Retraso en parte de los estudios para posible reubicación de captación de agua de Coca Codo

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

13 Sep 2021 - 0:05

Una vista panorámica de las obras de captación de la Central Hidroeléctrica Coca Coco Sinclair, en 2019. - Foto: Celec

Retraso en parte de los estudios para posible reubicación de captación de agua de Coca Codo

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

13 Sep 2021 - 17:32

El fenómeno de erosión regresiva está a solo 7,9 kilómetros de la captación de agua de la hidroeléctrica Coca Codo, por ello un estudio recomendó reubicar este proceso para evitar que la central se paralice.

La Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) asegura que la construcción de una nueva obra para la captación de agua de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair (CCS) no implicará la paralización de la central.

Esta hidroeléctrica, una de las obras emblemáticas del gobierno del expresidente Rafael Correa, le costó al país USD 2.245 millones.

Pero una parte de la central, que tiene una potencia instalada de 1.500 megavatios, corre el riesgo de dejar de operar. Existe este riesgo por el fenómeno natural de erosión regresiva en las márgenes del río Coca, en los límites de las provincias de Napo y Sucumbíos.

Hasta el momento, la erosión regresiva está a tan solo 7,9 kilómetros de la captación de agua de la central hidroeléctrica.

Por ello, la reubicación de la captación de agua de CCS fue una de las recomendaciones del Buró de Reclamaciones de Estados Unidos, una agencia adscrita al Departamento del Interior de Estados Unidos y especializada en la gestión de recursos hídricos.

Pero esta reubicación se aplicaría -únicamente- en caso de que la erosión regresiva avance hasta un punto inviable para el funcionamiento de la central. Es allí que Celec construirá unas pantallas rígidas para detener el fenómeno, es decir a 1,2 kilómetros de la actual obra de captación de Coca Codo Sinclair.

Según Celec, esta construcción de las pantallas rígidas permitirá que no haya una paralización de las operaciones de la central hidroeléctrica.

Una vista panorámica de la obra de captación de agua de Coca Codo Sinclair, el 24 de marzo de 2021.

Una vista panorámica de la obra de captación de agua de Coca Codo Sinclair, el 24 de marzo de 2021. Primicias.

Dos contratos fallidos

Mientras la erosión sigue su avance, Celec intenta contratar nuevas investigaciones para determinar una posible reubicación del proceso de captación, aguas arriba de la actual obra.

La idea es conocer si es posible concretar una nueva captación ya sea en el río Salado o en el río Quijos, los dos afluentes que forman el río Coca.

Pero los dos procesos de contratación de las investigaciones, y que tenían un presupuesto referencial de USD 172.908 cada uno, no han prosperado. El primero fue cancelado y el segundo se declaró desierto por incumplimiento de requisitos por parte de los oferentes, según los registros del Servicio Nacional de Contratación Pública.

En uno de los procesos fallidos, Celec señala que si la erosión continúa “puede llegar a afectar la captación actual del proyecto, y por esta razón es necesario empezar con nuevas investigaciones aguas arriba de la captación, ubicando adecuados y posibles sitios para emplazar las obras”.

Luego que los dos procesos de licitación fallaran, Celec informó que emprenderá una nueva contratación. Estos estudios de prefactibilidad y factibilidad deberán estar listos en el último trimestre de 2021.

Con estos informes, el Gobierno podrá establecer una primera estimación del costo de la construcción de la nueva obra de captación de agua en la central Coca Codo Sinclair.

Coca Codo no opera al 100%

Actualmente, Coca Codo no opera al 100% y solo lo hace con cuatro turbinas, que aportan 750 megavatios de potencia al Sistema Nacional Interconectado (SNI). Las cuatro turbinas o unidades restantes se encuentra en un proceso de mantenimiento.

En tanto que la posible reubicación de la captación de agua y de las obras de emergencia son parte de las acciones que emprendió el Gobierno para que la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair no deje de operar.

Pero Celec no quiere correr riesgos, y por ello prepara un ‘plan b’ en caso de que la central deje de operar. Se trata de un ‘Plan de Recuperación del Parque Termoeléctrico de Celec’.

Las termoeléctricas son infraestructuras que generan energía eléctrica a partir de la combustión de diésel, gas natural o fuel oil.

La Corporación tiene previsto generar 426 megavatios de potencia con la recuperación de 11 unidades térmicas hasta mayo de 2022:

  • Esmeraldas I y Esmeraldas II, de Termoesmeraldas.
  • Aníbal Santos, Trinitaria, Santa Elena II, Santa Elena III y Álvaro Tinajero, de Electroguayas.
  • Miraflores, Manta II y Jaramijó, de Termomanabí.
  • Machala II, de Termogas Machala.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas