que se dividieron bandas como Los Gángsters, Los Fatales y Águilas, bajo las órdenes de Fito y JR.

    Antes de ser asesinado, 'El Patrón' Norero había pactado supuestamente la paz con Fito y JR.

  • Horas después de los primeros atentados, el ministro Zapata dijo que la planificación y decisión de traslados de los internos de las cárceles está a cargo del SNAI.

    El funcionario agregó que estas "son reacciones al trabajo que el Estado está haciendo para contener a los grupos delincuenciales".

    Luego de los primeros atentados, el Ministerio de Educación informó de la suspensión de clases presenciales en tres planteles del sector de Pascuales (Guayaquil).

    El presidente Guillermo Lasso canceló su viaje a Estados Unidos, previsto para el feriado de difuntos, y declaró el estado de excepción en Guayas y Esmeraldas, con un toque de queda que empezó a las 21:00 del 1 de noviembre.