Respuestas a cuatro preguntas sobre el viaje de la NASA a la Luna

Tecnociencia

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

29 Nov 2022 - 5:20

Asistentes al lanzamiento de Artemis I a la Luna, en el Centro Espacial Kennedy, Estados Unidos, el 16 de noviembre de 2022. - Foto: Reuters

Respuestas a cuatro preguntas sobre el viaje de la NASA a la Luna

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

29 Nov 2022 - 5:20

Luego de cuatro intentos y miles de millones invertidos, la misión de la NASA, Artemis I, logró orbitar alrededor de la Luna. Pero, ¿Qué busca realmente la agencia espacial en el satélite?

Casi una semana después de despegar al espacio, la nave Orión alcanzó su destino: llegar a la Luna. Y esto incluyó pasar muy cerca del lado oscuro de la superficie lunar.

Luego Orion, la cápsula que hace posible la misión Artemis I de la NASA, se embarcó en la órbita lunar. Allí estará por las próximas dos semanas hasta regresar a la Tierra, y se tiene previsto que aterrice en algún lugar del océano Pacífico el 11 de diciembre. 

Como dijo el emocionado director de vuelo de la NASA, Zebulon Scoville, el lanzamiento de Orion y Artemis I es uno de esos “días que has pensado y soñado por un largo, largo tiempo”. 

Según Scoville, la NASA y concretamente Estados Unidos puso a la “humanidad en la Luna por primera vez en 1969, pero ahora buscan llegar más lejos”. 

¿Qué busca exactamente la agencia espacial en un lugar a donde ya fue hace 50 años? El oceanógrafo y catedrático de la Escuela Politécnica del Litoral (ESPOL), Jonathan Cedeño, explica lo trascendental de la nueva misión. 

¿Qué hay en el lado oscuro de la Luna? 

Pese a los USD 4.000 millones invertidos en el cohete SLS, el más potente jamás construido, la misión Artemis no ha recibido la atención que merece como sí ha tenido el telescopio James Webb. 

Esto quizás se explica porque a bordo de Orion y el SLS no viajan astronautas reales, sino maniquíes. 

Pero, la NASA asegura que hasta ahora la misión ha excedido las expectativas, y que traerá justo lo que ellos buscan.

Se prevé que Artemis lleve al hombre a explorar por primera vez el ‘lado oscuro de la Luna’.

“Si hablamos de combustibles, la Luna es rica en agua, disponible en forma de hielo”, dice Cedeño, especialista en variabilidad climática y observación de los océanos por sensores remotos.

Pero si se divide el agua en hidrógeno y oxígeno, y luego se ‘licuan’ sus constituyentes, “se tendría combustible para cohetes”, añade.

Sobre el lado oscuro de la Luna, según Cedeño, este sector tiene la mayor concentración de Helio-3. Y este gas tiene un buen potencial para “usarse como combustible en reactores de fisión, que podría energizar una eventual base lunar”.

¿Qué equipos probará la NASA? 

El profesor Cedeño de la ESPOL sostiene que llegar a la Luna también es una oportunidad para probar nuevas tecnologías de las lanzaderas o cohetes, y de las cápsulas tripuladas.

Desde un inicio, la NASA ha mencionado que el primer episodio de Artemis será de prueba. 

Lo más importante es probar la potencia y capacidad del cohete SLS, que eventualmente llevará a astronautas reales a la Luna, en 2025. 

El SLS (siglas en inglés de Sistema de Lanzamiento Espacial) tiene cuatro motores RS-25 y dos propulsores adjuntos. Esto significa que es 15% más potente que el cohete Saturn, usado en las misiones Apolo del pasado. 

La propia nave Orión viaja a 8.200 kilómetros por hora, y superará la distancia récord del Apolo 13, tras completar un sobrevuelo lunar de 64.000 kilómetros. 

Fotografía cercana de la cápsula Orion, parte de la misión Artemis I, el 25 de noviembre de 2022.

Fotografía cercana de la cápsula Orion, parte de la misión Artemis I, el 25 de noviembre de 2022.  Reuters

Y luego están los equipos adicionales que viajaron con Artemis I, como los 10 minisatélites CubeSats de investigación. 

Cada uno de tiene el tamaño de una caja de zapatos y tomarán varias trayectorias una vez que Orión alcance la órbita lunar. 

Uno de los CubeSats es el LunaH-Map, una especie de nave espacial muy pequeña que creará un mapa de superficie lunar mediante la tecnología de neutrones.

¿Se piensa en Marte? 

Muchos han sido los intentos por explorar y colonizar Marte. Y alunizar en el satélite natural de la Tierra en 2025 será como una antesala para viajar eventualmente al planeta rojo. 

Según explicó el director del Observatorio Keel del Reino Unido, Jacco Van Loon, a diferencia de Apolo hace 50 años, que no tenía una visión a largo plazo, el objetivo de Artemis es explorar el sistema solar.

Además, durante el lanzamiento de Orión la NASA aseguró que “volverán a la Luna para aprender a mandar humanos a Marte”. 

En efecto, el profesor de la ESPOL, Jonathan Cedeño, sostiene que la intención de la NASA es hacer de la Luna una especie de base de exploración.

“Será un punto intermedio de misiones que apuntan a llegar a otros planetas, como Marte”, añade el profesional.

¿Habrá turismo espacial? 

Finalmente hay un componente comercial en los nuevos intentos por llegar a la Luna y luego a Marte. Se trata del turismo espacial o viajes para personas que no son astronautas, pero tienen mucho dinero.

Al momento, clientes millonarios ya han hecho pequeños y cortos viajes con la compañía Blue Origin de Jeff Bezos, y el próximo año se espera que Virgin Galactic, de Richard Branson, lleve pasajeros al espacio. 

En la lista también está la empresa SpaceX del magnate Elon Musk. De hecho, Musk tiene un contrato con la NASA para llevar a los primeros astronautas de la misión Artemis. 

Noticias relacionadas